viernes, 29 de julio de 2011

Antropofagia, aislamiento, e ideología

Por Adolfo Ruiz & Asociados (*)


1. Antropofagia, o cómo devorarse a sus aliados
Según la mitología romana, Saturno -el equivalente del dios griego Cronos- mantenía su poder absoluto devorando a sus hijos, apenas éstos nacían (hasta que su hijo Zeus, pudo evitar ese destino, derrocándolo y transformándose así en dios supremo). Se llama antropófago a quien come carne humana y filicida a quien asesina a sus hijos. Y podríamos denominar entonces como filífago a quien se los devora, como Saturno.

Desde su nacimiento, metafóricamente hablando, el kirchnerismo -esa especie de folie a deux, que se instaló como una prótesis dentro del peronismo en el poder- se caracterizó por su estilo antropofágico, devorándose a sus aliados, o desembarazándose de ellos, apenas evaluaban que podían prescindir de su sostén. Pensaban -piensan- como aquél gobernador a quien se le atribuye el dicho: “los hombres son como los forros, después de usarlos se tiran”.

Desde el ex-vicegobernador de Santa Cruz -en dos de los tres períodos en que gobernó Néstor Kirchner- Eduardo Arnold, hasta la muy reciente “ejecución” de Daniel Filmus, los Kirchner, sea por inseguridad o por paranoia, se desprendieron de sus principales aliados siempre que no se sometieran a sus formas humillantes y autoritarias. Esta actitud, grave para cualquier dirigente, es particularmente nociva si quien gobierna carece de relaciones sociales y de equipos técnicos que los sustenten. Dependen entonces de unos pocos colaboradores leales y de un grupo -más numeroso, por cierto- de obsecuentes, mercenarios y chupamedias, ninguno de los cuales brilla con luz propia. Por eso, la carencia de equipos humanos va agotando a esos sistemas políticos, y casi siempre terminan apoyándose en la persecución, el miedo, el espionaje o en la contratación de sicarios intelectuales.

Una de sus primeras y más destacadas de sus víctimas fue el presidente saliente, Eduardo Duhalde, a quien seguramente aquél le debió la candidatura y, algo mucho más importante: la derrota de Carlos Menem, hoy su patético y tragicómico aliado. A Duhalde, lo sorprendieron como a un ingenuo y no solamente se lo devoraron y lo despreciaron -llamándolo “padrino”- sino que le hurtaron los aderezos, muchos de los cuales están actualmente arrepentidos y que, como la hacienda baguala, buscan arrimarse al jagüel con la seca.

El caso de Daniel Scioli es increíble: su obsecuencia fue reiterada a través de estos ocho años. Sólo le falta decir lo mismo que Cámpora cuando Perón le preguntaba la hora: “La que usted diga, mi general”. Despreciado, humillado y desapoderado de atributos que formalmente le correspondían, se lo van comiendo a pedacitos, sin que él jamás ensaye la más leve crítica y, siempre genuflexo, está como esperando el golpe del final, escudado en el aval de sus incomprensibles pero contantes y respetables votos. “No te la creas pibe, vos sos un invento y nadie te respeta” es el mensaje, que le pasan una y otra vez.

El ex-gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo, amigo incondicional, siempre disciplinado y obediente, tuvo la osadía de rebelarse para proteger su buen nombre. Se lo deglutieron igual porque quien no se corrompe puede, precisamente, manejarse con independencia, algo intolerable dentro del mesiánico universo kirchnerista.

El caso del ex-canciller Rafael Bielsa es similar moralmente, pero la acusación es distinta: “Adoramos tu discurso pero no tus pretensiones de sobresalir. Aquí, los únicos que podemos hacerlo somos nosotros dos”. No se lo comieron, pero lo pusieron en el freezer. Las personas cultivadas molestan a los rústicos barnizados, que carecen de brillo natural.

Su sucesor, Jorge Taiana, no osó sobresalir, peor que eso, osó discrepar. Quien los había salvado tantas veces -cuando pudo- de papelones diplomáticos, fue devorado de un bocado sólo por pensar, pues para pensar están -estaban- ellos dos. Taiana es de bajo perfil pero en su pasado terrorista fue un hombre de acción, por eso, tal vez algún día la Sra. de Kirchner lamente haberlo enviado al ostracismo.

La situación de Alberto Fernández es como la de Duhalde, pero fue condenado en forma más miserable todavía, porque aquél los apoyó desde el inicio de su modelo hegemónico. La constante cara de cemento y cinismo de Fernández, torna a su castigo algo así como mucho más merecido que el del caudillo bonaerense, quien fuera mucho más temido por este dúo con pretensiones imperiales.

Héctor Magnetto, el C.E.O. del Grupo Clarín, fue admitido -y usado- dentro de la diarquía como un verdadero capo, jamás como un capo di tutti capi. Cuando éste consideró conveniente relevar al kirchnerismo -proponiendo junto con Paolo Rocca, al Dr. Lavagna como sucesor- no se lo perdonaron. No se lo comieron, pero sí lo intentaron, apelando hasta del recurso perverso y fraudulento de pretender encarcelar de por vida a la mayor accionista, la Sra. de Noble, un verdadero producto de Magnetto antes que su empleadora.

La leyenda atribuye a Ricardo Jaime el haberse hecho cargo de un supuesto hijo no reconocido de Kirchner -con un gran parecido físico- y de ahí, la tolerancia que mostró en ex-presidente frente a las graves acusaciones judiciales hacia aquél. “Gracias por los servicios, pero arreglátelas como puedas”, pareció ser el mensaje de quienes en su diccionario no existe la palabra gratitud.

Convengamos que un aliado como Luis D’Elía puede resultar incómodo para cualquiera, pero el combativo dirigente -jefe de una fuerza compuesta por mano de obra pesada y barata, pero molesta por su locuacidad personal- fue quien más dio la cara frente la rebelión del campo, cuando hasta el sindicalista Hugo Moyano “se fue al mazo” antes de enfrentar a los piquetes agrarios. “Te alquilamos, Luis, y te pagamos muy bien, pero no te la creas, no somos socios”, le parecieron decir.

Uno de los últimos banquetes es el de la deglución -a medias- de Aníbal Fernández, un parlanchín que sin vergüenza alguna ataca y defiende cualquier cosa, siempre arteramente cuando no, encerrándose en el baúl del auto para escaparse de un juez. Un poquita cosa que ahora es considerado tal, hasta por la mismísima viuda. “Ya no necesito lenguaraces, ahora hablamos yo y la Cámpora, en ese orden”.

Con José Pampuro actuaron más sencillamente, no se lo deglutieron y simplemente lo dejaron pudrir. “Gracias, te llegó la jubilación. Te daremos un reloj y un goodbye-party”. Igual tratamiento que el brindado a Verna -siempre un comodín y socio temporario-, a quien despidieron con un “Nunca nos quisimos, ¿te acordás? Ahora, jodete”.

Y, por último, los casos Bonafini-Carlotto: Hebe de Bonafini: Que pasó de defender una causa humanitaria y justa a una causa penal por desmedidos afanes. Estela de Carlotto: Que de candidata al premio Nobel pasó a candidata a ser demandada en un juicio por calumnias. Menos mal para ellas, que no estamos en tiempos de la Revolución Francesa, porque si no eran seguras clientas de Monsieur Guillotin. “No les soltaré el brazo”, parece decirles la viuda (y si no que me crezca la nariz, mientras se le agranda como a Pinocho).

La antropofagia política constituye el método más idóneo para que un dirigente termine aislado, vilipendiado por casi todos y defendido por muy pocos. Cuando pasen los años, antes de lo que quizás ella imagine, la Sra. de Kirchner sentirá ese amargo sabor que ella llamará ingratitud y no será otra cosa que rencor por su manejo imperial y omnipotente del poder. En el mundo internacional, muchos líderes antropofágicos terminaron aislados, excepto los que se murieron antes de su caída, como Stalin afuera y Kirchner aquí.

2. Aislamiento: el orgullo de la decadencia
Sólo una gran actriz, que pone en su papel más pasión que inteligencia, puede equivocarse tanto en la conducción de la sociedad. Su estrategia de gobierno -elaborada por algunos pocos audaces más cercanos al delirio que a lo cuerdo- es, a nuestro juicio, suicida para mantenerse a la cabeza de un gobierno. Tener sólo fines pero sin aplicar escrúpulos en los medios, no persiste en el tiempo, pues agota el nutriente de sus propios seguidores, ahuyentándolos.

Como en el juego, en la política los participantes terminan -a la larga- mostrando su personalidad profunda. Un tramposo no puede jugar muy seguido en las mismas mesas. Necesita rotar entre ellas. Como dijo Abraham Lincoln: se puede engañar a unos pocos mucho tiempo; se puede engañar a muchos poco tiempo; lo que no se puede es engañar a muchos todo el tiempo.

Al cerrar 2010, en nuestros “Escenarios 2011”, sosteníamos que la gran derrota de la Sra. de Kirchner se habría de producir por la inflación y por la mentira pública. Por más abundante que sea y por muchos fondos que se apliquen a una campaña millonaria; por muchas trampas de encuestadores que sólo buscan forrarse y forrearnos; por más impactos de saturación que se lancen en las comunicaciones, el bolsillo de los votantes pesa por encima de todo. Sólo así se puede explicar la bronca que sustentó el voto que, en Tierra del Fuego, revirtiera en el ballotage los ocho puntos por los que perdía la gobernadora, una oficialista crítica pero interesada del kirchnerismo. Esta derrota -si bien en un distrito muy pequeño- refleja un sentimiento bastante mayoritario del resto del país. Y una buena parte del voto capitalino y santafesino reflejó la misma visión. Inflación y mentira, son las dos principales causas de estos dos fracasos del kirchnerismo.

Cuando se habla de voto-cuota y su capacidad para decidir electoralmente -como se demostrara en la reelección de Menem-, se suele olvidar que la estabilidad económica es un requisito imprescindible. Por eso la preocupación de Rousseff y Mujica, en sus respectivos países. Correr franjas de pobres al segmento de economía de consumo, es la base -aunque insuficiente- de la popularidad, se necesita, además, estabilidad para que haya realmente capacidad de ahorro o de capitalización. Reiteramos, la inflación de precios ha sido, a nuestro modo de ver, la causa profunda y silenciosa que está detrás de las derrotas kirchneristas de Tierra del Fuego, de la Capital y de Santa Fe. No es la única seguramente, pero es la más importante porque nos afecta a toda la población cualquiera fuere nuestro lugar en ella.

