miércoles, 29 de junio de 2011

Boudou, River y el calefón

Por María Zaldívar (*)

La espada de Damocles que nos ha puesto el equipo de nuestros amores a los millonarios me deparaba un fin de semana decididamente amargo, por lo que decidí, a pesar del frío, salir a almorzar a un lugar agradable, de esos donde se come bien y se ve gente linda. Transcurría un rato tal cual lo planeado hasta que hizo su entrada el vice-ministro de economía. Rápidamente, como una reacción involuntaria vinieron a mi memoria sus recientes declaraciones sobre la necesidad de profundizar el populismo.

¡Esta es mi oportunidad de saber estrictamente qué quiso decir! me dije mientras lo veía acomodarse en una paquetísima mesa del paquetísimo restó ubicado en pleno corazón del paquetísimo barrio de Recoleta, donde nací, valga la aclaración como para aventar suspicacias.


Así fue que como la curiosidad periodística condujo mis pasos hasta su mesa y, antes de retirarme, solicité unos minutos de su tiempo y le pregunté: “¿Dígame, Feletti, comer en Recoleta es lo que Ud. entiende por “profundizar el modelo”? Balbuceó un par de banalidades que seguramente ni él mismo cree, le agradecí su deferencia de atender mi inquietud y salí, descompuesta.

Mi primer intento por gratificarme había naufragado en manos de la hipocresía kirchnerista. Con las tripas revueltas y el risotto en la nariz caminé hasta el Patio Bullrich donde un ramillete de menemistas cafeteaba a la vista de hordas de transeúntes que circulaban con aspecto de padecer algo parecido al síndrome de abstinencia mientras aprovechaban el 20% de descuento ofertado para este fin de semana en el shopping y se dedicaban al deporte nacional que el kirchnerismo impuso: comprar baratijas. Apenas reparaban en ese grupejo de ex funcionarios responsables también de la decadencia de hoy; por peronistas y por haber acompañado un proceso que limó las instituciones hasta el punto que defenderlas lo hace a uno parecer un estúpido.

Como no estaba dispuesta a pagar el precio de contemplar la cara de esos impunes, ahora “habitués” del Patio, por degustar un expreso y sin necesidad de comprar nada para llenar ningún vacío pues no hay pilcha que pueda paliar la angustia que padezco porque es de otra entidad, decidí volver a casa. Y casi como reflejo condicionado, prendí el televisor. ¡¿Para qué?! La parafernalia peronista me esperaba para el mazazo final: el despliegue tecnológico no permitía que se escapara detalle alguno. Me morfé desde la estirada de Garré a los ojazos de la Giorgi de Ordóñez; los insistentes pañuelos de las madres, sin la compañía del parricida en esta oportunidad; D’Elía; Depetris, Carlotto, el infaltable e inefable Hugo Moyano y hasta Flopi recién llegada del imperio.

Identifiqué en primera fila, el personaje más cascoteado de la política nacional quien, contra todos los análisis, yo considero un estratega. Después de Cobos, Scioli debe ser el tipo más detestado por el kirchnerismo y ahí sigue gracias a lo que todos le achacan: su capacidad para comerse sapo tras sapo. ¡Pero si esa es su exclusiva virtud! Si no fuera por eso, el “shot” que le hubiesen pegado hace años aún lo tendría en órbita. Scioli sobrevive porque no ofrece resistencia y, dicho sea de paso, dicen que ese estilo colaborador es la forma menos dolorosa de dejarse violentar.

Gobernadores, diputados y ministros se besuqueaban como marca el protocolo kitsch. Eso y los trajes negros son clave en la estética de esta nueva sub raza bisoña. Había demasiada gente entusiasmada que se apretujaba por estar por lo que me perdí de ubicar a Rachid y Morgado. O probablemente seguían demorados en alguna comisaría acusándose mutuamente de corrupciones en las que todos los funcionarios incurren y que ellos, con incomprensible torpeza, hicieron públicas. Hablando de bisoños.

Por ahí finalmente hizo su entrada triunfal la viuda y unos minutos más tarde, Él abriendo una puerta para no pasar desapercibido. Si hubiese habido uniformados en el cuadro habría creído estar viendo en “Volver” un capítulo del sketch de Olmedo “Costa Pobre” pues todo lucía igual de ridículo y desesperantemente berreta: los funcionarios amontonados, los tarados que se reían de los chistes de la presidente, los otros tarados que hacían flamear banderas y los millones de tarados que tolerábamos desde el otro lado de la pantalla tanta basura. Pero faltaba Olmedo y sin él, aquello no era gracioso sino patético.

El dedo de Cristina, el mismo con que se auto-ungió candidata a presidenta, se posó sobre el canchero ministro de economía, el de la Harley Davison, el rockero que vino de Mar del Plata. Y así, por obra de la arbitrariedad discrecional del peronismo Amado Boudou se alzó con la candidatura a vicepresidente. ¡Pavada de cargo!

Para entonces ya anochecía. Modesta como me han vuelto dos mandatos K más la perspectiva de un tercero, elevé los ojos al cielo y supliqué que, por el día, terminaran allí mis contactos con la realidad política. Con que no nos tuviesen reservadas más sorpresas ni nombramientos me contentaba.

Eso se me dio pero no fue suficiente. El futuro posible se negó a darme un respiro y así como Feletti malogró mi almuerzo, Cristina me aguó la comida. Una sensación de profunda tristeza confirmó el peor pronóstico: estamos en el horno.

(*) María Zaldívar en : http://www.mariazaldivar.net/

Fuente: http://www.informadorpublico.com/100336.html

CFK, entre Catalina de Rusia y María Antonieta

Por Guillermo Cherashny (*)

El estilo monárquico de selección de candidatos instaurado por Cristina Fernández hizo que la diputada Graciela Camaño la comparara ayer con María Antonieta, por su falta de apego a la realidad y por terminar guillotinada, en parte como consecuencia de su autismo. Pero tratándose de vidas paralelas, CFK se parece más a Catalina La Grande de Rusia, porque, al igual que ella, es un déspota ilustrada y una mecenas de las artes, ciencias y el mundo del espectáculo. Y también por su crecimiento político: las políticas de su marido Néstor Kirchner la dejaron a la muerte de éste con sólo el 30% de los votos, que fueron los obtenidos en junio del 2009. Desde esta debilidad, creció espectacularmente hasta un 42%, que le permitiría ganar las elecciones presidenciales del 23 de octubre en la primera vuelta, gracias al sistema particular acuñado por la reforma constitucional de Carlos Menem y Carlos Corach, hoy aliados del kirchnerismo, distinto al de la mayor parte de los países del mundo, que sostienen que, para evitar el ballotage, hay que contar al menos con el 50% de los votos.


Resulta curioso que las decisiones monárquicas de CFK sean completamente legales, ya que no infringen ninguna ley ni la Constitución Nacional. Y, sobre todo, esto ocurre así porque el viento de cola que empuja la economía, permite la existencia de un voto cuota similar al que tuvo su ahora aliado Menem. Gracias al voto cuota, éste ganó las elecciones del ‘91, ‘93 y ’95, hasta las derrotas del ‘97 y ‘99. En paralelo, el voto cuota K permitió el triunfo del 2005 y el 2007, para pasar luego a la derrota del 2009 y ahora al posible triunfo en el 2011, también sobre el voto cuota. Así es que gobernadores, intendentes, gremialistas y aliados políticos se tragan con gran decisión el sapo monárquico.

Vienen por la renta

Sin embargo, no hay que subestimar a nuestra Catalina la Grande, la déspota ilustrada que ve en La Cámpora un versión mejorada de la juventud maravillosa, que hoy ya no plantea la lucha armada para cambiar la sociedad, junto con las organizaciones de derechos humanos, que tienen los ojos siempre puestos en la nuca. Pero la profundización del cambio, como dice el actual viceministro de Economía y futuro diputado Roberto Feletti, significa sencillamente que vienen por la renta. Esto, además de continuar con la guerra contra los medios de comunicación, Techint y todo el empresariado en general. Esta política es contraria a la que se aplica en todo el mundo y, junto a una inflación del 25% anual, va a un fracaso total que sólo lo disimula el viento de cola internacional que sí existe aunque CFK lo niegue. En definitiva, ella sí parece María Antonieta. Y es muy triste que en la Argentina del 2011 tengamos que soportar decisiones monarquías aceptadas por una pléyade de alcahuetes y aplaudidores.

(*) Guillermo Cherashny Editor de Informador Público

Fuente: http://www.informadorpublico.com/100326.html

Robar: ¿es un derecho humano?

Por Malu Kikuchi (*)

Los 10 mandamientos que rigen tanto a judíos como a cristianos, dicen en el 7º: no robarás. En el Corán, libro sagrado del Islam, robar debe ser castigado con el corte de la mano pecadora.

En todos los códigos penales, de todos los países, robar está penado. En el nuestro, las estafas y defraudaciones, figuran desde el artículo 172 al 175. Resumiendo: robar, estafar y defraudar, no es sólo un pecado, además es un delito. Está mal. Robarle a un pobre, es peor.

Y la ley sobre fundaciones, Nº 19.836, dice en su artículo 1º: “Las Fundaciones son personas jurídicas que se constituyen con un objeto de bien común SIN OBJETIVO DE LUCRO. Los fundadores de la fundación son SOLIDARIA e ILIMITADAMENTE RESPONSABLES POR LAS OBLIGACIONES CONTRAÍDAS”.

Se lo advertí, ni River, ni Mariotto, ni Boudou, “Sueños compartidos”, mamá Hebe, su ex hijo del corazón, Sergio Schoklender, y la falta de controles por parte del gobierno nacional sobre los fondos entregados, que salieron de nuestros bolsillos, son el tema.

“Les robaron los DDHH a los pobres, en nombre de la ideología”, dijo Lilita Carrió. De la ideología y también en nombre de los muchísimos millones de pesos, que los muchos protagonistas de este infame culebrón real, le han agregado a sus patrimonios personales. En detrimento de los pobres que dicen “ayudar”.

A esta altura de los acontecimientos, pareciera indiscutible que Sergio Schoklender es responsable por algunos negociados realizados a través de la Fundación Madres De Plaza de Mayo, devenida en empresa constructora de casas, en principio para personas necesitadas.

Son demasiados los datos precisos al respecto. Desde su abultado e inexplicable patrimonio personal, pasando por el “country” El Patacón en la zona de Pilar, donde 7 de las casas están construidas con materiales de la Fundación y escrituradas a nombre de los hermanos Schoklender y de la mujer de Sergio; se acaba de descubrir otro avión de su pertenencia, pasando por los contratos firmados y no cumplidos con diferentes municipios de distintas provincias argentinas.

¿Recuerda el alud de Tartagal a principios del 2009? El 17/2/09, el intendente Leavy firmó con la Fundación Madres un convenio para construir 350 casas. El 25/2/09, en la inmobiliaria Rivadavia, firma Guanini, en presencia del intendente Leavy, Sergio Schoklender pagó en efectivo $80.000 como adelanto por 10 hectáreas que costaban $500.000 y pagó $20.000, en efectivo, a cuenta por otras 10 has.

En marzo 2009 pagaron $170.000 y de los $47 millones entregados por el gobierno nacional a la Fundación, para la construcción de viviendas en Tartagal, nunca más se supo nada. Las casas no se construyeron.

La cuenta es simple, 80.000 + 20.000 + 170.000 suman 270.000, si los restamos de 47.000.000 el resultado es de $46.730.000. Dejar sin techo y en nombre de los DDHH a personas necesitadas es un muy, pero muy redituable negocio. Y esto es sólo un ejemplo.

Sin pretender condenar, hecho que le compete al poder judicial, y conste que el poder judicial y la justicia últimamente no parecen ponerse de acuerdo, supongamos que Sergio Schoklender es culpable de todas las defraudaciones que se han hecho en nombre de la Fundación de Madres de Plaza de Mayo. ¿Pero Sergio lo hizo solito?

¿Nadie se enteró que los millones de pesos de todos los contribuyentes argentinos, graciosamente donados por el gobierno nacional a la Fundación, desaparecían sin haber cumplido la mayoría de aquello que se habían comprometido a realizar?

¿Nadie desde el gobierno nacional, o los gobiernos provinciales o municipales, o la UIF (ante la que había sido denunciado el fraude) controló a donde iban a parar los millones de pesos? ¿Todos estaban tan, pero tan distraídos que no se enteraron? ¿Todos estaban mirando otro canal? Es difícil de aceptar.

En la Fundación, los que no se fueron indignados con lo que veían, que fueron muchos, ¿nadie se animó a preguntar por el uso de los fondos que no llegaban a destino? Si fue así, y nadie cuestionó, es que tenían miedo. Y miedo sólo se le tiene a mamá Hebe. ¿Mamá Hebe no sabía, no quería saber, no le importaba o era consciente?

Supiera o no, estuviera al tanto y formara parte del fraude, o estuviera al tanto y no hiciera nada al respecto, o simplemente estuviera ocupada en insultar a todos aquellos que ella considera enemigos del generoso gobierno K, que la sostiene, de acuerdo a la ley de fundaciones, ella es solidariamente responsable del defalco.

También lo son los mucho funcionarios, desde ministros hasta secretarios, pasando por intendentes a punteros, todos son responsables y deben dar respuesta por lo hecho con los dineros y por lo no hecho con esos mismos dineros.

No es cuestión que Sergio, condenado por doble parricidio (¡qué más se puede pedir!, toda otra acusación es leve comparada con esta), se le adjudiquen todas las culpas. Estas han sido compartidas de verdad, no como los “sueños compartidos”, que no lo fueron.

Porque de seguir así, y con tal de no llegar hasta donde hay que llegar, que además de la intocable mamá Hebe, roza las más altas esferas del gobierno, vamos a enterarnos un día de estos que Sergio escondió los desaparecidos dineros de Santa Cruz, llenó de cocaína a Southern Winds, maquinó el fraude de SKANSKA, se disfrazó de Antonini Wilson para entrar la célebre valija de los US$800.000 y es responsable de todos los desaguisados que han ocurrido y siguen ocurriendo en el país.

El chivo emisario es una figura bíblica. Se supone que carga con todos los pecados del pueblo y se lo sacrifica como acto de purificación. Si Schoklender es culpable del fraude atroz que significa estafar a los pobres en nombre de supuestos DDHH, y todo indica que sí, que es culpable, debe pagar.

Los demás, los que lo permitieron, a conciencia o sin saberlo, los que probablemente se enriquecieron tanto como Schoklender, también tienen que pagar. Sean quienes fueren, representen lo que representen, deben pagar.

Y este manso, cansado, desganado, indiferente pueblo argentino del que formo parte, ante tamaño atropello a la buena fe, a la pobre gente que se dice defender, a los vapuleados DDHH tuertos, manipulados y usados de la peor manera posible, debe reaccionar.

No permitamos que temas mediáticos como River, o político/electorales como imponerle el vicegobernador a Scioli (¡viva el federalismo!) y elegir a ¡Boudou! (ver “Y el vice” 22/5/11) como compañero de fórmula, nos distraigan del atropello moral que ha significado el fraude perpetrado desde la Fundación de Madres de Plaza de Mayo.

Si los defensores de los DDHH piden “juicio y castigo”, agreguémosle, y DEVOLUCIÓN (1). El voto de cada uno de nosotros puede cambiar la historia. De nosotros depende. Octubre está cerca.

Nota : (1) El agregado es idea de Emilio Perina (h).

(*) Malú Kikuchi

Fuente: http://www.lacajadepandoraonline.com/
y también en : http://www.informadorpublico.com/Malu_Kikuchi.html

martes, 28 de junio de 2011

Las opciones económicas del próximo gobierno

Por Roberto Cachanosky (*)

Más tarde o más temprano alguien tendrá que asumir el costo político de decir que se acabó la fiesta artificial de consumo. Qué haría un nuevo gobierno kirchnerista o un gobierno de la oposición.

El proceso económico normal, sin inventos raros, indica que para que un país pueda tener salarios reales cada vez más alto debe seguir la siguiente secuencia: 1) crear condiciones institucionales para atraer inversiones, 2) el ingreso de capitales que se hunden en inversiones en el sector productivo genera más demanda de mano de obra, 3) esa mayor demanda de mano de obra incrementa el salario, 4) las inversiones en bienes de capital aumentan la productividad de la economía y ese aumento de productividad permite pagar salarios más altos, conduciendo a un mayor consumo.

Este es el proceso lógico que ignoró el kirchnerismo. Fue directo a aumentar el consumo. Para lograr ese objetivo de generar un consumo artificialmente alto usó varios mecanismos (consumo de stocks de capital, impuesto inflacionario, mayor presión impositiva, confiscaciones, etc.) y tuvo de su lado la suerte de la santa soja. Es más, a pesar de todas las barbaridades económicas que se dijeron en el 2008 para impulsar la 125, entre ellas estaba el argumento de que era necesario diversificar la producción de granos por cuestiones ecológicas, lo cierto es que en la campaña 1999/2000 la soja representó el 34% de la producción de los principales granos (trigo, maíz, girasol y soja). En la campaña 2009/2010 la soja representó el 62% del total de producción de granos. En otras palabras, si el objetivo era desojizar la producción de granos, lo único que consiguieron fue incrementar la producción del yuyito, mientras la producción de trigo bajó de 15,3 millones de toneladas a 7,5 millones. Hoy se produce la mitad de trigo de lo que se producía 10 años atrás.

Ahora bien, otro dato a tener en cuenta es que en las últimas campañas las exportaciones de soja crecen más por el precio internacional que por cantidad producida y no se ve que en un futuro inmediato pueda producirse otro salto de productividad en la soja. Es decir que para seguir financiando su política populista el gobierno tendría que aposta a que la soja siga subiendo de precio. Quienes hayan leído el documento de trabajo que hicimos con Dick Schefer sobre si el actual precio de la soja es sustentable, saben que ese escenario es poco probable.
Para imaginar el futuro económico que nos depara el escenario electoral, tenemos que tener en cuenta los problemas que se han generado y las posibles “soluciones”.

En primer lugar, sabemos que al poner el acento en el consumo y despreciar la inversión, el gobierno tiene que seguir buscando mecanismos de financiamiento para sostener el mayor consumo o bien aplicar el temido ajuste. Como el kircherismo no va a asumir el costo político del ajuste, entendiendo por costo del ajuste decirle a la gente que llegó el momento de la verdad y que hasta ahora habían consumido por encima de las posibilidades reales y que la fiesta se acabó, el economista solo puede trabajar por descarte y ver qué puede hacer el próximo gobierno.

¿Cuáles son sus opciones? Aumentar impuestos es poco probable. No hay mucho margen para seguir expoliando a los contribuyentes. Puede colocar deuda interna desplazando al sector privado del mercado crediticio, pero eso le enfriaría la economía, así que esta herramienta tiene bajas chances de ocurrir. Colocar deuda en el exterior es posible pero pagando altas tasas de interés. Más impuesto inflacionario es otra opción, pero se corre el riesgo que se le desmadre la inflación. ¿Qué le queda? Confiscar algún stock o flujo del sector privado. La realidad es que mucho stock de activos líquidos no hay, por lo tanto la opción que quedaría pasaría por confiscar algún flujo, por ejemplo, estatizar el comercio exterior de granos.

Las opciones de política económica que entran en el menú del kirchnerismo son básicamente las mencionadas. Más inflación y nuevas confiscaciones de flujos, lo cual implicará desestimular más la inversión. Si estatizaran el comercio exterior de granos seguramente terminará pasando lo mismo que pasó con la carne. Se impidió la exportación de carne vacuna, los productores liquidaron sus rodeos y, durante un tiempo hubo carne barata, pero en el largo plazo ocurrió lo que tiene que ocurrir cuando uno comete gruesos errores en economía. Hoy el precio de la carne es prohibitivo, por eso el consumo bajó de 75 kilos por habitante por año a 55 kilos y, encima, los frigoríficos están en crisis porque no tienen materia prima para trabajar. Sencillamente no hay vacas para faenar. Esto lleva a problemas de ocupación en el sector. Lo mismo ocurrirá con la soja si el gobierno estatiza el comercio exterior. Al principio tendrá más recursos para financiar el populismo, pero luego, el desestimulo hará que se produzca menos soja (igual que los casos de carne y gas) y se habrá matado a la gallina de los huevos de oro.

Es decir, las opciones de un eventual tercer mandato kirchnerista solo pasan por arruinar más la economía para sostener, con parches, un consumo artificialmente alto por otro tiempo más hasta que todo termine en una nueva crisis económica. Obviamente que este camino requerirá de un autoritarismo creciente.

¿Y por el lado de la oposición? Francamente no veo a ningún candidato dispuesto a hacer el trabajo sucio de sincerar la economía en términos nominales. Esa historia de que van a hacer un plan económico para bajar la inflación gradualmente a un dígito en el plazo de 4 años es un cuento chino que los economistas sabemos que no puede funcionar. No es lo mismo dominar una inflación del 5% anual que una del 25 o 30 por ciento anual y, encima, con una batería de subsidios que se come el presupuesto. Es comprensible que los políticos no se animen a decir que para dominar la inflación van a tener que tomar medidas muy duras, porque si dijeran eso la gente no los votaría, pero cualquier persona medianamente informada en temas económicos sabe que en algún momento se acabarán los boletos de colectivo, tren y subte baratos así como la energía y el gas. Recomponer solamente este tema implica pagar un costo político importante.

Pero también tenemos un gasto público infinanciable, por eso el gobierno confisca activos, nos mata con impuestos, inflación y se come las reservas del Central. ¿Pregunta? Alguien de la oposición se animará a anunciar una baja del gasto público en términos nominales. En 2001 López Murphy lo intentó y los medios y dirigentes políticos le saltaron a la yugular. Además, ven lo que pasa en Grecia y les agarra pánico.

Trabajando por descarte para imaginar el futuro económico, analicemos las opciones. Sabemos que hay dos factores de producción: 1) mano de obra y 2) capital. Hoy día las empresas tienen costos laborales que no se corresponden con la productividad de la economía y medidos en dólares son más altos que en la convertibilidad. Por el lado del stock de capital hubo consumo (rutas en mal estado, sistema energético colapsado, menor cantidad de cabezas de ganados, etc.). ¿Puede haber más inversión en stock de capital? Para eso tendría que regresar los capitales al país y tener previsibilidad en las reglas de juego. Con el kirchnerismo no regresarán y con la oposición se tomarán su tiempo para ver si aplican políticas económicas sensatas.

No veo que en un próximo gobierno, kirchnerista o no kirchnerista, vayamos a tener un aluvión de inversiones en el sector real de la economía que reemplace el consumo como motor del crecimiento.
¿Entonces? La única opción que queda será hacer barato uno de los dos factores de producción. Como el costo de capital no pueden reducirlo por el riesgo argentino, solo queda bajar los salarios.

Y aquí viene el gran punto: ¿alguien se animará a bajar los salarios en términos nominales? Si la respuesta es no, el lector ya sabe cómo termina esta historia: caída del salario real con otra llamarada inflacionaria. En el caso del kirchnerismo posiblemente esa llamarada se postergue un tiempo con la estatización del comercio exterior. En el caso de la oposición tendrá menos margen de acción si es que pretende diferenciarse del oficialismo en cuanto a la arbitrariedad de las medidas que se adoptan.