El otro aspecto vulnerable del gobierno de la Sra. de Kirchner, lo constituye la situación internacional. Se trata de una cuestión no controlable, ni por ella ni por nadie. Pero ponernos a contrapelo de la corriente globalizante; defendiendo el aislamiento internacional, el proteccionismo industrial y el default como políticas de estado; manteniendo incidentes propios de adolescentes con aliados cercanos; y desconociendo quiénes son realmente los estados que mejor pueden ayudarnos en transitar aguas que se están volviendo cada vez más turbulentas en el marco económico, sólo nos puede llevar a “provincializar” la nación, jibarizando su economía. Por ello, somos cada vez más parecidos al Paraguay, como decía Borges en El Otro.

Después de la segunda guerra mundial, ni el primer Perón ni la gran mayoría de los argentinos, supimos ver que el liderazgo mundial pasaba de Europa a los EE.UU. Llevó lustros revertir ese desacierto que, ahora, nos empeñamos en reiterar. Pero tampoco vemos el nuevo papel que está cumpliendo y cumplirá China, que es para colmo nuestro principal cliente. Lo cierto es que no sabemos negociar ni competir. El ego argentino nos incapacita para manejar sabia pero humildemente nuestros intereses, cuando chocamos internacionalmente. Lo sabemos, nadie nos va a regalar nada, pero no es con arrogancia y con pillerías con las que nos ganaremos la mejor voluntad de nuestras contra-partes.

La economía importa electoralmente, pero el gobierno cree o simula estar en el mejor de los mundos. Nosotros creemos que ello ocurre más por ignorancia que por ideología. Así, hemos vuelto a un tipo de cambio fijo con el dólar, con pequeñas devaluaciones del 5% o el 10% al año, mientras al momento de escribir estas líneas el convenio de sanidad reconoció un aumento del 37% en los salarios. La experiencia nos enseñó que la estabilidad de la convertibilidad, no pudo sustentarse. Vale recordarlo, ésta, no explotó por el exceso de gasto público o por el gran endeudamiento o, al menos, no solamente por eso. La causa fundamental fue que nuestra producción por persona ocupada era a fines del año 2000, de u$s 24.700 y la EE.UU. de u$s 108.500. Por otro lado, la productividad argentina es actualmente la misma que en 1973, mientras que la norteamericana es del doble. ¿Con tal diferencia de productividad, cómo un dólar pudo valer -realmente- igual que un peso? ¿Y cómo ahora puede éste sólo devaluarse un 5% ó un 10%, si hay una inflación del 30%?

El aislamiento internacional no tiene peso electoral, pero sus consecuencias influyen en la economía. Por defender la ocupación laboral en algunas empresas -aun cuando ello se haga con probidad, lo que no siempre ocurre-, no podemos arriesgar el comercio con Brasil, cuyo beneficio permite estas tasas de crecimiento que benefician a millones. Por defender el mercado interno de consumo, estamos desatendiendo clientes del exterior. Este concepto de exportar saldos y retazos, no nos asegura cantidad ni continuidad, y nos genera fama de proveedores no confiables. Hacer del “vivir con lo nuestro” un timbre de orgullo, es como mínimo una extravagancia. Pero así somos buena parte de los argentinos, y al que acuñó esa simpática frase, Aldo Ferrer, lo nombramos director de empresas públicas, o embajador en Europa (lo que no le impide ser director de la firma sueca Tetrabrik, pues los economistas nac & pop desconocen el conflicto de intereses).

3. Ideología: una cáscara vacía
Desde la Presidenta hasta el último “che pibe” de La Cámpora -pasando por intelectuales que siempre están colgados de la teta estatal-, repiten como loros que “hay que asegurar el modelo”. ¿Qué modelo? “El modelo de desarrollo con inclusión”, responden, sin ponerse colorados al ignorar que en estos 8 años no se ha incluido a ningún pobre ni indigente en ese crecimiento fenomenal (que es inferior al de otros países con economías como la nuestra). Es que siguen creyendo -como el banquero Heller- que un poco de inflación no molesta.

No hay tal modelo. Se trata de un título afortunado y marketinero, pero es una cáscara vacía. Es más, la cáscara está vacía desde que se hizo evidente la falacia marxista, y por eso cayó el muro. Los socialistas -los violentos y los no violentos- se han quedado sin discurso, porque el sistema pretendidamente más justo, se desmoronó sin ayuda externa, por anemia económica. El comunismo y el socialismo son incapaces de generar riqueza, sólo pueden distribuir la creada por el sistema capitalista. Por ello, Margaret Thatcher decía que el socialismo se acaba cuando se les acaba la plata.

Los progresistas como se autodenominan ahora para disimular su marxismo, se refugian entonces en banderas justas y simpáticamente bienvenidas para una parte significativa de la población (derechos humanos, ecología o costumbres sexuales), pero son absolutamente impotentes para crear riqueza, tal como lo comprendieron los líderes dictatoriales chinos.

Estos sustitutos utilizados por conveniencia para suplir el desmoronamiento del sistema económico inventado por Marx, los lleva a sostener posiciones contradictorias, las que muchas veces se transforman en un verdadero oxímoron. En primer lugar, aclaremos, estas banderas no son exclusivas de quienes se ubican a la izquierda, pues cualquiera de quienes estamos a la derecha del centro podemos o podríamos apoyarlas.

Veamos algunas de esas contradicciones: 1) el único que puede violar los derechos humanos es un funcionario estatal, pero nunca un terrorista; 2) muchos de quienes se dicen defensores de la naturaleza, no tienen ningún empacho en auspiciar el aborto (un acto con el que podemos estar o no de acuerdo, pero el que, convengamos, es antinatural); 3) defienden la economía estatal en grandes empresas para ubicar a los partidarios en los puestos de directorio, aunque pierdan fortunas (caso Aerolíneas Argentinas), en lugar de aplicar esos cuantiosos fondos en paliar la pobreza. Eso sí, son muy nacionalistas pero si pueden tener un pasaporte de Unión Europea lo aceptan volando (“Para no hacer tanta cola en los aeropuertos, ¿viste?”). Por eso, no pueden resultarnos extrañas las palabras de Fito Páez, un cantante que vive como María Antonieta -a costa del Estado- y piensa como Robespierre.

4. Conclusión

En nuestra forma de ver, estos tres factores encadenados han esmerilado el deslumbramiento que buena parte del electorado tenía con el matrimonio Kirchner. Se ha caído un velo sobre sus buenas intenciones, su sinceridad en los procedimientos y sobre su honestidad en la administración. Ya pocos argentinos les creen sus mensajes y, de esa pequeña parte crédula, algunos actúan exclusivamente por conveniencia personal, es decir, porque se están forrando para beneficio propio y de sus dos o tres generaciones siguientes.

La represión serial es una conducta censurable en cualquier padre o madre y, si ella se acompaña con trituración de la personalidad, se transforma en una actitud perversa. Así se han comportado los Kirchner con una buena parte de sus dirigentes aliados. El rencor que han sembrado, se multiplica a lo largo y a lo ancho del país. La mayor parte -sea el 60%, el 70% o el 80%-, les está mostrando su límite, pidiendo un cambio. El electorado hoy les ha dicho basta.

Y creemos que lo seguirá diciendo, porque ya piensan que está administración no está en condiciones de cambiar nada. La Presidenta es un bluff y los espectadores lo han descubierto. Por eso, Cabandié y Rossi han sido humillados por los votantes, como jamás le había ocurrido a un oficialismo peronista. La mayoría está harta, pide otra cosa y no parece querer que se profundice esta charlatanería política, aderezada con condimentos siniestros (¿O no es siniestro lo hecho con los Herrera Noble?). Y es probable que ese hartazgo se refleje en las elecciones del 14 de agosto.

Si la Presidenta insiste con sus trampas despóticas para asegurarse un poder omnímodo y llegase a tener éxito, porque los principales cordones de la provincia de Buenos Aires la llegasen a apoyar, se convertirá en la sepulturera del peronismo. Tal vez, un instante de lucidez les permita al gobernador de Buenos Aires y a los dirigentes del conurbano, leer con realismo el hartazgo del electorado y se rebelen a tiempo, para no terminar siendo sus cómplices del entierro. Así como Reutemann, de la Sota y otros peronistas ya lo tuvieron claro.

(*) Estudio Adolfo Ruiz & Asociados

perspectivasmicroeconomicas@fibertel.com.ar

Fuente: http://www.informadorpublico.com/100387.html

La crisis y China

Por Analytica Consultora (*)

La inestabilidad europea y un potencial default selectivo de los Estados Unidos (junto con el modesto crecimiento de 1.3% en el segundo trimestre) agitan los fantasmas de una nueva crisis global. Algunos posibles canales de transmisión hacia la economía argentina ya se evaluaron previamente ( Analytico#121 ver “Riesgo mayor en Europa” y Analytico#124 ver “¿Y si EE.UU desacelera?” ).

Un riesgo relevante adicional es el potencial contagio chino de una eventual recesión en el mundo desarrollado. China aún proyecta otro año de alto crecimiento (9.6%), pero si sus principales mercados de exportación reducen la demanda, inmediatamente ajustará su gasto agregado, impactando en forma directa en un menor consumo de commodities, lo que a su vez resentirá los precios internacionales.

En 2010 la segunda economía del mundo exportó cerca de 1.6 billones de dólares, 31% por encima de los niveles de 2009. Para tener una idea de magnitud: sus exportaciones son equivalentes a casi 4,5 veces el PIB argentino. En la salida de la Gran Recesión, las exportaciones se convirtieron en el principal driver de la recuperación (representan cerca de 40 puntos del producto), y siguen creciendo a tasas del orden de 18% anual.

El destino principal de las ventas externas chinas es la Unión Europea (20% del total), seguido de los Estados Unidos (18%) y Hong Kong (14%). Dentro de la UE, Alemania lidera las compras, seguido por los Países Bajos, el Reino Unido e Italia.


Las regiones en problemas concentran una buena proporción de las compras externas chinas. Como base de comparación, en 2009, cuando los Estados Unidos y la UE atravesaban una fuerte recesión, las exportaciones chinas cayeron 16%. En ese año, la UE compró un 14% menos y Estados Unidos, 12%. La consecuencia inmediata fue una disminución de las importaciones chinas, que se contrajeron 11%.

El 97% de las exportaciones a la Unión Europea son bienes manufacturados (equipos de oficina, telecomunicaciones, y vestimenta, entre los principales) (11%). Para los Estados Unidos, la composición es parecida.