El final de esta historia ya lo conocemos. La única duda que me queda es cuánto colchón social tiene hoy la Argentina para que la gente acepte pacíficamente el nuevo choque contra la realidad. Hoy la pobreza y la indigencia son demasiados altos como para bancarse otra llamarada inflacionaria al estilo 1975, 1982, 1989 y 2002 sin que se produzca un alto grado de conflictividad social.

El kirchnerismo nos ha metido en un gran problema. Si gana CFK las elecciones de octubre heredará su propio Frankestein económico. Si gana la oposición tendrá que lidiar con el monstruo económico que crearon Néstor y Cristina.

(*) Roberto H. Cachanosky. Licenciado en Economía - Universidad Católica Argentina (1980).
Consultor económico.

Fuente: http://www.economiaparatodos.com.ar/ver_nota.php?nota=3177

El estatismo hace de todo, menos lo que tiene que hacer

Por Orlando Ferreres (*)

El Estado, como extractor del jugo del trabajo de todos, es un verdadero vampiro que chupa la sangre del sector productivo y la pasa al sector burocrático. Como gastador es anémico, gordo, sin fuerza. Esta imagen del vampiro anémico (coincide con la de un escritor francés que se refirió al tema en la década del 60 o 70) refleja la evolución del Estado en los últimos 150 años.
Vito Tanzi y L. Schuknecht, FMI, Ocde (The Economist, 25 marzo 2011)

No ha solucionado los grandes problemas de las fluctuaciones cíclicas y sus secuelas sobre el desempleo que han ocurrido a pesar de los enormes gastos en controles y regulaciones estatales y además para arreglarlas se apela a más gasto público. Tampoco ha sido eficiente en las prestaciones de los bienes públicos indelegables como salud, educación, justicia, defensa, seguridad y plan estratégico de país. Es más, se descuida la calidad de estos bienes públicos indelegables y el Estado se hace cargo de producciones que podrían ser abastecidas por inversores de riesgo privado. No se concentra en sus funciones propias, sino que cree que puede hacerlo todo.

Nuestro país sigue la misma tendencia general, pero más acentuada. En 2002/3 el gasto público consolidado llegó al 28% del PIB y en 2010 fue de 45% del mismo. Para este año 2011, con el aumento nominal de salarios, jubilaciones y elecciones, el gasto consolidado crecerá más del 30% y podría superar el 50% del PIB del país, cifra nunca alcanzada hasta ahora, ni aun con la guerra de Malvinas en la etapa militar del proceso.

La imagen del vampiro anémico refleja la evolución del Estado en los últimos 150 años
Hacia 1810/20 el gasto público en la Argentina era menor al 3% del PIB. Creció mucho en la década de 1930 con las regulaciones y la obra pública, se expandió con el Estado empresario desde 1945 (Ferrocarriles, electricidad, servicios públicos) y luego nunca dejó de crecer, ya sea para salvar un empresario quebrado (bajo el pomposo nombre de "salvar las fuentes de trabajo") o hacerse cargo de papeleras, aerolíneas, y demás nacionalizaciones con el marketing adecuado para venderle esa idea a la gente, pero pensando en la "caja" significativa para administrar ("¡ahora es nuestra!").

Este último punto es importante dado que muchos sectores del Estado se han convertido en la fuente de dinero ("caja") que sale para la política, ya sea de los contratos de obra pública o empresas del estado, en combinación con empresarios prebendistas o contratistas, y la paga todo el pueblo, mediante los impuestos sobre el consumo o sobre los salarios. Esto parece que es imposible de probar y aún menos de controlar en la práctica.

Pero lo que es peor aún es que a pesar de este enorme gasto público no hay mejoras palpables en la Salud Pública, en la Educación, en la Justicia y además el principal problema que percibe la gente son los robos o asesinatos o sea que tampoco funciona la Seguridad. En Defensa gastamos un mínimo, nada comparable con lo que hacen nuestros vecinos. En cuanto a fijar la Estrategia de País, se habla de "modelo" pero nadie sabe bien qué es, no está explícitamente aclarado. Antes era "de tipo de cambio real alto", pero ahora éste es bajo. Antes era de "superávit fiscal", pero ahora se recurre a subterfugios para no mostrar el déficit. Estos eran los dos pilares del "modelo" que hoy quedó desdibujado, por lo tanto tampoco se cumple con la fijación de la Estrategia de País, una función primordial del Estado.

¿Cómo hacer entonces para evitar estos desvíos, estos excesos de gastos públicos? Es difícil dar una respuesta. Lo único que es seguro es que si es menor el gasto público será más difícil desviar los fondos. Achicar el vampiro anémico para que deje vivir a la gente, esta es una idea que achica las posibilidades de desperdicio económico o corrupción. Los que proponen un Estado dispendioso están pensando probablemente en su propio interés, no en el del país. Hay que pensar "que le voy a dar a mi país" y no "que le puedo sacar para mí al Estado", que es mi país.
Se habla de "modelo" pero nadie sabe bien qué es, no está explícitamente aclarado.

La segunda idea es que no puede haber privilegios en el sector público y que se debe converger a las mismas condiciones de contratación que en el sector privado. No puede haber empleo eterno en el Estado sin considerar la eficiencia o dedicación a las tareas. Pero ahora, como no se saca a ningún empleado público aunque trabaje poco y nada, los que ganan una elección y naturalmente quieren poner su gente, deben aumentar innecesariamente los planteles, tanto en la nación como en las provincias y municipios.

Cuando le pregunté a un empresario de Santiago del Estero cómo podía manejar tan bien su empresa con un socio al 50%,, pues esto siempre ha sido muy conflictivo por las diferentes visiones o intereses que comúnmente deterioran la evolución de la compañía, me dijo que la fórmula del éxito era muy simple: "Cada año rotamos la presidencia y el manejo de la empresa, así ninguno de los dos podemos hacer nada raro y taparlo después, pues ya inmediatamente llega la rotación y seguramente descubre nuestro proceder".

Por esto mismo no puede haber reelección, ni en las provincias ni en la nación y tenemos que volver al anterior sistema de rotación de los presidentes y gobernadores, quizá como en Uruguay de 5 años, para dar un tiempo a la maduración de resultados de las políticas. Cuatro años es poco. Hoy tenemos muchos feudos (reelección permanente, como el señor Feudal) que son una fuente de penetración también en el poder judicial y legislativo, de manera que no funciona el poder republicano. Si eliminamos la reelección y la re-reelección, también se van a tener que organizar mejor los partidos y las sucesiones y las carreras dentro de cada uno de ellos, pues la continuidad se puede lograr mediante las instituciones bien estructuradas y eficientes, lo que es mucho mejor que pretender lograrlo por medio de una persona, por medio de un señor feudal. Esto no ocurre solo en los gobiernos, también sucede en muchas otras instituciones como sindicatos, universidades, cámaras empresarias y fundaciones, en las cuales hay personas que se creen los dueños.

Se que no es una sola cosa lo que hay que cambiar, pero vayamos avanzando con algunas en el sentido correcto y entonces, con el paso de los años, tendremos un mejor gobierno y un mejor país para todos. Tal como vamos, desde hace bastante tiempo "cuesta abajo en la rodada", no podemos dar respuesta a los grandes desafíos del siglo XXI y nos humilla la creciente pobreza en un país con grandes recursos, pero ineficientemente gobernado.

Tanto el oficialismo como la oposición dan lástima y hasta los cómicos llegan al poder. Seguramente no sabrán qué hacer con el gasto público y cuando asuman lo van a seguir aumentando.
Requerimos pensar nuestro país, no sólo ganar votos con una linda imagen de alguien que "mida", que sea conocido. Esto es una variante de las candidaturas testimoniales por otros medios, que mete miedo y es poco democrática. La democracia supone elegir un proyecto de país más que elegir a una persona. Podemos preguntarnos dónde está ahora Nacha Guevara, que se hizo votar para diputada y renunció antes de asumir y no sabemos ni siquiera quién la reemplazó.

Si pensamos más podremos lograr que los recursos se encaminen bien para recuperar el tiempo perdido. Que el Estado tenga la dimensión necesaria para no desperdiciar los recursos de la gente en mera burocracia sino que se destinen a escuelas, hospitales, carreteras, puentes, puertos, energía, precondición necesaria para poder crecer aceleradamente. Luchemos contra el vampiro anémico, que es luchar para mejorar e impulsar a nuestro querido país.

(*) Orlando Ferreres Director de OJF & Asociados
http://www.ojf.com/

Fuente: http://gustavolazzari.blogspot.com/2011/03/excelente-articulo-de-orlando-ferreres.html

La jubilación estatal es, fue y será un robo

Por Gustavo Lazzari (*)

La Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Reforma Previsional por el cual se establece dos modificaciones fundamentales.

En primer lugar se autoriza a los cotizantes al sistema de AFJP a pasarse al sistema de reparto. Esta libertad de opción puede ejercerse cada cinco años.

La segunda modificación consiste en que aquellas personas que no opten por ninguna AFJP al inicio de su relación laboral, serán cotizantes forzosos del Régimen de Reparto por el plazo de cinco años, luego de lo cual tienen derecho a afiliarse a una administradora privada.

Estas modificación si bien no hiere de muerte al sistema privado es un escalón mas del avance del sistema estatal de jubilaciones.

De hecho, el mensaje oficial y la prédica de la central de trabajadores (CGT) consiste en resaltar las bondades del sistema jubilatorio estatal de reparto.

Tales bondades no existen. Es falso que el sistema de reparto pueda otorgar jubilaciones dignas. La historia argentina es mas que elocuente. El fracaso del estado administrando jubilaciones generó una de las mayores estafas de la historia en los ochenta. La inflación carcomía día a día los ingresos fijos de los jubilados. La promesa de remunerar las jubilaciones a un nivel del 82% móvil de los salarios resultó una quimera. En los noventa, la deuda previsional fue instrumentada en bonos por un valor cercano a los 20.000 millones de dólares. El fracaso fue total.

La matemática es impiadosa con los diputados, senadores y otros soñadores del Poder Ejecutivo. Los sistemas de reparto están quebrados en su esencia mas allá de alguna mejora circunstancial que en la vida de un cotizante y jubilado es un destello.

Un sistema de reparto responde a la siguiente fórmula.

A x S x M = B x H

Donde

A= es el número de cotizantes o aportantes activos
S = salario promedio
M= tasa de imposición sobre los salarios
B= número de pasivos
H=haber promedio.

Es decir que la expresión (AxSxM ) constituye un ingreso de fondos en tanto que (BxH) es un egreso.

Un simple pasaje de términos nos permite obtener la siguiente expresión:

H/S = A/B x M

Por lo cual el haber jubilatorio en relación al salario promedio es igual a la tasa de sostenimiento A/B multiplicada por el salario promedio.

Esto nos permite concluir.

El haber (o pensión) promedio en términos del salario promedio de la economía depende positivamente de la cantidad de aportantes y de la tasa de impuestos sobre el salario.
A su vez, depende negativamente de la cantidad de beneficiarios.

Un aumento en la expectativa de vida es una buena noticia para todos menos para los gestores de jubilaciones y pensiones.

Un aumento en el desempleo o una caída en la tasa de actividad es una mala noticia para todos, en especial para los gestores de jubilaciones y pensiones.

Es decir que las jubilaciones a pagar no dependen de la bondad de los funcionarios sino de variables demográficas tales como el envejecimiento de la población, mejoras médico-tecnológicas, aumento en la esperanza de vida, informalidad, retiros anticipados, estancamiento económico que contrae el mercado de trabajo, etc.