Para 2011, se proyecta que las importaciones crezcan por encima de las exportaciones. En 2010, las compras del exterior llegaron a 1.3 billones de dólares, siendo Japón su principal proveedor (13,8%), seguido por la Unión Europea (13,2%), Corea del Sur (10,8%) y los Estados Unidos (8%). China importa básicamente commodities: hierro y acero, petróleo, aluminio, plásticos, químicos, y por supuesto alimentos (soja entre los principales).

A un eventual escenario de reducción de la demanda externa china, algunos analistas (como Nouriel Roubini) comienzan a sumar cuestiones domésticas. Por ejemplo, la posibilidad de que China esté “sobreinvertida”. El ratio inversión/PIB es de casi 50%, y podría argumentarse que detrás se esconde algún nivel de sobrecapacidad productiva y de préstamos incobrables que, en algún momento, podrían generar problemas financieros y caídas absolutas en los precios; Roubini ve ese escenario en 2013.

Estas hipótesis hoy, todavía, son de baja probabilidad. La demanda china por commodities se sostendrá en los próximos meses y, en consecuencia, los precios seguirán tonificados.

(*) Analytica Consultora: Informe Nº 126 (del 29 de Julio de 2011)

Fuente: http://www.analyticaconsultora.com/web/index.php/idea/553/la-crisis-y-china

La depresión, cada vez más profunda

Por William L. Anderson (*)

Artículo original en: http://mises.org/daily/5489

Aunque austriacos y keynesianos no están de acuerdo en un montón de cosas, hay una cosa en la que ambos parecen estar de acuerdo: la economía de EEUU se está hundiendo en el fango de la depresión. Sin embargo, a partir de aquí se acaba el acuerdo, ya que las dos escuelas tienen explicaciones muy distintas de por qué está pasando esto.

Los keynesianos, a través de Paul Krugman y su megáfono del New York Times, han venido afirmando que el “estímulo” original de Obama fue demasiado pequeño y el actual énfasis en recortar el presupuesto en todos los niveles del gobierno es precisamente la estrategia errónea. Los austriacos, creen que esta explicación no tiene sentido, lo que no nos sorprende.

En un artículo reciente, Krugman expone su tesis y es útil, pues expone verdaderamente la mente keynesiana en funcionamiento y una mente keynesiana que no permite ninguna otra explicación a lo que está pasando. El problema es (y siempre será) una falta de “demanda agregada” y la única solución es que los gobiernos gasten como si les hubiera tocado el gordo.

Escribe:
La gran burbuja inmobiliaria de la última década, que fue tanto un fenómeno estadounidense como europeo, vino acompañada por un enorme aumento en la deuda familiar. Cuando estalló la burbuja, la construcción de viviendas cayó en picado y lo mismo hizo el gasto del consumidor al economizar las familias cargadas de deudas.
Todo podría haber seguido bien si otros participantes en la economía hubieran aumentado su gasto, rellenando el hueco que dejó la caída de la vivienda y el retraimiento del consumidor. Pero nadie lo hizo. En particular, las empresas ricas en efectivo no ven ninguna razón para invertir ese efectivo a la vista de la débil demanda del consumidor.
Tampoco los gobiernos ayudaron mucho. Algunos gobiernos (los de las naciones más débiles de Europa y los estatales y locales aquí) se vieron realmente forzados a recortar el gasto a la vista de las caídas en ingresos. Y los modestos esfuerzos de los gobiernos más fuertes (incluyendo, sí, el plan de estímulo de Obama) fueron, en el mejor de los casos, apenas suficientes como para compensar esta austeridad forzada.
Así que tenemos economías deprimidas. ¿Qué proponen hacer los políticos? Menos que nada.


Si hay algo que describa la mente keynesiana es esto: gasto, gasto, gasto. Es una tesis sencilla, una que indudablemente atrae a los políticos e incluso a mucha de la opinión pública en general y ha dominado el pensamiento económico profesional en Estados Unidos desde la Segunda Guerra Mundial. Como declara más arriba Krugman las familias no pueden gastar lo que no tienen y las empresas, como no ven demanda futura no van a invertir (léase: gastar a través de inversión de capital – que siempre es definido por los keynesianos como valioso a causa del gasto, no a causa de ningún aspecto de la productividad del capital).

Así que estamos atrapados en lo que Krugman y los keynesianos llaman una “trampa de liquidez”, lo que Krugman parece creer que acaba con cualquier otra discusión. La idea es que la ley de los costes de oportunidad se suspende durante una trampa de liquidez porque los tipos de interés son bajos, los recursos están “ociosos” y el gobierno puede prestar a casi un 0% y gastar sin consumir recursos. Como decía Krugman en su libro El retorno de la economía de la depresión, la gasto público en esta situación puede crear un “almuerzo gratis”. (Sí, usaba realmente este término).

Mientras que la mayoría de los economistas de la corriente principal no están dispuestos a enfrentarse a los keynesianos en la idea de la “trampa de liquidez”, Murray Rothbard no se arredró. En su libro, America's Great Depression, se ocupa de cabeza de la “trampa de liquidez”, escribiendo:
El arma definitiva en el arsenal keynesiano de explicaciones de las depresiones es la “trampa de liquidez”. No es precisamente una crítica a la teoría de Mises, pero es la última línea de defensa keynesiana de sus propias “curas” inflacionistas de la depresión. Los keynesianos afirman que las “preferencia de liquidez” (demanda de dinero) puede ser tan persistentemente alta que el tipo de interés no pueda caer lo suficientemente bajo como para estimular la inversión suficientemente como para sacar a la economía de la depresión.

Rothbard apunta un serio problema con ese análisis, advirtiendo que Keynes nunca tuvo una teoría correcta del interés, afirmando que el interés se basa en “la ‘preferencia de liquidez’ en lugar de la preferencia temporal”, lo que lleva luego a conclusiones más incorrectas acerca del estado de la economía. Otros austriacos han criticado asimismo la teoría, incluyendo a William Hutt y Henry Hazlitt.

Ambos, Hutt y Hazlitt, se ocuparon de la idea de los “recursos ociosos”, que está detrás de la noción de que el coste de oportunidad puede suspenderse durante una depresión. La idea de los recursos ociosos se basa en una nación de que los factores de producción no se emplean a causa de una falta de gasto y que una expansión del gasto público (casi a cero, lo que significa casi sin coste de oportunidad) se extenderá a los activos no empleados y los volverá a poner en marcha.

Como apunté antes, la teoría keynesiana es tan simple que desarma. Los recursos no se están usando, así que el gobierno “estimula” la economía a través de más gasto, los recursos se ponen a trabajar y de alguna manera la economía mágicamente se sostiene a sí misma. La otra cara es que los keynesianos sostienen que si no se produce nuevo gasto, entonces se producirá deflación, haciendo que dejen de usarse más recursos hasta que la economía esté en un equilibrio perverso en el que una enorme cantidad de gente está sin trabajar ni perspectivas de mejora económica.

Krugman es categórico en este punto y está tan convenció de tener razón que cualquiera que se atreva a discrepar lo hace solo porque esa persona quiere que la gente sufra o porque la persona está tan aferrada a las “desacreditadas” teorías austriacas que es incapaz de añadir nada al debate público. (De hecho, Krugman cree que no hay debate en absoluto. Su postura es correcta, está probada empíricamente y no puede refutarse, ni siquiera cuando se refuta).

Así que aunque hayamos visto una explosión de gasto público en los últimos años, de acuerdo con Krugman estamos realmente en un plan de “austeridad”. ¿Por qué? Porque si el gobierno hubiera aumentado realmente el gasto a una escala masiva, habríamos salido de la depresión. En otras palabras, porque solo hay una salida a este fango y como no estamos fiera de ese fango, no ha habido suficiente gasto público.

¿Qué hay de la tesis de Robert Higgs de la “incertidumbre de régimen”? Krugman también la rechaza, llamándola burlonamente el “hada de la confianza”. Las empresas, argumenta, están almacenando efectivo porque ven una falta de demanda del consumidor. Si los gobiernos gastan y gastan y gastan, entonces las empresas invertirán, punto.

(Respecto de la retórica contra la empresa que sale de la casa Blanca, el aumento en la regulación y la demonización de las industrias del petróleo y el carbón – industrias que son esenciales si esta economía tiene que recuperarse – todo eso, según Krugman, o no existe o es ruido de fondo e indudablemente no tiene relevancia en nuestra situación actual. ¿Por qué? Porque lo dice Krugman).

La respuesta definitiva, de acuerdo con Krugman y los keynesianos, es encontrar otro auge, otra posible burbuja de activos que pueda hacer su “magia” al menos un tiempo antes de que también estalle. (Perversamente, en un post apoyado por Krugman, Karl Smith espera que sea otro auge inmobiliario).

Al leer a Krugman y a los keynesianos, siempre me sorprende su análisis de que los activos, hablando en términos económicos, son realmente homogéneos. No importa a dónde se dirija el nuevo gasto, siempre que haya gasto. Gasta y todo se pone en su sitio.

Segundo, el punto de vista de Krugman y los keynesianos se basa en una interpretación extremadamente mecanicista de la acción humana. La gente dentro de su imagen del mercado no compra bienes que crea que atenderán sus necesidades individuales; no, ellos gastan, como si el propio gasto fuera el objetivo final de una economía.

Es un punto de vista de que separa la producción del consumo, haciéndolos independientes, sin que pueda encontrarse ninguna acción verdaderamente humana y con un propósito. No hay ninguna relación con sentido entre los deseos de los consumidores y la valoración de factores de producción o la dirección en que van esos factores en las distintas líneas de producción. Es algo tan sencillo que puede sencillamente describirse como PIB = C+ I + G sin necesidad de pensar más allá de esa tautología.

Como he dicho al principio, tanto austriacos como keynesianos creen que nos dirigimos a una caída económica más acusada. Sin embargo, Krugman y los keynesianos creen que la única salvación es el gasto masivo y la intervención del gobierno. Los austriacos creen que son el gasto masivo y la intervención del gobierno los que empeoran las cosas. Y aunque Krugman & Co. Nunca lo admitirán, es en definitiva el paradigma austriaco es el que explica estos asuntos y los explica adecuadamente.

(*) William Anderson es investigador adjunto del Instituto Mises y enseña economía en la Universidad de Frostburg State.

Fuente: http://mises.org/Community/blogs/euribe/archive/2011/07/29/la-depresi-243-n-cada-vez-m-225-s-profunda.aspx

Alarmante descapitalización del BCRA

Por Agustín Monteverde (*)

Vaciamiento: cambio de reservas líquidas por “paga–Dios”

• La imposibilidad del gobierno de recurrir al mercado de deuda voluntaria tiene su correlato en el endeudamiento con el Banco Central.

• La autoridad monetaria viene financiando año tras año las arcas del Tesoro.

• Actualmente, el BCRA tiene bonos del gobierno por U$ 41500 MM.

• Su tenencia de títulos públicos actual es 32 veces mayor a la del año 2000.

• La consecuencia directa de este financiamiento al Tesoro es que el BCRA está descapitalizado y, si fuera una institución privada, se la consideraría técnicamente quebrada.

• Buena parte de esos títulos públicos son letras de largo plazo no negociables en el mercado como contrapartida de las reservas apropiadas por el Tesoro para los pagos de deuda pública con acreedores privados.

° Por el pago al FMI en 2006 el BCRA recibió una letra por U$ 9500 MM.
° Por los pagos a acreedores privados en 2010 recibió una letra por U$ 6500 MM y este año hay pagos por U$ 9500 MM.
° Los adelantos transitorios al Tesoro —que tienen poco de transitorios, pues vienen renovándose y ampliándose desde 2002— ascienden a $ 46180 MM, lo que equivale a unos U$ 11200 MM.
° A ello se añaden los U$ 2300 MM de títulos públicos comprados por el BCRA durante la crisis de 2008 para sostener su cotización.

• Esas acreencias absolutamente ilíquidas y de muy dudosa recuperación representan más de 80 % del total de las reservas internacionales.

• En el año 2000 representaban menos de 10 %.

• Lo grave es que cuando la secretaría de Finanzas elabora sus informes sobre el stock y perfil de vencimientos de la deuda pública, los correspondientes a esas letras no son computados.

• Esto significa, concretamente, que el gobierno no proyecta cancelar esa deuda con el Central.

• Y si eso es así, entonces no debieran ser contados como activos realizables y habría que descontarlos del patrimonio del BCRA, que según la fantasía contable oficial se ubica en U$ 10000 MM.

• Bajo las condiciones proyectadas por el gobierno, el BCRA es insolvente y requeriría una capitalización de casi U$ 30000 MM.

• Esta situación se agrava cuando consideramos que persiste el vertiginoso crecimiento de sus pasivos monetarios -el circulante se expande a un ritmo de 42 % interanual sin que esto se compense con un incremento similar en las reservas.

• Los problemas del BCRA no se limitan a lo expuesto: también está siendo vaciado por vía del perverso mecanismo de contabilización y distribución de supuestas utilidades.

• Como hemos explicado en diversas oportunidades, al tener el BCRA como misión la defensa del valor de nuestra moneda, la apreciación de las reservas -o lo que es lo mismo, la desvalorización del peso- no debiera ser contabilizada como ganancia.

• Aun si dejáramos a un lado esa flagrante incoherencia contable, se trataría -en el mejor de los casos- de una ganancia de capital, no realizada ni realizable; su realización requeriría la liquidación integral de la entidad.

• Por el año pasado, la perversa mecánica contable arroja nuevamente una ganancia a distribuir mientras que, si se computan los resultados operativos efectivamente realizables, el Central habría tenido un déficit superior a $ 6000 MM.

• El modelo K -ese mismo que algunos ponderan porque “la economía anda bien, hay crecimiento y no hay empleo”- constituye el mayor destructor y devorador de riqueza que el país haya conocido.

• Por un lado, se ha deglutido el período más prolongado y de mejores términos de intercambio de nuestra historia, lo que significó varias decenas de miles millones de dólares para el fisco.

• Pero eso no le fue suficiente y debió recurrir a reiteradas subas de retenciones e impuestos y a la confiscación de los fondos jubilatorios.

• Cuando apenas había transcurrido un año del manotazo a las jubilaciones privadas y apenas dos meses de recibir los abultados dividendos extraordinarios del FMI, fue por las reservas internacionales y terminó quedándose por entero con el BCRA, la máquina de hacer dinero.

• Sin embargo, todos estos recursos no han sido suficientes para soportar el armado del gigantesco aparato mediático y clientelar y los niveles de derroche sin precedentes: también fue necesario expoliar otras cajas públicas con buena liquidez, como ocurrió con la ANSES, la sociedad de garantía de los depósitos bancarios (SEDESA) o el BNA.

(*) Agustín Monteverde (27 de Julio de 2011)

Fuente: Massot / Monteverde & Asoc (con autorización del autor)

Las ideas y la culpabilidad por la violencia

Por Llewellyn H. Rockwell Jr. (*)

Artículo original en: http://mises.org/daily/5497.


La violencia perpetrada por Anders Behring Breivik en Noruega ha desatado el torrente usual de echar la culpa a todo el que pudiera haber influido en el pensamiento del asesino. Fue descrito primero como un cristiano derechista, una descripción pensada para poner sobre aviso a cierta comunidad. A medida que aparecían más pruebas, se le ha descrito más adecuadamente como un nacionalista anti-islámico, pero sigue ahí la tendencia a atribuir esta violencia a cualquier no izquierdista.

Había notas a pie de página en su manifiesto de 1.500 páginas a muchas docenas de libros y artículos (incluyendo unos pocos publicados por el Instituto Mises). Viendo el balance de sus citas queda sin embargo claro que su principal influencia no tenía nada que ver con el libertarismo. Su inspiración era un punto de vista que recordaba al neoconservadurismo estadounidense. Citaba artículos en esta tradición (particularmente sobre el miedo y odio al Islam) mucho más a menudo que en ninguna otra.

Entonces, ¿esta violencia desacredita al neoconservadurismo, como cuando el entonces presidente Clinton trató de echar la culpa a los libertarios y al movimiento de “milicia” por el atentado de Oklahoma en 1995? Se trata de silenciar a la oposición, acabar con el debate y fundamentalmente desacreditar el cuerpo de ideas a las que se puede echar la culpa de la violencia.

Ha sido siempre parecido desde el mundo antiguo. Los gobiernos pueden perpetrar violencia en la guerra y contra la población civil todos los días, pero cuando una persona privada hace lo mismo por razones políticas, la lucha se conlleva ver qué línea de pensamiento pagará qué precio.
La verdad es que todo punto de vista político puede retorcerse hasta convertirlo en una justificación para la violencia. Si pensamos que hay que expropiar a los ricos, hay generalmente dos formas de hacerlo: podemos robar, junto con nuestros amigos directamente a los ricos (tal vez matando a algunos peces gordos en el proceso) o podemos cabildear en el Congreso para que éste lo haga en nuestro nombre.

El segundo método es el preferido en una sociedad democrática. Cuando la violencia contra la persona y la propiedad opera bajo la cobertura de la ley, raramente se le califica como lo que es. Solo cuando se elimina la cobertura legal nos sacude y alarma la violencia. ¿Pero qué pasa con la moralidad de todo ello, ya estemos hablando de violencia privada, estado redistribucionista o el belicista estado imperial? En términos morales, resultan ser lo mismo.
Uno de los detalles biográficos menos destacados de Tomothy McVeigh, ejecutado por el atentado de Oklahoma en el que mató a mucha gente inocente, es que su propio desprecio por la vida fue incubado durante su periodo como soldado estadounidense de 1988 a 1992. Ganó la medalla de bronce por sus servicios en la primera guerra de Iraq, donde mató a civiles y reclutas adolescentes bajo la cobertura de la ley. Fue allí donde aprendió a suprimir las llamadas de su conciencia y a endurecer su corazón. Como dijo: “Si hay un infierno, estaré en buena compañía con un montón de pilotos de combate que también tuvieron que bombardear a inocentes para ganar la guerra”.

Hagamos un experimento mental que es completamente inverosímil. Digamos que en el futuro, algún psicópata mata a gente inocente y vuela edificios. Pero esta vez está directamente influido por el libertarismo y busca medidas desesperadas pretendiendo acabar con el estado.

Podría pasar. No ha pasado, pero podría. La pregunta es si las influencias intelectuales de esta persona desacreditarían la tradición libertaria. Indudablemente eso intentarían los medios generalistas. Incluso después del 11-S los expertos clamaban que este solo acontecimiento era suficiente para desacreditar el libertarismo, que la destrucción y las secuelas ofrecían una prueba positiva de que necesitamos un estado gigantesco. Así que, sí, pienso que podríamos estar seguros de que si alguna persona violenta tuviera influencias libertarias, el libertarismo cargaría con la culpa.

En un caso así, ¿cuál debería ser la respuesta de los libertarios? No sería tan dura. El libertarismo es la única teoría política existente que predica coherentemente la no violencia en todas sus formas, condenando toda agresión contra personas y propiedades, ya sea realizada por una parte privada o bajo la cobertura de la ley.

El libertarismo propone una creencia que no se sostiene ampliamente hoy en día, pero que de todas formas es verdadera: que la sociedad puede organizarse sin violencia (sin robo, sin asesinato), sino usando solo esa bendita institución de la cooperación entre individuos. El uso de la violencia en cualquier forma no solo es contradictoria con la teoría libertaria: el libertarismo está solo como el único punto de vista político que hace de la no violencia su idea central.

Por supuesto, esto implica una postura contra el gobierno, porque el gobierno es el centro organizado, coherente, incansable y a gran escala de la violencia en la tierra. Aplica su violencia por una enorme cantidad de razones: para promover el crecimiento económico, para protegernos frente a invasiones, para impedir que la población sea explotada por las empresas, para mantener la cultura pura frente a influencias extranjeras, para protegernos de nuestras propias malas decisiones, para proporcionarnos salud y seguridad en las rentas desde el nacimiento hasta la muerte y muchas cosas más.

Pero al hacer todas estas cosas, solo puede tirar de una palanca: la agresión contra nuestras vidas y propiedades. Esto es así porque el gobierno no puede hacer nada por sí mismo: existe completamente en una relación parasitaria con la sociedad.

¿Qué pasa si una persona que ve esto llega a la desesperación y actúa de una forma que sea contraria a la ética fundamental del libertarismo? En otras palabras, ¿qué pasa si una persona influida por una teoría antigubernamental realiza acciones que tienen un carácter más parecido a lo que hacen diariamente los gobiernos? No dañaría ni podría dañar la credibilidad o integridad de la idea libertaria.

Tengamos en cuenta que vivimos en un momento sin precedentes. El estado en todos los países del mundo desarrollado está generando problemas como nunca antes en la historia. Pone más impuestos, regula más, manipula más que nunca. El estado nunca ha sido más pomposo, arrogante y ambicioso que hoy.