En los últimos cincuenta años, el desarrollo económico y la difusión de este mediante la globalización, permitió un incremento notable en la expectativa de vida. En los países desarrollados el promedio de la expectativa de vida ronda los 80 años. En los países en desarrollo, 70 años. El promedio mundial es de 66 años.

Este incremento eleva sustancialmente la cantidad y la vida de los pasivos.

Un estudio de la División de Población de la ONU (2002) [1][1] señala que el "envejecimiento actual de la población no tiene precedentes". La cantidad de personas de edad (es decir de mas de 65 años) está a una tasa superior al crecimiento poblacional.

En 1950, el 8% de la población mundial (629 Millones de personas) tenía mas de 65 años. En el año 2000 alcanza al 10% . Se estima que para el 2050 la cantidad de ancianos será de 2000 millones representando el 21% de la población mundial.

El envejecimiento de la población viene de la mano de una espectacular aumento de la esperanza de vida promedio de la población mundial. En 1950, la esperanza de vida al nacer era de 46 años. Actualmente es de 66 años.

A estas variables hay que agregarle la inflación que erosiona la recaudación en el tiempo.

El sistema de reparto puro funciona razonablemente bien cuando la tasa de sostenimiento (A/B) es lo suficientemente elevada y cuando no se imponen restricciones al valor resultante H/S.

Si la tasa de sostenimiento es superior a 5/1 y no existen restricciones al valor de pensión resultante, el sistema se sostiene razonablemente. Cuando se agrega la restricción que el haber o pensión tiene forzosamente que resultar un determinado valor del salario, entonces el sistema se torna inconsistente y explosivo.

El sistema de reparto es pues un sistema riesgoso por cuanto depende de variables que no regula y cuya consistencia es incompatible con el inevitable avance tecnológico y las mejoras en las condiciones de vida.

El hecho que los sistemas estatales de reparto sean un calamitoso fracaso no santifica al sistema mixto de AFJP instrumentado en la Argentina en 1994.

El sistema de AFJP tiene falencias graves puesto que sigue manteniendo la voracidad estatal en el seno. El Estado tiene prerrogativas en cuanto al financiamiento, restricciones a la competencia, y el destino de los fondos.

De hecho, los fondos de las AFJP fueron uno de los blancos elegidos en la maxiconfiscación del 2002.

Es necesario una reforma real al sistema de AFJP. Pero el sentido de la reforma no debe ser contemplar mas estado (como es la actual vocación del gobierno) sino menos . Es necesario aislar los fondos de las AFJP de los delirios confiscatorios de los gobiernos. Es necesario generar mas competencia con compañías de seguros del exterior, menos restricciones en la administración de carteras y protección a las inversiones de los argentinos.

Por último, la ley recientemente sancionada a instancias del Poder Ejecutivo determina que el 20% de la cartera debe financiar proyectos de inversión locales y que los "fondos de los cotizantes son intangibles".

Cabe recordar que la última vez que la palabra "intangible" figuró en una ley argentina fue en septiembre del 2001 cuando el Congreso sancionó la "ley de intangibilidad de los depósitos". A los sesenta de sancionada, se instauró el corralito. Treinta días después se devaluó la moneda. Al mes siguiente se pesificó en forma asimétrica.

Quiere decir que cada vez que se mencione en una ley la palabra "intangible" los argentinos deben persignarse y orar para evitar el próximo saqueo.

(*) Gustavo Lazzari Director de Políticas Públicas de la Fundación Atlas. (Publicado en 2008)

Fuente: Fundación Atlas para una Sociedad Libre, se encarga de difundir los ideales de la libertad y el respeto por los derechos.

http://www.atlas1853.org.ar/

http://gustavolazzari.blogspot.com/

“Sueños compartidos”, ¿robos exclusivos?

Por Malú Kikuchi (*)

“Érase un país donde todos eran ladrones”.
Ítalo Calvino (escritor italiano, 1923/1985, “Oveja Negra”, cuento. Joaquín Sabina, Noche de bodas.)

El caso Schocklender, una vez más, conmueve a la nación. Como hace 30 años, el 30/5/1981, cuando los hermanos Sergio (23 años) y Pablo (20), asesinaron a sus padres: primero a Cristina Silva, la madre, y luego a Mauricio, el padre, que dormía en su cama.

Detenidos los autores del doble asesinato, Sergio admite el parricidio y disculpa a Pablo. El 12/3/1985, la jueza en 1ª instancia Martha Lopardo, condena a pri-sión perpetua a Sergio y deja en libertad a Pablo. La Cámara de Apelaciones ordena la captura de Pablo el 7/7/1986.

Pablo, prófugo, es detenido en Santa Cruz de la Sierra -Bolivia- bajo el nombre de Jorge Velásquez, por un cheque sin fondos. Identificado y entregado a la policía argentina, es condenado de por vida el 14/11/1994.

El 28/11/1995, Sergio -que se recibió de abogado y psicólogo- es puesto en libertad por el 2 por 1. ¡Qué cosas que tiene la vida! El parricida encuentra trabajo, refugio y amor en mamá Hebe, una madre que dice haber perdido a sus hijos que tomaron las armas para llegar violentamente al poder. “Maravillosos muchachos idealistas”.

En mayo 2001 (¡siempre en mayo!) Pablo obtiene salidas laborales 3 veces por semana, en un estudio jurídico, luego debe volver a dormir en prisión. ¿Desde cuando está Pablo en libertad, condicional o total, basándose en qué vericuetos legales????? No se sabe. ¿Por qué?????

Sergio, autor de “Infierno y resurrección”, “Desde afuera” y “Esta es mi ver-dad” (1995), se desdice de su admisión de parricidio y acusa a traficantes de armas del asesinato de sus padres.

Mauricio Schocklender, el padre, era ingeniero y representaba a varias firmas de la industria bélica.

Pablo a su vez, escribe “Yo, Pablo Schocklender” 1983 (Antonio Terzd editor) sobre el que se basa el filme “Pasajeros de una pesadilla”, donde acusa a su ma-dre de ebria, drogadicta e incestuosa y a su padre de homosexual. Ambos hermanos, de acuerdo a un estudio psicológico de la época del parricidio, tienen una inteligencia superior: Sergio es frío y calculador, Pablo conflictivo e inmaduro.

En algún momento de esta historia, Pablo empieza a trabajar en la imprenta y biblioteca de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, de la cual Sergio es abo-gado y apoderado. La Asociación es dueña de una universidad, una radio -ahora de un canal- y construye viviendas para personas necesitadas. Todo ello con di-neros del Estado, o sea, NUESTROS.

Ni Sergio ni Pablo heredaron: los asesinos no heredan de sus víctimas.

Sergio es formalmente acusado el 18/6/2010 por Elsa Quiroz y Maricel Etchecoin Moro, diputadas de la Coalicion Civica de la provincia de Bs. As. de lavado de dinero.

A Sergio se le atribuye, y reconoce, ser propietario en José C. Paz de 12 lotes + otros 4 lotes, comprados el mismo día, de una “casa delirante” (definición de Sergio) de 19 habitaciones, 14 baños, 12.000m2 de parque, piscina olímpica y más, de un yate matricula RAY 044668- que cuesta US$ 420.000 y abona $2.000 por mes en la guardería Canestrari de San Fernando. Comparte domicilio legal en Álvarez Thomas 198, 4º M, con la constructora Meldorek, que construye las casas de la Asociación de Madres.

Alquiló a nombre de su mujer en un country caro de Pilar. Se desplaza en un Audi 600, viaja en aviones privados, alquila carpa en el balneario CR de Pina-mar (carísimo), disfruta de costosas vacaciones de invierno en hoteles de lujo de Bariloche, se lo ve seguido en el casino flotante de Puerto Madero y cobra por su trabajo con Madres, $5.000 por mes. Otra que Harry Potter, ¡un mago!

Preguntas impertinentes, pero pertinentes:

¿Los padres masacrados -les golpearon la cabeza con un objeto contundente que los hizo sangrar y luego los ahorcaron, les envolvieron las cabezas en to-hallas, los metieron dentro de bolsas de plástico y los tiraron en el baúl de un Dodge Polara que abandonaron en la puerta de un edificio de Coronel Díaz al 2500- no tenían derechos humanos?

Es difícil entender la relación Hebe/Sergio/madre/hijo, pero de alguna grotesca manera hay una cierta poesía del absurdo en el hecho.

¿Pero: qué razón justifica que para auditar las cuentas de dineros que provienen de nuestros bolsillos, vía Ejecutivo Nacional, se contrate a Felisa Miceli, ex Mi-nistra de Economía, procesada al serle encontrada una bolsa con dólares, euros y pesos en el baño de su oficina, hecho que todavía no ha podido explicar? ¿ La Asociación de Madres es un aguantadero?

La Unidad de Información Financiera, asociada al GAFI, entidad de la que Argen-tina dejará de formar parte si no tiene sancionada para el 20/6/11 una ley antilavado en serio, ¿no ha tenido tiempo a lo largo de un año para investigar los negocios de Sergio? El cuento de la confidencialidad no cierra si se trata de dineros públicos.

¿Mamá Hebe nunca sospechó que su hijo adoptivo se movía en ambientes demasiado lujosos que no correspondían a su sueldo? ¿Nunca le preguntó donde más trabajaba, cómo conseguía el dinero? Es raro que mamá Hebe que sostiene haber perdido a sus hijos biológicos que combatían a los ricos para que los pobres tuvieran más, tenga ahora un hijo adoptivo tan, pero tan rico. Paradojas argeninas.

¿Hay alguna razón por la cual todo aquello que tenga que ver con mamá Hebe es sagrado, impune y decididamente intocable para cualquier ente guberna-mental, incluido el Poder Judicial de la Nación? Si roza, aún de lejos, a las "madres de todos los argentinos" (dijo Néstor ante la ONU , 2003), ¿no se in-vestiga? ¿Aunque el acusado haya matado a su propia madre (y, en este caso, el padre va de yapa)?

Si Sergio y Pablo se pelearon a las trompadas por el presunto desfalco a Madres, cometido por Sergio y descubierto por Pablo, es sólo una versión. Los medios se enteran del problema económico de Madres (deudas hasta con AN-SES) porque descontentos punteros que tienen que ver con las viviendas de Madres, las denunciaron ante…¡Moyano! La CGT reemplaza al Poder Judicial. Curioso país.

El proyecto de viviendas de la Asociación de Madres se llama “Sueños Compartidos”, ¿no serán “robos exclusivos y quizás compartidos”? ¿Se probará alguna vez? ¿Existe la justicia en la Argentina K para los amigos del poder? Si Sergio es culpable de fraude, ¿la culpa es toda del chancho o la comparte con las que le dan de comer?

Las Hebe, Felisa, etc... No controlan cuando se debe controlar ? Eso es ser cómplices de un delito.

¿Será posible en nuestra Argentina “Que las verdades no tengan complejos, que la mentira parezca mentira”. Quizás en el futuro, en algún soñado tiempo mejor, que compartamos todos.

(*) Malú Kikuchi
maluki@fibertel.com.ar

Fuente: http://www.lacajadepandoraonline.com/Notas2/119.html

El pacto entre hermes y medusa

Por el Lic. Gustavo A. Bunse (*)

Un pacto político secreto, a espaldas del electorado y en contra de lo que se le ha transmitido a éste como esencia,… no es un delito.

Pero sin dudas, debería serlo…

Es una felonía… digamos… una canallada, pero que resulta infligida a gran parte de la sociedad. Según ultimas actualizaciones de la Real Academia Española, podría denominarse como,… una fenomenal turrada.