El estado policial ha entrado en el mundo desarrollado de una forma que nunca habíamos visto en nuestra vida. La policía local refleja ese espíritu. Desdeñan su herencia de llevar una máscara civil y ahora acosan a la gente abiertamente de una forma contraria a la libertad. Estados Unidos en particular ha erigido un gigantesco estado prisión que existe fuera de la esfera de la vida social observable. El estado ha recortado las oportunidades de empleo para toda una generación, saqueado los ahorros de la gente mayor y hecho casi imposible que la gente consiga ahorrar por sí misma.

La opinión pública es cada vez más consciente del problema y del origen del problema y por tanto se está intensificando el enfado público ante la élite política y burocrática, especialmente mientras se profundiza en la depresión económica. El estado-nación se hace cada vez más fiero aunque se haga más decrépito en la era digital. Difícilmente sería una sorpresa ver que este enfado se convierta en violento en los próximos años.

Hay una respuesta muy fácil a los problemas que hoy nos afligen. El estado-nación necesita civilizarse y adaptarse a la realidad de nuestro tiempo. Necesita desmantelar su aparato de control, retirar a los perros de la guerra, refrenar a su policía y burócratas armados y permitir a la sociedad desarrollarse y florecer por sí misma. No es complicado. ¿Por qué no sigue el estado este camino? Porque prospera en la violencia, doméstica e internacional.
Son verdades fundamentales y se están haciendo más evidentes cada día. Ninguna propaganda puede eliminarlas. El único medio real para alcanzar la paz es rechazar la violencia como medio de control social o activismo político. Debemos retirar nuestro consentimiento a la violencia, el consentimiento que es la base de todo gobierno. Lo que escribió el gran teórico Etienne de la Boetie en el siglo XVI sigue siendo verdad hoy:
"Resuelve no servir más y serás libre al momento. No te pido que pongas tus manos sobre el tirano para derribarlo, sino sencillamente que no le apoyes más: así le contemplarás caer por su propio peso y hacerse añicos, como un gran coloso cuyo pedestal haya desaparecido".

(*) Llewellyn H. Rockwell, Jr es Presidente del Instituto Ludwig von Mises en Auburn, Alabama, editor de LewRockwell.com, y autor de The Left, the Right, and the State.

Fuente: http://mises.org/Community/blogs/euribe/archive/2011/07/27/las-ideas-y-la-culpabilidad-por-la-violencia.aspx

La argentina antes de cristina también existía

Por Roberto Eláskar (*)

En varias oportunidades, sea en este periódico PUCARA o en comunicados de prensa, hemos destacado, subrayado y enfatizado el extraordinario y admirable trabajo en el campo tecnológico que ha realizado y realiza nuestro país. En especial hemos mencionado la labor del INVAP, todo un modelo de empresa.
Inclusive hemos dicho que queríamos para la Argentina mil INVAPs.
En estos días, a raíz de esa lamentable y recurrente actitud de la Presidenta de pontificar falazmente de que la historia empezó en 2003, el compatriota platense Eduardo Mario Sánchez Seijo nos envió un interesantísimo relato de los logros tecnológicos de nuestro país, que PUCARA transcribe a continuación:

HISTORIA (VERDADERA Y COMPROBABLE):
Con motivo del lanzamiento por los EE.UU del Satélite SAC-D Aquarios, desarrollado en Bariloche por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y de INVAP (sociedad de capitales privados y del estado de la provincia de Río Negro), verdadero logro de nuestros científicos, no tanto por la tecnología sino por el esfuerzo realizado en un país abandonado científica e industrialmente por las “estrategias” de los políticos que elegimos, la presidente dijo:
“Hace 10 años lanzábamos piedras, ahora estamos lanzando cohetes y satélites”.

Como hijo del Ing. José F. Eláskar, Ing. Mecánico Aeronáutico de la UNC, Jefe del Departamento de Aerodinámica de la FMA, Titular por concurso de 2 cátedras de la carrera de Ing. Aeronáutica de la UNC, Presidente del ex Comité Nacional de Investigaciones Espaciales, Profesor Consulto y Emérito, ex Decano de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales UNC, miembro de la Academia Nacional de Ciencias y de la Academia Nacional de Ingeniería, …
no salgo de mi indignación por la falta de conocimientos y por el impudor con que la presidente se atreve a realizar ese tremendo comentario, ofendiendo la memoria de miles de trabajadores, técnicos, profesionales, científicos y estudiantes; que creían en el éxito de su propio esfuerzo y capacidad.

Hace 10 años, NO.
Hace 61 años, Sra. Presidente, nuestro país fabricaba aviones a reacción, en una fábrica basada en mi ciudad de Córdoba, que daba empleo a más de 10.000 personas y técnicos, integrada por diez fábricas y el Instituto Aerotécnico y laboratorios.
En el Instituto Aerotécnico trabajaban tres grupos de desarrollo independientes: El grupo del ingeniero José F. Elaskar (I.A. 45 Querandí e I.A. 46 Ranquel), el del doctor Reimar Horten (I.Ae.34 Clen Antú, I.A. 41 Urubú, I.A. 38 Naranjero, I.A. 37 e I.A. 48) y el del profesor Kurt Tank (I.Ae.33 Pulqui II, I.A. 35, llamado, Sra. Presidente, el “Justicialista del Aire”, I.A. 36 Cóndor II, I.A. 43 Pulqui III e I.A. 44 Super DL.

El 18 de julio de 1928, (hace 83 años no 10), se da fin a la construcción y comienza los ensayos en pista del primer avión de fabricación nacional: el Avro Gosport 504, un aparato de escuela.
El primer exponente de esta historia era, Sra. Presidente, el conspicuo I.Ae.33 Pulqui II, caza a reacción transónico que realizó su primer vuelo el 16 de junio de 1950, hace 61 años!!!! Fue tripulado por el capitán Edmundo O. Weiss. Se encontraba en las últimas etapas de su programa de desarrollo. El modelo habría entrado en producción en 1955… Los Pulqui II habrían operado hasta por lo menos mediados de la década de 1970.

¿Tribus?
Bajo la conducción del Ing. José F. Eláskar, en 1953, se inició el desarrollo de un "pusher" bimotor de seis plazas que tenía por objetivo satisfacer las necesidades expresadas por el mercado de la aviación mundial: El I.A. 45 Querandí. El diseño fue técnicamente sólido y IAME podría haber mantenido el rumbo netamente comercial de la iniciativa, de manera que dicho aparato habría entrado en producción en la segunda mitad de la década de 1950 y habría servido para satisfacer tanto las necesidades de su mercado natural como otras provenientes del ambiente militar.

Aun recuerdo, Sra. Presidente, que a mis 18 años (hace 50 años y no 10) acompañé a mi papá a ver el lanzamiento de un cohete atmosférico desarrollado íntegramente por los estudiantes de la UNC con el apoyo de las cátedras, conteniendo equipamiento electrónico para tomar diversa información atmosférica…

Cual hubiera sido el glorioso destino de la astronáutica e investigaciones argentinas si hubiéramos tenido políticas nacionales por arriba de los intereses electorales de los políticos que dirigieron este país desde aquella época!

Hoy todos esos esfuerzos están en los museos…

Finalmente, y para su conocimiento, el 10 de Octubre de 1927, hace 84 años, se fundaba la Fábrica Nacional de Aviones y Motores e Instituto Aerotécnico en la ciudad de Córdoba. “Hace 10 años tirábamos piedras…!”
Como representante de la clase política y dirigente de Argentina, debiera guardar decoro y vergüenza al referirse a estos temas, y humildemente apoyar el esfuerzo silencioso de los científicos que aún sobreviven pese al desastre de políticas nacionales que ustedes, los políticos, han implementado en mi país.

Para su conocimiento, vea Ud. qué hacían nuestros argentinos hace más de 10 años:

Aviones Producidos:

Bajo licencia
1. Avro 504/Avro 504N Gosport (1928), hace 83 años!
2. Dewoitine D-21 C-1 (1929), hace 82 años!
3. Focke-Wulf FW44 "Stieglitz" (1937), hace 74 años.
4. Curtiss Hawk 75-0 (1940), hace 71 años.
5. Beechcraft Mentor B-45 (1957), hace 54 años.
6. Morane-Saulnier MS-760 "Paris" (1958)
7. Cessna A-182 "Skylane" (1966)
8. Douglas A4-AR Fightinghawk (1999)[2] [3]

Desarrollo propio
1. IAe-20 "Boyero".Ae.C.1 (1931), hace 80 años!
2. Ae.C.2 (1932) y su derivado Ae.M.E.1 (1933)
3. Ae.T.1 (1933)
4. Ae.M.O.1 (1934) (más tarde Ae.M.Oe.1)
5. Ae.C.e (1934)
6. Ae.M.Oe.2 (1934)
7. Ae.C.3 (1934)
8. Ae. M.S.1 (1935)
9. Ae.C.3.G (1936)
10. Ae.C.4 (1936)
11. I.Ae.20 "El Boyero" (1940)
12. F.M.A. 21 (1943)
13. I.Ae. 22 "DL" (1944)
14. I.Ae. 23 (1945)
15. IA 50 Guarani II.
16. IA 58 Pucara.I.Ae. 24 Calquín (1946)
17. I.Ae. 25 Mañque (1945)
18. I.Ae. 27 "Pulqui I" (1947)
19. I.Ae 28 Super Calquin
20. I.Ae. 30 Ñancú (1948)
21. I.Ae. 31 Colibrí (1947)
22. I.Ae. 32 Chingolo (1949)
23. I.Ae. 33 "Pulqui II" (1950), hace 61 años!
24. I.Ae. 34 Clen Antú (1949)
25. I.Ae. 35 Huanquero (1953)
26. I.A 36 Cóndor
27. I.Ae. 37 Interceptor (1954)
28. I.Ae. 38 Naranjero (1960)
29. I.Ae. 41 Urubú (1953)
30. I.Ae. 44 "DL" II
31. I.Ae. 45 Querandí (1957)
32. I.Ae. 46 Ranquel (1958)
33. I.Ae. Guaraní I (1961)
34. I.A. 50 "Guaraní II" (1966)
35. I.A. 51 Tehuelche (1963)
36. I.A. 53 (1966)
37. I.A. 58 "Pucará"
38. I.A. 63 "Pampa" (1988)
39. I.A. 66 "Pucara II"
40. I.A. 67 "Córdoba" (1980)
41. I.A. 68 ATL (1980-1985)
42. I.A. 70 "Vector" (1990)
43. SAIA 90
44. …

Para su conocimiento y moderación, Sra. Presidente: Algunos hitos de la historia de la cohetería argentina…

HACE 64 AÑOS:
• Agosto 1947: Se crea la División de Proyectos Especiales del Instituto Aerotécnico para investigación de vehículos teledirigidos y motores cohetes…
• 1947/1948: Se desarrolla un motor cohete de combustible líquido, el AN-1 para impulsar un aeromóvil, llamado Tábano. Fue construido por el Instituto de Investigaciones Científicas de las Fuerzas Armadas bajo la dirección y proyecto del Ing. Ricardo Dyrgalla.

HACE 62 AÑOS:
• 20 de octubre 1949: Prueba del motor cohete líquido AN-1 con cámara de combustión con camisa de refrigeración regenerativa.

HACE 50 AÑOS:
• 2 de febrero 1961: El Instituto Aeroespacial efectúa su primer lanzamiento de un cohete construido en el país. Es a su vez uno los primeros de Sud América. Se trataba de un cohete para investigaciones meteorológicas "Alfa-Centauro-Apex 01 ", lanzado desde la Pampa de Achala, con resultados altamente satisfactorios. La Pampa de Achala queda en Córdoba, Sra. Presidente.
• 27 de junio 1961: Es creado el Centro de Experimentación de Proyectiles Autopropulsados.
• 30 de setiembre de 1961: Primer lanzamiento de un cohete de dos etapas, el "APEX-A1-S2-015 "Beta Centauro", desde la pequeña "Base Santo Tomás" de la Fuerza Aérea Argentina, situada en Pampa de Achala, Provincia de Córdoba.
• 13 de octubre 1961: El Instituto Aeroespacial efectúa su segundo lanzamiento, de un cohete Beta Centauro con éxito.

HACE 49 AÑOS:
• 10 de mayo 1962: Lanzamiento de un cohete de la familia Centauro, con éxito.
• 15 noviembre 1962: Lanzamiento de un cohete Gamma-Centauro, desde Chamical, con éxito.
• 27 noviembre 1962: Lanzamiento de un cohete Centaure 30, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 30 noviembre 1962: Lanzamiento de un cohete Centaure 29, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 8 diciembre 1962: Lanzamiento de un cohete Centaure 28, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 9 diciembre 1962: Lanzamiento de un cohete Centaure 31, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.

HACE 48 AÑOS:
• 25 de mayo 1963: Operativo "Nube de Sodio" con un cohete Centauro 35, para medir vientos y turbulencias especiales. Se realizo bajo la supervisión del Instituto Aeronáutico y Espacial, actuando como Director el Vicecomodoro Miguel Sánchez Peña, alcanzando una altura de 189 km., y superando los resultados obtenidos por otro instituto similar, el COSPAR, de Viena (Austria).
• 30 mayo 1963: Lanzamiento de un cohete Centaure 39, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• Agosto 1963: Lanzamiento de 4 cohetes Gamma-Centauro, desde la base Chamical, finalidad: ensayo; con éxito.
• 23 al 26 de agosto 1963: Primeros lanzamientos de cuatro prototipos de cohetes sonda Proson M1 desde la base Chamical, finalidad: experimentar el comportamiento general y determinar la trayectoria por medios ópticos; con éxito. Fue construido por el Instituto de Investigaciones Científicas de las Fuerzas Armadas.

HACE 47 AÑOS:
• 27 de julio 1964: Se lanza un cohete Gamma-Centauro desde Puente del Inca, Provincia de Mendoza, transportando hasta los 35.000 metros de altitud una carga útil telemétrica para medir la temperatura.
• 4 de noviembre 1964: Lanzamiento de un cohete Centaure 78, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 5 de noviembre 1964: Lanzamiento de un cohete Centaure 79, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 6 de noviembre 1964: Lanzamiento de un cohete Centaure 80, desde la base Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 1 de diciembre 1964: Lanzamiento de un cohete Nike Cajun I 64-1, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 4 de diciembre 1964: Lanzamiento de un cohete Nike Cajun I 64-2, finalidad: aeronomía; con éxito.

HACE 46 AÑOS:
• 6 de febrero 1965: Se realiza por vez primera en el país, el lanzamiento conjunto y sincronizado de 2 cohetes Gamma Centauro desde el Centro de Experimentación CELPA y 2 cohetes Gamma Centauro desde la Base Matienzo en la Antártida Argentina, pasando la Argentina a ocupar el tercer puesto entre las naciones que realizaron esta prueba desde regiones polares, después de los Estados Unidos de Norteamérica y de Rusia.
• 8 de febrero 1965: Se vuelve a realizar, el lanzamiento conjunto y sincronizado de un cohete Gamma Centauro desde el Centro de Experimentación CELPA y un cohete Gamma Centauro desde la Base Matienzo en la Antártida Argentina. La finalidad era el estudio de Rayos X. Resultado exitoso.
• Setiembre 1965: Lanzamiento de un cohete Gamma Centauro desde el Centro de Experimentación CELPA. La finalidad estudio de Rayos X. Resultado exitoso.
• Octubre 1965: Lanzamiento de un cohete Orión 1 #1 desde el Centro de Experimentación CELPA. La finalidad era su evaluación en vuelo. Resultado exitoso.
• 25 de noviembre 1965: Lanzamiento de cohete Centaure 91 y cohete Centaure 93, desde la base CELPA Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 27 de abril 1966: Primer lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, finalidad: mediciones de vientos, programa EXAMETNET, carga útil de Chaff.

HACE 45 AÑOS:
• 18 de mayo 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de Chaff. y de otro cohete Judi, , carga útil de termistor. Ambos para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 19 de mayo 1966: Se produce en la fecha el primer lanzamiento del cohete ORION II #1, que alcanza la altura de 100 km., desde Chamical, en la provincia de La Rioja. Este artefacto fue diseñado y construido en el país.
• 15 de junio 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 13 de julio 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 14 de julio 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• Julio 1966: Lanzamiento del cohete ORION I #8
• 13 de agosto 1966: Lanzamiento del cohete ORION II, desde la base CELPA Chamical, Con una carga útil de 16Kg logra un apogeo de 114Km.
• 17 de agosto 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos y temperatura.
• 1966: Lanzamiento del cohete ORION II #2 , Lanzamiento del cohete ORION II #3
• 8 de setiembre 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos y temperatura.
• Setiembre 1966: Lanzamiento del cohete ORION II #4
• 14 de setiembre 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 21 de setiembre 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos y temperatura.
• 28 de setiembre 1966: Lanzamiento de cohete Arcas, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 6 de octubre 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 13 de octubre 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 4, 7 y 9 de noviembre 1966: Lanzamiento en la Base de Wallops lslands (NASA) de tres cohetes ORION II Argentinos, para evaluación de performances.
• 12 de noviembre1966: Da comienzo el 10 de noviembre 1966 en Tartagal (Salta), la operación ORION-ECLIPSE, con motivo del eclipse total de sol. Fueron lanzados tres cohetes ORION II, el 12 /11/66 para el estudio del flujo de neutrones. Constituyó el aporte del IIAE al estudio del fenómeno mencionado y en el que estaban empeñadas numerosas instituciones del mundo. También se lanzaron un cohete Arcas y dos cohetes Titus, con éxito.
• 16 de noviembre 1966: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil de termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: medición de temperatura.

HACE 44 AÑOS:
• 18 de enero 1967: Lanzamiento de cohete Judi, a las 14:13, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 15 de febrero 1967: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 21 de marzo 1967: Lanzamiento del cohete con carga biológica (Anastasio)
• 12 de abril 1967: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 17 de mayo 1967: Lanzamiento de cohete Arcas, desde la base CELPA Chamical, carga útil termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 19 de mayo 1967: Lanzamiento de un cohete, con carga biológica (Celedonio)
• 14 de junio 1967: Lanzamiento de cohete Arcas, desde la base CELPA Chamical, carga útil termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 16 de agosto 1967: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 30 de agosto 1967: Lanzamiento de dos cohetes Nike Apache para estudios de la Ionósfera. Apogeos de 222 km y 225km.
• 6 de setiembre 1967: Lanzamiento de un cohete Centaure 143, desde la base CELPA Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 7 de setiembre 1967: Lanzamiento de los cohetes Centaure 92 y de Centaure 144, desde la base CELPA Chamical, finalidad: aeronomía; con éxito.
• 13 de setiembre 1967: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 18 de octubre 1967: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 15 de noviembre 1967: Lanzamiento de cohete Arcas, desde la base CELPA Chamical, carga útil termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 13 de diciembre 1967: Lanzamiento de cohete Judi, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 14 de diciembre 1967: Lanzamiento del cohete ORION II, desde la base CELPA Chamical, finalidad: estudio de Rayos cósmicos; con éxito.

HACE 43 AÑOS:
• 17 de enero 1968: Lanzamiento de cohete Arcas, a las 17:25, desde la base CELPA Chamical, carga útil termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 24 de enero 1968: Lanzamiento del cohete ORION II, desde la base CELPA Chamical, finalidad: estudio de Rayos cósmicos; con éxito.
• 14 de febrero 1968: Lanzamiento de cohete Judi, a las 13:33, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 13 de marzo 1968: Lanzamiento de cohete Arcas, a las 15:28, desde la base CELPA Chamical, carga útil termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos y temperatura.
• 20 de marzo 1968: Lanzamiento de cohete Judi, a las 16:00, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 27 de marzo 1968: Lanzamiento de cohete Arcas, a las 15:58, desde la base CELPA Chamical, carga útil termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos y temperatura.
• 3 de abril 1968: Lanzamiento de cohete Judi, a las 13:39, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos.
• 10 de abril 1968: Lanzamiento de cohete Arcas, a las 2:10, desde la base CELPA Chamical, carga útil termistor. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos y temperatura.