Un “pacto a espaldas” implica saber, de antemano, que esa mentira,… que esa canallada,… cualquier elector va a poder conocerla más temprano que tarde y entonces allí,… recibirá cualquier engaño para justificársela.

Precisamente, para denunciar aquí un pacto político canalla del que tengo conocimiento por una fuente absolutamente directa y confiable, he de apelar a la mitología griega,… tomando de allí a dos personajes que son los dos protagonistas de esta trapacería.

En esta historia, obviamente, Medusa es “ella”, la única Gorgona mortal,… la de cabellos de serpiente,… la que al final murió decapitada por Perseo.

Hermes es, una simple antonomasia,… y lo es, en sus dos sentidos.
Enhorabuena,… sirve bien, por cuanto Hermes, es Hermes, en Santa Fe o en cualquier lugar de nuestra comarca.

De las reuniones de desleales,… ya lo he dicho aquí,… destacase una que fue protagonizada en la anteúltima semana de mayo entre ambos.
De esa reunión,… las moscas salían haciendo arcadas.

Esto que narro,… es textualmente la reseña mitológica de Hermes.
Podrá el lector verlo en la mitología griega como corresponde.
Y véase también, para buena ilustración,… la curiosa historia de las tres hermanas Gorgonas (Medusa, Euríale y Esteno)

Hermes fue Dios,… pero por carambola,… sólo porque era hijo de Zeus

Su padre, lo hizo Dios del Comercio,… porque estaba libre esa cartera y Dios de las artes liberales porque no había nadie para cubrir el cargo.

Y también tuvo que ser, forzadamente, Dios de los ladrones, porque, en algo,… había que darle lo que auténticamente le correspondía.

En efecto, eso era en verdad, Hermes : Un ladronzuelo incorregible de una mitología que, en sus alegorías retorcidas, lo tuvo que adornar con lo que, en certeza, era su rasgo ingénito más notable: Ladrón.

Le había robado el carcaj a Eros, le había robado la espada a Ares, le había robado el tridente a Artemisa y ni su propio padre se salvó:

Para completarla,… también le robó el cetro a su propio padre, Zeus.

Fue arrojado del Olimpo, por ladrón y canalla.

Apolo intercedió ante Zeus y el punguista Hermes volvió al Olimpo.
Su padre lo nombró consejero.
Como se ve… hasta en la mitología había nepotismo !!
El nepotismo es, como se nota, tan antiguo como la Grecia mitológica.

Hecho Dios tan fácil, y jactándose de varias profesiones, en todas las cuales fracasó, terminó siendo médico sin ejercicio y candidato a lo que fuese, sabiendo que esto último, sería sólo un parche en ese escenario.

Nuestro Hermes, es poco menos que un mudo. Un tipo monosilábico.
Pero siempre que ocurre el advenimiento de este tipo de personajes de pocas palabras, se tiende erróneamente a asociarlo a un sabio, de esos que dicen frases cortas que quedan destellando en el firmamento como si fueran un axioma filosófico de primera categoría.

Pero este Hermes,… de ahora,… no es mudo por sabio, sino por ignorante.

Dicho sin ambages, no tiene la menor idea de nada,… y cada vez que se le pide opinión sobre lo que sea,… contesta como el señor Gardiner, con una especie de clave que es tomada como “mensaje subliminal” pese a que se trata, llanamente, de una burrada propia del peor de los caraduras.

Casi un holograma de Fidel Pintos,…Hermes, para su propia sorpresa, llegó rodando hasta los límites de lo inusitado… en un país que, como está plagado de charlatanes y denostadores,… es tomado por la sociedad como una especie de ícono del sosiego y el equilibrio. Básicamente ese mutismo solemne y esa cara de muñeco de torta, inspira en el revoltijo de la comarca de la fantasía,… un poco de respeto, sólo por sospecharse lo bueno,… y para nada por tenerse certeza de estar ante ello.

Un caradura de nivel superior,… Vivo, eso sí, pero sólo para concejal de barrio de las afueras de Rosario.

Con estos antecedentes oscuros, no es nada raro que Hermes perpetrara cualquier clase de canallada. El pacto con Medusa es un claro ejemplo.

Sépase pues aquí, que su sospechosa candidatura. no ha sido otra cosa que el resultado de un pacto con nuestra Medusa gorgoniana.

Un pacto en virtud del cual,… solamente con un paquete más o menos razonable de entre 8 y 11% de los votos quedaría como la reserva estratégica del eventual “accidente” de un ballotage,… que pudiere sufrir la medusa en octubre.

Dicho en otras palabras,… Hermes, sabiendo perfectamente que no tiene más chance que ese puñado de votos,… se arrojó en forma canalla a los brazos de Medusa,… en dirección a esa tramoya, y con una candidatura absolutamente trucha, pura y exclusivamente para entregarse a ella en caso de que le ocurra la sorpresa que la obligue a un segundo round.

El precio no lo hemos podido saber,… pero Hermes no suele dar nada sino contra un estipendio que no parece ser de cargos.
Cargos,… está claro que le sobran.

Ella cerró el pacto y así terminó la historieta de estos dos felones, con un regalo adicional : que es la plena seguridad de morderle una muy alta cantidad de votos al “Alfonso”,… al cual Hermes se ocupó de despachar minutos antes de reunirse con la Medusa el 25 de mayo último.

Ella por su lado buscó una lista,… en su bolso de protervos.

En ese bolso que tiene,… lleno de piezas de recambio de segunda mano, ella mete la mano y saca. Lo único que puede salir de allí… es un mediocre ó un joven recientemente enriquecido de “la Cámpora” o un montonero con altísimas probabilidades de ser también (este último) un mediocre. Otra cosa no sale de allí.

Poner en lugares claves, básicamente de la provincia de Buenos Aires, a una veintena de jovenzuelos del guevarismo aburguesado,… es tan sólo la consecuencia de sus propias y únicas disponibilidades de confianza.
Y lo saturó al motonauta con esta fauna… todos con domicilio en Capital.
El vice también tuvo que ser aceptado, mansamente, por este acróbata del deporte de las mareas y los vientos,… según van cambiando.

Pero así es que ella (Medusa) marca el rumbo de su comarca.
Ahora ella es “Rex” e “Imperatora”. La pidieron,… allí la tienen.

Ningún báculo ha de ser portado en puño de nadie, so riesgo del peor de los destierros del Olimpo. Toda prosperidad de algún prestigio excitará la furia de su lanzamiento así como, cualquier resplandor, suele irritar los ojos de los enfermos.

El talento estremece a Medusa.

Transida de horror,… jamás perdonaría al portador de alguna gloria legítima, aún cuando haya sido consagrada con todo el mérito, por cuanto es tan insoportable para su alma el encumbramiento ajeno como es de temible… quien pueda amenguar su propia ventura.

Medusa ya sabe que ha de ganar,… y ya ha ensayado estallar de ira si sospecha que alguien planea renunciar a la adulación decretada en su nomenclatura, ó si alguien quiere, por ventura, convertirse en arquetipo de alguna genialidad.

Medusa será pues, cada vez más, el Ministra de todos los ministerios, meras cuevas de nivelación de los ineptos y de los domesticados. Confiables todos ellos, no por su virtud,… sino por aceptar ser rapados y ser elegidos naturales de esa casta temerosa y obsecuente cuyo precio para la complicidad es y será sólo mantener su empleo sin el riesgo a merecer jamás el enojo de esa gorgona.

Pactó con el mudo Hermes porque precisamente lo que flotaba en su duda,… era justamente la franjilla de votos que trae este galeno farsante.

Todos los ministros de la piara…se miran hoy,… imaginando su propia continuidad en una quimera que, tranquilamente, puede terminar con sus sueños de la noche a la mañana cuando sean eructados de Palacio.

Cambiadores de su honor por la menor prebenda y renunciantes a la virtud, forman la pléyade montonera y mediocre de Medusa, dueña y señora de la suma del poder público, ama de lacayos que bajan la cerviz, tutora idolatrada de los ciegos que ayudaron con su voto a alfombrarle el camino hacia la “nada” del país.

Esto es pues, lo que veremos hacia adelante, en una rara sucesión de fotogramas que jamás, ni en sueños, pueden terminar bien.

Y no importan aquí los estigmas individuales, porque eso es lo efímero. No importa la marca en la piel del Dios de los ladrones, ni la ruina personal de los lacayos que queman incienso cada noche con astillas de su propia dignidad. Eso importa poco.

Importa sólo el país que nos espera,…
El país que veremos en el último fotograma que algún día, toda esta cáfila de ideólogos de la escoria social,… nos deje,… al huir.


(*) Lic Gustavo Adolfo Bunse
gabunse@yahoo.com.ar

Fuente: Editorial remitida por comunicación personal.

Ni el "default" ni la salida del Euro salvan a Grecia

Por IDESA (*)

Usando analogías con el caso argentino, Paul Krugman sugirió que el default de la deuda pública puede ser la base para que Grecia salga de la crisis. Pasa por alto que en el caso argentino el proceso de recuperación estuvo motorizado por una fuerte caída de los salarios y las jubilaciones reales y un contexto internacional inéditamente favorable. De todas formas, la encrucijada de Grecia no pasa por el default o la salida del Euro sino por mejorar sustancialmente la competitividad eliminando privilegios, intereses corporativos, burocracia y corrupción.

El Premio Nobel de Economía, Paul Krugman, publicó en su blog del New York Times un gráfico del Producto Bruto Interno (PBI) per capita de la Argentina donde se observa el proceso conocido de caída sostenida en el nivel de actividad entre los años 1998 y 2001, la fuerte crisis en el año 2002 y luego una acelerada recuperación hasta el presente. Reflexionando sobre estas tendencias, Krugman se plantea (con ironía) “no veo porqué el default de Argentina puede ser visto como una lección admonitoria para Grecia”. El Premio Nobel sugiere que un default de la deuda soberana puede ser el comienzo de la recuperación económica de Grecia.

El análisis de Krugman no menciona otros factores decisivos de la recuperación argentina. Un rol central lo tuvo la mega devaluación del peso cuando se abandonó la convertibilidad. La devaluación benefició a las empresas a través de una profunda licuación de salarios reales lo que generó una enorme mejora en su rentabilidad. En igual sentido, el Estado licuó el valor real de los salarios públicos y las jubilaciones produciendo un importante excedente fiscal. En paralelo, jugó a favor el factor externo con una mejora sustancial en los términos del intercambio (precio de las exportaciones respecto al de las importaciones). Esto permitió compensar las restricciones financieras que sufrió el país como consecuencias del default.

La información oficial muestra estos factores. Según el Ministerio de Economía de la Nación:
· El salario real en el 2002 cayó un 39% respecto al promedio 1998 – 2001 y recién en el año 2010 se ubica un 14% por encima del promedio 1998 – 2001.
· Las jubilaciones reales cayeron en el año 2002 un 40% respecto al promedio 1998 – 2001 y en el año 2010 todavía son un 17% inferior al promedio 1998 – 2001.
· Los términos de intercambio pasaron de un nivel 100 en el promedio 1998 – 2001 a 137 en el 2010, o sea, un incremento de 37%.

Estos datos dan cuenta de que varios factores estuvieron involucrados en la recuperación del nivel de actividad económica de la Argentina, además del default. Particularmente importante fueron la enorme licuación de salarios y jubilaciones reales, por el abandono de la convertibilidad, y el fuerte y persistente incremento en los términos del intercambio.