HACE 42 AÑOS:
• 16 de abril 1969: Lanzamiento del cohete Canopus 2, finalidad: su evaluación tecnológica; con éxito.
• 17 de abril 1969: Lanzamiento de cohete Judi, a las 16:26, desde la base CELPA Chamical, carga útil Chaff. Para el programa EXAMETNET, con finalidad: mediciones de vientos. Este fue el último lanzamiento en Chamical. Los siguientes de este programa se realizaron en la Base CELPA Mar Chiquita.
• 28 de mayo 1969: Lanzamiento del cohete ORION II #26, con carga biológica (ratón).
• 30 de agosto 1969: Lanzamiento del cohete ORION II #31 , con carga para estudios de astronomía y de otro ORION II #27, con carga biológica (ratón).
• 12 de setiembre 1969: Lanzamiento del cohete Rigel, finalidad: su evaluación tecnológica; con éxito.
• 14 de setiembre 1969: Lanzamiento de un cohete Nike Apache, desde la base CELPA Chamical, finalidad: estudio de la Ionosfera.
• 23 de octubre 1969: Lanzamiento del cohete Canopus 2, finalidad: su evaluación tecnológica y recuperación.
• 22 de diciembre 1969: Se realiza en el Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados (CELPA) en Chamical (Pcia. La Rioja), el lanzamiento de un cohete compuesto de dos etapas del tipo Canopus combinados, alcanzando una altura de 550 km (El satélite lanzado ahora en el 2011 alcanzó los 650km…!). y colocando a la Argentina en el primer lugar del mundo en realizar este tipo de experiencias.
• 23 de diciembre 1969: Lanzamiento de un cohete Canopus 2 #3, finalidad: carga biológica (mono)

HACE 41 AÑOS:
• 3 de mayo 1970: Lanzamiento del cohete ORION II , con finalidad de estudio de partículas y campos magnéticos
• 6 de mayo 1970: Lanzamiento del cohete Dragón 37, desde la base CELPA Mar Chiquita, con finalidad de estudio de la magnetosfera , apogeo 425km,
• 1970: Desarrollo de una estación telemétrica terrestre y de equipamiento carga útil en los cohetes. Todo el desarrollo de la parte electrónica fue realizado por el plantel de profesionales y técnicos altamente calificados de la Dirección de Electrónica Aplicada y del Proyecto Aire-Superficie de CITEFA.
• 29 de junio 1970: Se realiza lanzamiento en la Base militar Aeronaval de Puerto Belgrano de un misil aire superficie MP 2. Resultado: éxito.
• 1 de noviembre 1970: Se realiza lanzamiento en la Base militar Aeronaval de Puerto Belgrano de un misil aire superficie MP3 (Martin Pescador), resultado: éxito.
• 16 de diciembre 1970: Se realiza en el Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados (CELPA), en Chamical (Pcia. La Rioja), el "Operativo Ñahi", lanzándose un cohete Castor X2 y dos cohetes Canopus. Es la primera experiencia con un cohete sonda con carga útil fotográfica, para tomas de gran altura, que se lleva a cabo en el país.

HACE 40 AÑOS:
• 14 de setiembre 1971: Se realiza lanzamiento en la Base Chamical, de un misil aire superficie MP 4 (Martin Pescador), resultado: éxito.
• 16 de setiembre 1971: Se realiza lanzamiento en la Base Chamical, de un misil aire superficie MP 5 (Martin Pescador), resultado: éxito.
• 18 de setiembre 1971: Se realiza lanzamiento en la Base Chamical, de un misil aire superficie MP 4 (Martin Pescador), resultado: éxito.
• 23 de setiembre 1971: Se realiza lanzamiento en la Base Chamical, de un misil aire superficie MP 6 (Martin Pescador), resultado: éxito.
• 19 de diciembre 1971: Lanzamiento del cohete ORION II, con finalidad de evaluación tecnológica
• 16 de marzo 1971: Se realiza lanzamiento en la Base Chamical, de un misil aire superficie MP 8 (Martin Pescador), resultado: éxito.

HACE 39 AÑOS:
• 2 de noviembre 1972: Lanzamiento de un cohete Rigel, desde la base CELPA Chamical, finalidad: Campaña Nube de Sodio, apogeo 240 km
• 4 de noviembre 1972: Lanzamiento de un cohete Rigel, desde la base CELPA Chamical, finalidad: Campaña Nube de Sodio, apogeo 252 km
• 7 de noviembre 1972: Lanzamiento de un cohete Canopus, desde la base CELPA I Chamical, finalidad: medición de actitud.
• 11 de noviembre 1972: Lanzamiento de un cohete Rigel, desde la base CELPA Chamical, finalidad: Campaña Nube de Sodio, apogeo 260 km
• 12 de diciembre 1972: Lanzamiento de un cohete Dragón 38 ,desde la base CELPA Mar Chiquita, finalidad: estudio de la magnetosfera, apogeo 450 km

HACE 38 AÑOS:
• 22 de marzo 1973: Lanzamiento de un cohete Skylark SL1182, desde la base CELPA Chamical, finalidad: fotografías en el espectro visible e infrarrojo, apogeo 240 km
• 28 de marzo 1973: Lanzamiento de un cohete Skylark SL1181,desde la base CELPA Chamical, finalidad: fotografías en el espectro visible e infrarrojo, apogeo 240 km
• 18 de noviembre 1973: Lanzamiento de un cohete Rigel, desde la base CELPA Chamical, finalidad: nubes de iones, ensayo 2º etapa
• 19 de noviembre 1973: Lanzamiento de un cohete Rigel ,desde la base CELPA Chamical, finalidad: estudio de nubes de iones, apogeo 260km
• 22 de noviembre 1973: Lanzamiento de un cohete Castor #1,desde la base CELPA Chamical, finalidad: estudio de nubes de iones, apogeo 260km

HACE 37 AÑOS:
• 6 de junio 1974: Se realiza en el Centro de Experimentación y Lanzamiento de Proyectiles Autopropulsados (CELPA), en Chamical (Pcia. La Rioja), el "Operativo Astro X ", lanzándose un cohete Rigel y dos cohetes SS/40 para desarrollo de un motor experimental de 70 Ton. de empuje, con combustible nacional.

HACE 36 AÑOS:
• 30 de setiembre 1975: Lanzamiento de un cohete Castor, desde la Antártida, finalidad: estudio de nubes de iones,
• 3 de octubre 1975: Lanzamiento de un cohete Castor, desde la Antártida, finalidad: estudio de nubes de iones.

HACE 32 AÑOS:
• 21 de marzo 1979: Lanzamiento de un cohete Castor, desde Punta Lobos en Perú, finalidad: estudio de nubes de iones,
• 22 de marzo 1979: Lanzamiento de un cohete Castor, desde Punta Lobos en Perú, finalidad: estudio de nubes de iones, apogeo de 268 Km
• 1980-1996, 16 años sin lanzamiento ni nuevos proyectos…

HACE 15 AÑOS:
• Año 1996: El Instituto Universitario Aeronáutico pone en órbita el microsatélite Micro-Sat I "Víctor", fruto de largos años de investigación aeronáutica y espacial, con lo cual integra el privilegiado grupo de universidades en el mundo que ha obtenido este logro científico.

HACE 11 AÑOS:
• 21 de noviembre de 2000: Lanzamiento del satélite Argentino SAC-C.
• 3 de diciembre 2000: Se realizó un nuevo ensayo del Motor Cohete Híbrido desarrollado, y construido por el grupo de investigación que dirige el Prof. Ing. Jorge Lassig, de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional del Comahue.

Cuándo un político, como Ud., tendrá la vergüenza necesaria para explicarnos y pedir disculpas a nuestros hijos de cómo se perdió el legado de aquellos verdaderos argentinos y como devenimos en el país sojero que hoy presiden?
“Hace 10 años lanzábamos piedras…” ¡!


PD 1: Vale aclarar que el satélite argentino lanzado en EEUU será monitoreado por la Estación Terrena de Falda del Carmen, creada en 1970, hace 41 años…

PD 2: 1990, hace 11 años, lanzamiento del primer satélite argentino, el Lusat I, fue un proyecto de radioaficionados. Después de 20 años en órbita, con la batería ya agotada, continuó funcionando.

PD 3: La empresa mixta INVAP que participó del diseño del satélite recientemente lanzado, fue creada en 1976, hace 35 años… Nuestra disculpa también para esa empresa nacional…

(*) Roberto Eláskar para Rev. Pucará Nº 39 (27 de julio de 2011)
Director: Dr. Alberto Asseff

Fuente: Revista PUCARÁ Nº 39 (Remitida por el Director)

Hay vida después del impago

Por Peter G. Klein (*)

Artículo original en: http://mises.org/daily/5476
(Traducción de Xabier Girón)

Mi padre era historiador y ayudó a organizar eventos locales para conmemorar el bicentenario de la Declaración de Independencia en 1976 y la Constitución en 1987. Recuerdo especialmente el Tren de la Libertad , una exposición itinerante de recuerdos, tales como copias originales de la Declaración, la Constitución, el documento de compra de Luisiana, y (me entero por Wikipedia, aunque no los recuerdo) el vestido de Judy Garland en El mago de Oz y los calzones de boxeo de Joe Frazier.

Varios años más tarde, mi padre preparó un documento (por desgracia, no publicado), titulado “La Constitución como mito y símbolo”. Señalaba que para muchos estadounidenses los documentos fundacionales, la Campana de la Libertad, el Independence Hall, la imagen de George Washington y de Betsy Ross, etc. desempeñan el mismo papel que las joyas de la corona de Gran Bretaña, la Bastilla, o la tumba de Lenin.

La Constitución es importante, en otras palabras, no solo por su texto (algunos dirían que el texto es ignorado hoy de todos modos), sino también por su valor simbólico. Esto representa un mito en particular de la fundación de Estados Unidos, generalmente asociada con la razón y nobles ideales (por ejemplo, Bernard Bailyn, Ayn Rand, Schoolhouse Rock), pero de vez en cuando con el poder o el interés material (por ejemplo, Charles Beard, Bertell Ollman).

En el seguimiento de los debates sobre la ampliación del límite máximo de deuda de EEUU, estoy impresionado por la frecuente afirmación de que el impago de la deuda pública es impensable debido a la “señal” que se enviaría. Si usted no puede confiar en la T-Bill, ¿en qué podría confiar? Los instrumentos de deuda respaldados por la “plena fe y crédito” de Estados Unidos se supone que están libres de riesgo - casi por arte de magia para - de alguna manera trascender los caprichos de los mercados de deuda ordinaria. La letra del Tesoro, en otras palabras, se ha convertido en un mito y símbolo, igual que la Constitución.

Encuentro que esta línea de razonamiento es poco convincente. Una T-bill es un bono al igual que cualquier otro bono. El incumplimiento de empresas, municipios y de otros emisores de bonos es constante, y los resultados raramente son catastróficos.

Los mercados financieros han estado reestructurando la deuda durante siglos, y lo han hecho bastante bien. De la discusión con respecto a los bonos del Tesoro, uno pensaría que nadie había oído hablar antes de las primas de riesgo de impago. (Curiosamente, este parece ser un caso de excepcionalmente estadounidense: la gente no está particularmente feliz por los incumplimientos griegos, irlandeses y portugueses, pero nadie piensa que llegará el fin del mundo a causa de ellos).