El default de Grecia es prácticamente un hecho. Sólo restaría definir los aspectos instrumentales (momento en que se adopta, si se aplica como una reprogramación voluntaria o unilateral, la intensidad de las pérdidas para los acreedores). Pero es exagerado esperar que esto se traduzca automáticamente en la recuperación económica. Tampoco es muy decisivo decidir entre seguir con el Euro –como recomiendan el FMI, el Banco Central Europeo y los países centrales de la zona liderados por Alemania– o abandonarlo como lo hizo la Argentina con la convertibilidad. En cualquiera de las dos alternativas, los costos sociales son muy altos en términos de reducción de salarios y jubilaciones, y alto desempleo y recesión. Se pueden plantear diferencias de matices, pero las cuestiones sustanciales del desarrollo económico y social se definen en otros temas diferentes a la política cambiaria.

Para lograr altos niveles de vida para toda la población que sean económicamente sustentables es fundamental aumentar la productividad. O sea, ampliar las capacidades de la sociedad para generar riqueza. Esto depende de una variedad de factores estructurales: educación universal y de alta calidad, pujanza en materia de incorporación de tecnología e innovación, un sistema tributario eficiente y no distorsivo, funcionamiento transparente de los mercados con intervenciones del Estado a través de regulaciones procompetitivas, estricto control de la corrupción y un funcionamiento moderno y eficiente del sector público.

Grecia, al igual que la Argentina, tiene serias deficiencias en todos estos aspectos por eso ambos tienen un desempeño muy mediocre. Declarar el default o abandonar el Euro son temas de segundo orden de importancia. Los desafíos relevantes como determinantes de un proceso sustentable de desarrollo social pasan por mejorar la competitividad eliminando privilegios, intereses corporativos, burocracia, ineficiencias y corrupción.


(*) IDESA (Informe Nº 395 del 26 de Junio de 2011)

Fuente: www.idesa.org

domingo, 26 de junio de 2011

La dignidad y el gobernador

Por Alfredo Weinstabl (*)

Se podrían escribir varios libros sobre la dignidad. Por ello he seleccionado unos pocos párrafos extraídos de páginas de internet.
“Dignidad” es una palabra que significa valor intrínseco, no dependiente de factores externos. Algo es digno cuando es valioso de por sí, y no sólo ni principalmente por su utilidad para esto o para lo otro.
“El ser humano posee dignidad por sí mismo, no viene dada por factores o individuos externos…”.


Se es digno cuando las personas pueden modelar y mejorar sus acciones mediante la toma de decisiones y el ejercicio de su libertad, que saben y pueden gobernarse a sí mismo, según un principio racional, ser “señor de sus acciones” y en consecuencia regular su comportamiento según normas propias, según el significado etimológico de la voz griega “auto-nomía”, ya no es un mero súbdito, que está bajo el dictado de otro.
La dignidad es reconocida por los seres humanos sobre sí mismos, como un producto de la racionalidad, la autonomía de la voluntad y el libre albedrío.
Parcialmente definido el primer tema del título de esta nota paso al segundo: el gobernador.
Daniel Scioli, el gobernador de la principal provincia del país, debe ser uno de las pocas personas con un aceptable espíritu democrático del Frente para la Victoria. (FPV).
Tanto es así que una primera intensión se pensó en el como el candidato presidencial del oficialismo en el supuesto que no se presentase Cristina.
Su forma de ser se distingue netamente del resto de los dirigentes de ese partido político. Casi se podría decir que su personalidad es 180º diferente a la de la inmensa mayoría de los “popes” del oficialismo.
Educado, moderado, de buen trato, respetuoso, inclinado a la conversación y al diálogo político, sin estridencias, coherente en sus afirmaciones, alejado del estilo autoritario y la prepotencia, se lo considera un hombre de consensos y acuerdos.
No obstante tiene antecedentes personales de su vida privada oscuros y poco recomendables.
Pero sin lugar a dudas, es la representación de la contrafigura de la esencia del kirchnerismo.
En vez de la confrontación, el agravio y la descalificación opta por el diálogo y se esfuerza por mejorar la convivencia democrática y tender puentes con otros sectores.
De hecho es el dirigente más potable del kirchnerismo.
Pero la pregunta que se impone es ¿se puede ser un líder, un verdadero líder, si no se tiene dignidad y autoestima?
Como se recordará al muy poco tiempo de comenzado el período presidencial de Néstor Kirchner, por unas declaraciones de Scioli que no fueron del agrado del presidente, echo a todos los integrantes del equipo de este que estaban en la Secretaría de Turismo y no recibió al vicepresidente por aproximadamente cerca de un mes como tampoco atendió sus llamadas telefónicas.
Este episodio fue tan evidente y tuvo inmediato estado público constituyendo una verdadera ofensa y humillación pública para Scioli y la pelea entre el presidente y su vice se convirtió en un verdadero escándalo nacional.


No obstante el vicepresidente aguantó mansamente, este castigo similar al de un colegial que no se comporta adecuadamente, aceptando estoicamente el menoscabo.
A partir de ese momento Scioli fue humillado públicamente reiteradas veces, tanto en el gobierno del ex presidente como en el de su esposa. Nunca reaccionó a las graves humillaciones no solo a su persona, sino también a la institución que representaba; primero como vicepresidente del país, y luego como gobernador de la más importante provincia de nuestra Nación.
Mansa y pasivamente recibía y aguantaba las graves ofensas y continuaba sumisamente siendo usado funcionalmente por los Kirchner.
Tanto es así que prontamente se lo empezó a llamar “felpudo del presidente”. El titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, fue uno de los primeros en usar ese mote. “Scioli es el felpudo de Néstor Kirchner”, y entre otras cosas manifestó que “…hasta acá actuó como felpudo de Néstor Kirchner, como la alfombra que les tapizó el territorio para que Néstor Kirchner se mueva por todo el conurbano. Absolutamente era un títere del hasta ese momento presidente del PJ”.
Sus condiciones personales se opacaron rápidamente por su increíble sumisión y servilismo al kirchnerismo.
Pero la frutilla del postre de esta insólita obsecuencia y alineación con aquellos que lo maltrataban y humillaban permanentemente ocurrió en el día de ayer, en el cual la presidente en una muestra de absoluto autoritarismo y falta de un mínimo sentido federal, digitó “a dedo” al candidato a vicegobernador.
El compañero de formula impuesto a Scioli en las lista es Juan Gabriel Mariotto, una persona que está en las antípodas de él y un fiel soldado de Cristina. Seguramente una especie de “comisario político”. Además la presidente eliminó a la mayoría de los candidatos de Scioli de las listas de candidatos a legisladores.
Este hecho produjo un profundo malestar en el PJ bonaerense y una nueva bofetada al gobernador.
No se sabe aún la reacción de Scioli a esta nueva humillación pública, flagrante y más que más que notoria. De concretarse, la imagen pública y el futuro político de Scioli seguramente desapareceran definitivamente del mapa político del país.
De todas las maneras la lista configurada por la presidente beneficia con seguridad a los candidatos de la oposición. Ningún ciudadano argentino que se precie, puede votar en los comicios a ese binomio en la cual el que encabeza la fórmula, permite un menoscabo tan grande a su persona, a su propia dignidad y autoestima sin la más mínima reacción.

(*) Dr. Alfredo Raúl Weinstabl
Bs. As., 26 de Junio de 2011

alfredo@weinstabl.com.ar

Introducción a la "derecha y la izquierda": La línea general

Por Murray Rothbard (*)

Una nueva revista de opinión debe justificar su existencia, nuestra justificación es un profundo compromiso con la libertad del hombre. Nuestro objetivo es presentar artículos que incorporan la beca, pero no una beca al azar, fuera de foco, o dedicados a minucioso examen de preguntas y respuestas. La nuestra será una beca finamente pulido para su uso como un arma en la expansión, profundización y perfeccionamiento del conocimiento y el compromiso con la libertad en todos sus aspectos críticos y las ramificaciones. Que atravesará la insularidad de las disciplinas. Por encima de todo, no se mantendrá en el nivel de generalidades brillantes, para cualquiera que pueda pagar de boquilla la libertad si no conlleva consecuencias específicas en la política o la acción. Principios generales siguen siendo palabrería nublado, si no se realizan sistemáticamente y se aplica a problemas específicos, y las respuestas a estos problemas debe permanecer desesperadamente confuso si se quedan ad hoc y unsubsumed en principio rector. Esta revista se propone avanzar en la integración de la general y lo específico, la unidad de la teoría y la práctica de la libertad. Mientras que cada contribuyente, por supuesto, el único responsable de los artículos con su nombre, y no esperamos llegar a un acuerdo con cada punto en cada artículo, tenemos la intención de cada artículo para ser totalmente compatible con nuestros objetivos.

La libertad, entonces, es nuestra tesis, la razón será nuestro método. Sólo la razón puede construir una ideología consistente y válida, y sólo la razón puede tira sin piedad el velo de la costumbre y el hábito y el mito de las ideas dominantes y las instituciones y los mantienen hasta la áspera luz de la verdad. Que la razón es fría, impersonal e indiferente es un mito muy extendido, de hecho, nada es más fuerte que la razón para redoblar el compromiso de uno pasional y la devoción a la causa de la verdad.

Nuestro título, izquierda y derecha, refleja nuestra preocupación de varias maneras. Que revela la preocupación de nuestros editores con lo ideológico, y también pone de relieve nuestra convicción de que las categorías actuales de "izquierda" y "derecha" se han convertido en obsoletas y engañosas, y que la doctrina de la libertad contiene los elementos correspondientes a los dos a la izquierda contemporánea y derecha. Esto significa de ninguna manera que estamos a mitad de los seguidores del camino, tratando de combinar eclécticamente, o paso intermedio, los dos polos, sino más bien que una visión coherente de la libertad incluye conceptos que se han convertido en parte de la retórica o el programa de derecho y de izquierda. Por lo tanto, un enfoque creativo a la libertad debe ir más allá de los confines de dogmas políticos contemporáneos. Hay una abrewing fermento en Estados Unidos, y la apatía petulante de la década de 1950 ya está prácticamente olvidada. Y sin embargo, puntos de vista conservadores y profundamente anti-intelectual nacido en medio de esa apatía, persisten en obstaculizar las innovaciones de pensamiento y acción. Ver como, por ejemplo, que uno se haya puesto a la ideología, y que la doctrina y la ideología ya no puede tener un impacto en la vida americana. El surgimiento de nuevas formas de la ideología y el activismo desde la f final de los años cincuenta ha sido cada vez más refutar este consejo de la pasividad.
Fuera de su confrontación con la dura realidad, este fermento nuevo instintivamente rechazó las categorías de edad y deficiente, sino que ve que las viejas doctrinas y los viejos dirigentes han llevado al mundo por mal camino. Este aumento tiene que desarrollar una ideología que sea coherente con su aguda comprensión de las realidades de nuestro tiempo. Esperemos que las nuevas dimensiones de la izquierda y el pensamiento creativo de la derecha contribuirán con sustancia y el rigor de este despertar decisivo.

Suyo en Libertad,

(*) Murray Rothbard: economista, historiador y teórico político estadounidense, perteneciente a la Escuela Austríaca de Economía, que contribuyó a definir el moderno liberalismo de corte libertario.
Escrito en "Left & Right", 1965

Fuente: http://murrayrothbard.com/the-general-line/

El apasionante corazón del comercio

Por Doug French (*)

Artículo original en: http://mises.org/daily/5393.

Hay pocas películas o miniseries que utilicen el día a día de los negocios como parte central de la historia. La mayoría de los guionistas lo encuentran aburrido y poco interesante, creyendo que las audiencias no tienen ningún interés en ver cómo realizan sus tareas otras personas que llevan la comida a su mesa. Los cineastas se resisten a contar historias de pequeños empresarios: las luchas, las largas horas, la satisfacción del éxito y la posibilidad de fracasar. No es fácil de hacer.
Sin embargo, resulta que los televidentes se interesan en ver a conductores camión transportando equipos de minería en las heladas carreteras de Alaska, pescadores capturando cangrejos en el océano helado, gente trabajando en plataformas petrolíferas, cocineros preparando todo tipo de platos y anticuarios valorando cosas extrañas mientras se preguntan a quién pueden venderlas y por cuánto.
El hecho es que cuando se encuentran dos extraños, la pregunta típica es “¿en qué trabajas?” Es casi un lugar común para todos. Y la mayor parte de las veces resulta fascinante un conocimiento interno de una profesión o negocio.
Pero Hollywood normalmente hace la vista gorda. En la década de 1940, Hollywood tuvo su oportunidad con la tercera de la trilogía de novelas sobre la era de la Depresión en Los Ángeles de James M. Cain, Mildred Pierce. La mayoria de los fans de la ficción solo estarán familiarizados con las dos primeras: El cartero siempre llama dos veces y Pacto de sangre, ambas convertidas en grandes éxitos de taquilla en el cine [La última se estrenó en España como Perdición (N. del t.)]. Los libertarios pueden conocer a Cain como contribuidor al American Mercury y amigo íntimo de H.L. Mencken, que dijo: “El único autor que conozco que nunca haya escrito un mal artículo es James M. Cain”.
Hollywood también quería una película de Mildred Pierce, pero insistía en que lo que necesitaba la historia era un asesinato que le faltaba a la novela. El resultado fue un vehículo para Joan Crawford que, aunque le hizo ganar un Óscar, apenas recuerda a la novela clásica de Cain.
Todd Haynes y la HBO han arreglado este error, con Haynes contando fielmente la historia de Cain en cinco partes. Y como escribe Benjamin Schwartz para The Atlantic:
Cain escribió la mejor obra de ficción estadounidense acerca de las pequeñas empresas. Hizo conmovedoras las complicaciones de los acuerdos inmobiliarios y los flujos de caja. De la planificación empresarial y los préstamos bancarios y de las relaciones con proveedores y clientes.
Cain “hace del método laborioso y la apuesta esencial del pequeño comercio, el fundamento de la economía orientada a servicios de Los Ángeles, no solo absorbente, sino incluso romántico”.
Cain no pretendía esto. Pensaba que una historia que nunca falla es “la mujer que utiliza a los hombres para alcanzar sus fines”, escribe Roy Hoppes en Cain: The Biography of James M. Cain. Después de una serie de inicios en falso, Cain desarrolla una historia acerca de “la gran institución estadounidense a la que nunca se la nombre el cuatro de julio, una mujer sola con dos niños pequeños a los que criar”.
La Mildred de Cain es una sencilla ama de casa con bonitas piernas, buen tipo y capaz de tratar con hombres. Kate Winslet, ella misma una mujer divorciada con dos hijos, actúa maravillosamente, lo que “fue mucho más duro que cualquier otro proyecto que haya realizado desde Titanic”, dice. “Fue mucho más intenso, estuvimos hiperconcentrados todos los días. Fue como hacer dos películas y media en 16 semanas”.
La historia de Cain discurre a la largo de la década de la Depresión. El marido de Mildred, Bert, había heredado un rancho en los alrededores de Glendale, California. Trató de dirigir la propiedad en vano, pero cuando aparecieron tres hombres y le hicieron una propuesta, de repente, con sus 300 acres, se convirtió en “un parcelador, un constructor de comunidades, un hombre con visión, un potentado”, escribe Cain.
Era presidente de Pierce Homes, Inc., tenía una calle dedicada, se casó con Mildred y construyó una casa en esa misma calle. Pero Bert era un hombre fracasado cuando empieza la historia en 1931. Bert ha sido expulsado de la empresa, la casa está hipotecada al máximo y él está encontrando consuelo en brazos de otra mujer.
Los devaneos de Bert en la calle, combinados con su falta de motivación para iniciar una nueva carrera, hacen que Mildred le dé la patada. Sin embargo, vender tartas no llevará la comida a la mesa para sus dos hijas, especialmente la mayor, Veda, a la que le molesta que su madre cocine tartas y la situación de la familia en los suburbios de clase media del Glendale.
Sin un coche, toma el autobús al centro buscando un trabajo como recepcionista. Sin embargo, las habilidades de Mildred están en la cocina y el dormitorio: es la Depresión y se encuentra con la dura realidad.
“En este momento no hacen falta recepcionistas” dice bruscamente la intermediaria de empleo Alice Turner a Mildred. “Eso era antes. En los buenos tiempos”- Turner cuenta a Mildred que tiene cientos de mujeres con doctorado en UCLA y otros lugares esperando junto al teléfono una llamada.
“Yo no te calificaría como una tremenda belleza, pero tienes un tipo de primera y dices que cocinas y duermes bien. ¿Por qué no te olvidas de una empleo, buscas un hombre y te vuelves a casar?”
Sin embargo la decidida Mildred no se rinde y acaba rebajando sus aspiraciones, aceptando un trabajo en el que debe “vestir un uniforme. Y aceptar propinas”. Al principio le cuesta, pero pronto se convierte en la mejor camarera del lugar.
Mildred trata desesperadamente de ocultar su trabajo a la monstruosa Veda. Pero cuando ésta encuentra sus uniformes, le obliga a decir la verdad. En respuesta a la indignación de su hija, Mildred le dice que solo aceptó el trabajo para aprender el negocio de los restaurantes desde la base.
Y de verdad que lo hizo. Desde la contabilidad a cómo aprovechar las sobras, estudió su lugar de trabajo. Fue a comprar el equipo para determinar cuánto dinero tenía que ahorrar para empezar un negocio.
Su plan era eficiencia y simplicidad. Servir solo pollo, con pan o verduras, vendiendo cada uno a 85 centavos. Vendería para llevar y mantendría en marcha su negocio de tartas.
El antiguo colega de negocios de Bert, Wally, llega a un acuerdo con los dueños de Pierce Homes para que ella compre lo que era la oficina de ventas para abrir el local e comidas. Todo se arregla con la ayuda de créditos de empresas y vendedores de suministros a restaurantes. El pensar en pagar la deuda y los impuestos aterroriza y excita a Mildred al mismo tiempo.
Estaba a punto de abrir, en sus últimos días de trabajo como camarera en el centro cuando se encuentra con el famoso jugador de polo Monty Beragon (Guy Pearce) y acepta su oferta de ir al lago Arrowhead. Las escenas de amor entre Pearce y Winslet echan chispas y el posible público debería recordar: “No es TV, es HBO”.
Cain continúa describiendo con gran detalle describiendo la inauguración de la tienda de comidas y cómo corta y almacena su pollo troceado para atender eficientemente las órdenes. El director Haynes dice en una entrevista que le gusta filmar al comercio en acción y a su exposición del sistema de cocina de Mildred no le falta ni un detalle.
A pesar de las preparaciones y las buenas intenciones, como es normal en cualquier noche de inauguración, muchas coas van mal, pero el restaurante lleno no es consciente del caos en la cocina, cuando la antigua compañera de trabajo de Mildred, Ida (Mare Winningham), aparece para resolver el problema. Haynes refleja perfectamente esta dicotomía.
El imperio de Mildred crece rápidamente hasta tres establecimientos. Y el final de la Ley Seca por parte de FDR genera una oportunidad para que la vecina de Mildred, Lucy Gessler (Melissa Leo) abra un bar en el primer establecimiento y acabe siendo socia en el tercero.
Pero, como muchos empresarios e éxito, por muy cuidadosa que fuera en planificar y construir su empresa, Mildred empieza a dar por descontado su negocio y se obsesiona con obtener la aprobación de su cada vez más distante hija Veda (Morgan Turner y Evan Rachel Wood). Toda relación madre-hija es complicada y la mayoría del público que no sepa algo de asuntos económicos verá los altibajos de la relación entre Mildred y Veda como el tema central del libro de Cain.
Con un buen negocio y el dinero fluyendo, Mildred paga las facturas de todos a su alrededor (incluyendo pasar a Monty unos dólares aquí y allí hasta que cae rendido a sus pies) y derrocha dinero en la carrera musical de Veda. Una empresa de éxito no bastaba: buscaba comprar el amor y respecto que ansiaba.
La amabilidad de Mildred se ve recompensada con el resentimiento de ambos, y con el tiempo Veda y Monty se hacen íntimos, al ver Veda a Monty como el famoso que ella piensa que debería ser. Ambos se refieren burlonamente al restaurante de Mildred como el “vagón de las tartas”.
Cain escribió cuatro versiones de Mildred Pierce y dijo que cada vez la historia “se derrumbaba delante de mis ojos” en la página 254. Schwartz, de The Atlantic, creía que el final hace del Mildred Pierce de Cain “uno de los grandes fracasos de la ficción estadounidense”.
Sin embargo, a los ojos de sus lectores (y público), la creación de cain de Veda como una soprano sobrenaturalmente dotada da a la historia una sacudida de energía que amplifica el conflicto entre madre e hija hasta el final.
Mildred Pierce no es una historia ideológica. No hay discursos de apoyo a las glorias del capitalismo a cada página- Cain muestra al lector los negocios en lugar de dar clases y Haynes refleja eficazmente sus palabras en la película. Los personajes son reales e interesantes, haciendo que quieras saber qué pasa al final.
El comercio no se hace en el vacío. Los negocios no son todo, ni siquiera para un nuevo empresario. Pero las decisiones de la vida personal pueden impactar profundamente en los negocios de una persona. Esa es solo una de las lecciones de la extraordinaria obra de Cain.


(*) Douglas French es presidente del Instituto Mises y autor de Early Speculative Bubbles & Increases in the Money Supply y Walk Away: The Rise and Fall of the Home-Ownership Myth. Es doctor en economía de la Universidad de Nevada-Las Vegas, dirigido por Murray Rothbard, con el Profesor Hans-Hermann Hoppe en su tribunal de tesis. French enseña en la Academia Mises.

Fuente: http://mises.org/Community/blogs/euribe/archive/2011/06/26/el-apasionante-coraz-243-n-del-comercio.aspx

Cuidado con la inflación

Por Carlos Conrado Helbling (*)

Un recorrido por presidencias e inconvenientes económicos que no debemos repetir.Transcurría el año 1988. Mi amigo Arnaldo T. Musich había publicado en un prestigioso periódico en Buenos Aires un artículo titulado “El fracaso económico del presidente Alfonsín”. Ese día el presidente de la República había volado a Comodoro Rivadavia. En el avión leyó la nota. Al bajar, su fuerte temperamento lo indujo a exclamar a boca de jarro: “¡Musich es un terrorista ideológico!”. Varios, sin embargo, compartíamos la preocupación de Musich. Serví técnicamente al Estado bajo siete presidentes; estimo haber acumulado alguna experiencia.
El exabrupto de Raúl Alfonsín le costó a mi amigo más de un disgusto. El ex presidente me comentó una vez que se había preparado toda su vida para ejercer ese cargo. A pesar de ello, llegado a la cúspide del poder, no había advertido lo que más de uno temía en el llano: que podíamos encaminarnos hacia una hiperinflación incontrolada, con toda la desarticulación que conlleva. Cualquier hiperinflación es casi imparable, por más que se la esconda, y afecta particularmente a los más carenciados. Un año después, en razón de dicha hiperinflación irrefrenable, Alfonsín se vio obligado a abandonar la Presidencia antes de terminar su mandato constitucional. Lo expuesto no va en desmedro de la persona de Alfonsín, a quien respeto por sus convicciones profundamente democráticas y de las cuales dio sobradas pruebas a lo largo de su mandato. El año 1989 se convirtió en un año horribilis. A él, como a tantos otros, la cima del poder lo había distanciado de las preocupaciones cotidianas del hombre de la calle. Se cuenta que el todopoderoso emperador Pedro el Grande de Rusia en su larga trayectoria desde San Petersburgo hasta las puertas de París, inspirándose en todo lo novedoso que descubría en el trayecto, de noche se disfrazaba de obrero mezclándose con ellos para escuchar los comentarios de los soldados y de los hombres que los acompañaban. Le fue útil. Hubiera sido provechoso que practicaran esa modalidad nuestros sucesivos presidentes.

Los noventa
El presidente Carlos Menem no llegó tampoco a frenar la segunda hiperinflación, un mal originado en buena parte por egresos públicos en exceso cuando desbordaban con creces los ingresos establecidos en otro valor monetario al inicio del año presupuestario.
Las sucesivas administraciones de nuestra patria han sido y son tradicionalmente dispendiosas por no decir derrochadoras. Para frenar la creciente inflación se vuelven entonces atentos al académico de moda, quien les susurra al oído estimular aún más la emisión monetaria. Además, eran políticas basadas en supuestas teorías de Keynes confusamente asimiladas, recetas que se habían aplicado con éxito en tiempos pasados muy diferentes.
Más tarde, la presidencia de Menem implantó el esquema monetario conocido como el “uno por uno”, en nuestro caso uniendo la moneda nacional al dólar estadounidense. Los conocedores del actuar gubernamental nos opusimos con firmeza a su implementación, basados en que nuestros sucesivos gobiernos habían carecido por completo de rigor fiscal, elemento indispensable para una implementación exitosa de ese sistema. No se trataba, como ocurrió, de esconder los déficit fiscales bajo la alfombra presupuestaria. El sistema sigue siendo válido y prueba de ello es que en los países con rigor fiscal continúa funcionando con éxito. En el caso argentino y en razón de la suba paulatina de los costos internos, el sistema mal aplicado nos condujo a la progresiva destrucción de la industria nacional, a la casi desaparición de las escuelas técnicas que tanto nos harían falta hoy y a privatizaciones bastante discutibles.

Tiempos a evitar
En abril comenzó el año político, y en octubre elegiremos al próximo presidente. Durante este lapso, la prioridad debería ser esencialmente política. Los vaivenes económicos no deberían desplazar ese recorrido: evitemos la posible e imparable fuga de capitales en las semanas previas a las elecciones, los problemas fiscales, el excesivo gasto público; reduzcamos al máximo la maquinita de emisión, evitemos el retraso cambiario, demoremos las adquisiciones millonarias en el exterior que puedan comprometer a la futura administración. En esa línea, el aumento acelerado de subsidios encubiertos ensombrece aún más el panorama, pues atenta contra la credibilidad y tiene patas cortas.
Ad marginem, mi advertencia es clara: cuidado con la inflación. Evitemos esta vez males pasados.

(*) Carlos Conrado Helbling es economista y experto en Relaciones Internacionales.
Para la Revista Criterio. Director: José María Poirier.

Fuente: http://www.revistacriterio.com.ar/politica-economia/cuidado-con-la-inflacion/comment-page-1/#comment-19078

La "dolarización" avanza y alarma

Por Alberto Asseff (*)

La dolarización de la economía avanza y hay señales de alerta. Sigue la fuga de capitales.
"Pensá en verde”. El lema de una conocida cerveza podría aplicarse sin problemas a la economía doméstica actual. Desde hace años, a la hora de comprar un inmueble el valor se calcula en dólares, pero esa tendencia que antes sólo se reservaba para las casas y departamentos ahora se extiende a autos, electrodomésticos de alta gama y otros productos, que acentúan la llamada dolarización de la economía.
La inflación, negada por todo el arco kirchnerista, explica gran parte de esta variable de la economía que se advierte en la actualidad. La constante fuga de capitales es uno de los síntomas más evidentes, pero no hay que buscar la justificación en aquellos que tienen grandes cantidades de dinero y deciden sacarlas del país para evitar correr riesgos o que pierda valor real.
Los autos, y no precisamente los importados de lujo, sino los cero kilómetro tan promocionados en los últimos meses que generan rompimientos constantes de patentamiento de autos, y que son los que compra la gente de clase media que logra hacerse de algunos ahorros, ya fijan su valor en dólares.
Los televisores de plasma, que se convirtieron en un boom durante 2010 por el mundial de fútbol y que aún hoy mantienen una fuerte incidencia en el consumo, también suelen publicarse en dólares. La realidad muestra que ya no hacen falta bienes o productos de cinco cifras para pensar su valor en dólares.
“Todavía no se nota como durante la época de la hiperinflación, pero es una tendencia que cada día crece más, especialmente a partir del incremento de la inflación”, le explicó a Hoy el director de Research de la consultora Orlando Ferreres, Fausto Spotorno.
El economista indicó que la consecuencia que genera esta tendencia a dolarizar la economía es que “corroe la unidad de cuenta de la moneda” y, si bien no llegó a niveles peligrosos, se trata de una señal de alerta para el Gobierno kirchnerista. Una señal que hasta el momento se negaron a admitir.

Desconfianza. Esta situación tiene una explicación sencilla: la desconfianza sobre la moneda nacional. Hoy, tener pesos guardados “debajo del colchón” es sinónimo de perder dinero: la inflación avanza y hace que lo que teníamos hace un mes hoy valga menos. De la misma manera, aquellos que venden productos fijan su valor en dólares porque entienden que así la creciente inflación hará menos mella sobre el valor.
La consultora ACM refleja esta percepción al señalar que “el esfuerzo que realizó el país para mantener el superávit comercial parecería que no se utiliza para reducir la exposición de deuda externa argentina o para acumular reservas, sino como una forma de ahorro privado, en un contexto de creciente desconfianza hacia la moneda nacional”.

Incertidumbre por el dólar. Luego de un 2010 en que el dólar estuvo prácticamente quieto, por decisión del Gobierno nacional, desde que comenzó 2011 se advirtieron leves, pero sostenidas, subas de la divisa norteamericana.
Los especialistas aseguran que luego de las elecciones el movimiento será todavía mayor, debido a la necesidad de volver a ganar competitividad en la economía.
“Durante 2010 el dólar casi no se movió. El Gobierno decidió así como un ancla de la inflación. Es importante entender esta variable en un contexto de alta inflación. Hasta ahora el dólar se depreció un 3,8% en los primeros cuatro meses de este año, que es superior a lo que había pasado en todo 2010”, señaló Marcos Sarquis, de la consultora Abeceb.com.
“El mercado todavía espera una mayor devaluación en los meses posteriores. Hasta octubre, el dólar seguirá estando planchado. Pero después tendrá que tener un ajuste”, añadió el especialista.

Internet, la gran muestra. Un modo de comprar que adquiere cada vez más popularidad es hacerlo a través de internet. Allí, esta dolarización es más evidente: la mayor parte de los productos que se ofrecen se publican en dólares. Aquí, ya ni siquiera es necesario hablar de cifras importantes: teléfonos, estéreos, MP4 tienen su precio en la divisa norteamericana.
SIGUE EN AUMENTO LA FUGA DE CAPITALES.
La salida de capitales viene aumentando de forma sostenida en los últimos meses. Por ejemplo, pasó de US$ 500 millones en enero, y otros tantos en febrero, a cerrar el primer trimestre en US$ 3.676 millones, según datos del Banco Central.
En abril, las consultoras privadas estimaron que se ubicó entre US$ 1.300 y US$ 1.700 millones. Para los analistas, la aceleración responde a una conjunción de factores: la incertidumbre electoral, la desconfianza que provocan las señales de que el Gobierno podría intensificar su intervención en la economía y, fundamentalmente, la preferencia instintiva por el dólar. De este último punto se desprende que los inversores se vuelcan a la divisa norteamericana con la convicción de que, en 2012, el Gobierno tendrá que corregir el tipo de cambio nominal para darle aire al modelo.
Como sucedió a lo largo de la historia argentina, la salida de capitales suele tener una estacionalidad marcada por las elecciones.
Lo notable es que, este año, comenzó a incrementarse seis meses antes de las presidenciales, que se realizarán en octubre.
Esta situación hizo que las consultoras revisaran su proyección acerca de la salida total de capitales que se dará este año. Así, para la consultora Ecolatina, la fuga será de al menos US$ 15.000 millones, mientras que para Econviews será de US$ 16.000 millones. El panorama es preocupante.

(*) El Dr. Alberto Asseff es abogado, periodista y Presidente del Partido UNIR Argentina.
unir2011@unirargentina.com.ar

Fuente: https://mail.google.com/mail/?ui=2&ik=dbc3122c21&view=lg&msg=130cd34d9e77c3aa

El avance K sobre las listas haría que muchos intendentes jueguen a dos puntas

Por: Guillermo Cherashny (*)


La develación de la incógnita sobre los dos candidatos a vice tendrá consecuencias profundas en el escenario político. La Presidente se decidió por quien propuso la estatización de las Afjp y por quien más impulsó la Ley de Medios Audiovisuales. En particular, el nombramiento de Mariotto lo coloca a Daniel Scioli en una encrucijada, ya que éste siempre privilegió la moderación ante todo el arco político y especialmente en los medios de comunicación que, por otra parte, ya saben que continuarán siendo las víctimas en caso de que se concrete la reelección. La designación de Boudou presagia más intervención del Estado en la economía, más inflación y más control de precios. Por otra parte, el procedimiento de la toma de decisiones adoptado por la Presidente es cuasi monárquico y totalmente ajeno al seguido por el justicialismo después de la muerte de Perón. Semejante concentración es todavía mayor que la practicada por Néstor Kirchner, que por lo menos consensuaba sus decisiones con sus colaboradores más cercanos. El encumbramiento de Boudou indica además otras dos cosas. La primera es que CFK estaría ya pensando en fabricar algún presidenciable para el 2015, por si no consigue los dos tercios de votos en el Congreso para reformar la Constitución Nacional y así eternizarse. Pero además, con Boudou de vicepresidente y su segundo en Economía, Roberto Feletti, como diputado nacional por Buenos Aires, estamos en las vísperas de un recambio integral del equipo económico.

Este rumbo, más la aparición de la Cámpora en cargos electivos y ejecutivos compartidos con miembros de organizaciones de los derechos humanos, dejan afuera de la conducción del Estado a la estructura del peronismo. Otra probable consecuencia sería que el kirchnerismo desista de procesar a Hugo Moyano, debido a su excelente relación con Boudou, aunque el sindicalismo quedó minimizado en el número de candidaturas. Scioli sale lesionado de este episodio, porque la Casa Rosada no lo considera leal, cuando en realidad lo fue. También los intendentes del conurbano terminan perjudicados por el avance K sobre sus listas.

Volver al 2009

Pero no hay que subestimar la reacción negativa de los barones del conurbano. Ellos saben que después del 10 de diciembre o aun antes, van por ellos. De ahí que existan en Olivos fundadas sospechas de que no pocos intendentes estarían preparándose para ejecutar la misma maniobra que le costó a Néstor Kirchner la derrota en Buenos Aires el 28-j. Esto es, que habrían colocado candidatos -sobre todo para concejales- en las listas de distintas alianzas, por ejemplo, con el Frente para la Victoria, la UDESO y el Frente Popular. De este modo, los intendentes en cuestión compensarían la pérdida de cargos a manos de La Cámpora y el aparato cristinista.

(*) Guillermo Cherashny Editor

Fuente: http://www.informadorpublico.com/100295.html