Por lo tanto,¿ no es el momento de desmitificar todo esto? Los bonos del Tesoro son bonos al igual que cualquier otro bono. No hay nada mágico, mítico ni sagrado en ellos. Un impago de la deuda gobierno de los EEUU no es ni más ni menos radical que un incumplimiento de cualquier otro tipo de deuda.

Según la famosa frase de Adam Smith.”Lo que es prudente en la conducta de todas las familias no puede ser una locura en la de un gran reino”. Las empresas en quiebra, como las familias en quiebra, reestructuran sus obligaciones de deuda todo el tiempo. Una noción de letras del Tesoro como reliquias sagradas que sean de una vez y para siempre “carentes de riesgo” me parece más religiosa que económica.

Al mismo tiempo, hay otra opción para las entidades que luchan por pagar sus intereses: Vender activos. Bob Murphy, David Friedman y Steve Horwitz han hecho recientemente esta observación. La discusión pública sobre la crisis de la deuda de EEUU asume que las únicas opciones para cumplir con las obligaciones de la deuda de EEUU son aumentar los impuestos, recortar el gasto o ambas cosas.

Sin embargo, las ventas de activos es otra opción viable. Hay una gran cantidad de literatura en finanzas corporativas (por ejemplo, Shleifer y Vishny , 1992; Brown, James, y Mooradian, 1994; John y Ofek , 1995) que explora los beneficios y costos de ventas de activos como una fuente de liquidez para las empresas con dificultades financieras.

Por supuesto, la venta de activos a precios de remate, bajo circunstancias extremas está lejos de ser la mejor opción, pero como señala esta literatura, a menudo es mejor que la quiebra o liquidación. Uno de los resultados más conocidos (documentado por John y Ofek) es que las ventas de activos tienden a aumentar el valor de la empresa cuando dan lugar a un aumento de la concentración en el negocio. ¿Realmente sería tan malo si el gobierno de EEUU vendiese algunos bonos y moneda extranjeros, la Reserva Estratégica de Petróleo, sus vastas propiedades de tierras para uso comercial, y otros elementos de su altamente diversificada e inexplicablemente hinchada cartera?

Si las ventas de activos no son factibles, ¿es el impago realmente una opción? ¿No es el sistema financiero mundial dependiente del dólar de EEUU y de la calificación AAA de la deuda pública de EEUU? ¿No está el impago “fuera de la agenda”, como insisten el Presidente Obama y los líderes del Congreso?

Por supuesto que no. Un incumplimiento e incluso el repudio son opciones políticas que tienen sus costes y beneficios, así como continuar pidiendo prestado y aumentar la deuda tiene beneficios y costos. Las personas razonables pueden discrepar sobre las magnitudes relevantes, pero el análisis institucional comparativo es, obviamente, el camino a seguir. (Por desgracia, la mayor parte de la discusión académica se ha centrado exclusivamente en los posibles costos del impago a corto plazo, con casi ninguna atención a los casi seguros costos a largo plazo de un continuo pedir prestado).

Estoy un poco sorprendido de que en todos los comentarios nadie haya traído a colación el documento AER de 1996 de William English, “Understanding the Costs of a Sovereign Default: American State Debts in the 1840s”, que proporciona una evidencia muy interesante sobre los incumplimientos de EEUU. No es un experimento natural, exactamente, pero hace un buen trabajo explorando la variedad de prácticas de impago y repudio entre estados que por lo demás eran bastante similares. Aquí está la sustancia:
Entre 1841 y 1843, ocho estados y un territorio no pagaron sus obligaciones, y para finales de la década cuatro estados y un territorio había repudiado toda o parte de sus deudas. Estas deudas están debidamente consideradas como deuda pública, tanto porque la Constitución de Estados Unidos se opone a las demandas contra los estados para hacer cumplir el pago de las deudas como porque la mayoría de las deudas de los estados estaban en manos de residentes de otros estados y otros países (principalmente Gran Bretaña). (...)

A pesar de la incapacidad de los acreedores extranjeros para imponer sanciones directas, la mayoría de los estados de EEUU pagaron sus deudas. Parece que los estados pagaron para mantener su acceso a los mercados internacionales de capital, al igual que en los modelos de reputación. Los estados que reembolsaron fueron capaces de pedir más dinero en los años previos a la Guerra de Secesión, mientras que los que no pagaron, en su mayor parte, no pudieron hacerlo. Los Estados que suspendieron pagos temporalmente fueron capaces de recuperar el acceso al mercado de crédito al liquidar sus antiguas deudas. Más sorprendente aún, dos estados que repudiaron una parte de su deuda fueron capaces de recuperar el acceso a los mercados de capital después de atender el resto de su deuda por un tiempo.

Sorprendentemente, la tierra no se estrelló contra el sol, ni los ciudadanos de los estados delincuentes experimentaron plagas, forúnculos o a Nancy Grace. Los intereses de los bonos aumentaron, por supuesto, en los estados que repudiaron, y que incumplieron total o parcialmente, pero no a niveles “catastróficos”. Hubo acuerdos complejos de reestructuración y otras transacciones realizadas para tratar de mitigar los daños.

Una reciente historia de CNBC en Europa, mencionaba que “hay que entender que el riesgo soberano y especialmente que el riesgo soberano en los mercados desarrollados existe, porque la mayoría de [la deuda] soberana del mundo desarrollado se ha tratado fundamentalmente como absolutamente libre de riesgo”, citando a un director general del BlackRock Investment Institute. “En retrospectiva, podemos decir (...) que nunca han estado libres de riesgo, lo que pasa es que hemos estado viviendo un momento de tranquilidad durante los últimos 20 años".

Esto no me suena como que sea el fin del mundo.

(*) Peter G. Klein es el autor de The Capitalist & the Entrepreneur: Essays on Organizations & Markets. Es profesor asociado y director asociado del McQuinn Center for Entrepreneurial Leadership de la Universidad de Missouri y profesor adjunto en la Escuela Noruega de Economía y Administración de Empresas. Klein enseña en la Mises Academy. Escribe en el blog Organizations and Markets. Visite su página web: http://web.missouri.edu/~kleinp/.

Fuente: http://mises.org/Community/blogs/euribe/archive/2011/07/27/hay-vida-despu-233-s-del-impago.aspx

Guillermo Moreno y su desconocimiento de principios económicos

Por Elena Valero Narváez (*)

“El comercio puede mejorar el bienestar de todo el mundo.” “Los mercados normalmente constituyen un buen mecanismo para organizar la actividad económica.” “El nivel de vida de un país depende de su capacidad para producir bienes y servicios.” “Los individuos responden a los incentivos.”
Ninguno de estos principios económicos es tenido en cuenta por nuestro secretario de comercio. Las trabas burocráticas y la prohibición de importaciones, la insólita exigencia,-única en el mundo- de obligar a exportar si se quiere importar, entre otras medidas autoritarias, están dislocando la economía.

Los empresarios pierden, y en forma cada vez mas acelerada, los incentivos necesarios para invertir y producir. No encuentran un marco institucional adecuado, seguridad jurídica para sus inversiones, reglas de juego estables, y una moneda sana que les permita realizar el indispensable “cálculo económico”. Estos son factores indispensables para asegurar una corriente de inversiones que redunde en la creación de mayores puestos de trabajo y en la provisión de mayores y mejores bienes y servicios.

Al escenario “hostil” a las inversiones, a la producción, y al comercio, se suman los graves problemas derivados de las políticas estatistas y dirigistas en curso, como son la falta de infraestructura y servicios energéticos.

En todos los sectores de la economía argentina están disminuyendo, a niveles alarmantes, los índices de productividad. Moreno parece ignorar que la productividad representa la cantidad de bienes producidos con cada hora de trabajo y que Argentina está lejos de la que tienen los países más adelantados.

La economía solo puede mejorar si hay inversiones en el sector productivo privado y disminuye el gasto público. Solo así se podría conseguir un aumento genuino de la demanda de mano de obra y, consecuentemente, incrementos del salario en términos reales.

Tanto ignora Moreno el proceso central de generación de riqueza de un país, que las políticas antimercado del gobierno kirchnerista han ido de contramano a crear los incentivos necesarios para la inversión, con los resultados hoy a la vista y conocidos por todos: destrucción del capital acumulado: reservas petroleras, gasíferas y ganaderas, caminos, puertos etc.

Los capitales se fugan al exterior: 70.000 millones de dólares, desde que el kirchnerismo llegó al poder.

No es la competencia de países extranjeros la que provoca pobreza sino la falta de tecnología y herramientas necesarias para producir más.

El gobierno argentino aún cree en el mito de la “planificación central”. El socialismo, según grados, de acuerdo a sus variantes, nos ha ofrecido y nos ofrece como muy bien se observa en Cuba,, una economía creada en el seno del gobierno y apoyada por intelectuales, donde lejos de ser el resultado de las necesidades e interacciones de las personas, surge de gobiernos que llegan al poder mediante revoluciones o también mediante el voto. Todos, en mayor o menor medida, hieren de muerte a la propiedad privada ya sea mediante estatizaciones o interviniendo en los mercados.

Esquilmando a la sociedad, apropiándose del capital que le pertenece, pueden utilizarlo como ellos desean y con un objetivo fundamental: mantenerse en poder.

Argentina, como Venezuela, Bolivia y Ecuador, se va pareciendo más al modelo fascista donde se asfixia a la economía controlando los precios, deciden desde el gobierno que se debe exportar o producir, obstruyen los mercados, impidiendo que se desarrolle una economía capitalista.

Los argentinos no hemos aprendido de las experiencias que nos brinda la Historia. Tanto el sistema socialista como el fascista se oponen al capitalismo y a la democracia. Pretenden un estado poderoso donde los principios liberales son desechados: anulan el estado de derecho. La principal diferencia consiste en que los estados fascistas permiten la existencia de empresas privadas. Pero, en realidad, están bajo la continua intervención y el control estricto del estado. La dictadura es la consecuencia inevitable de ambos regímenes.

Los líderes políticos argentinos deberían especificar en sus plataformas políticas y electorales cual es el rumbo que van a seguir. No caben términos medios: si no se cree en la libertad política y económica, tarde o temprano, en la práctica, se termina en el socialismo o el fascismo. Las consecuencias son las que estamos comenzando a ver con claridad en nuestro país.

(*) Elena Valero Narváez. (Autora de “El Crepúsculo Argentino”LUMIERE.2006)
evaleronarváez@hotmail.com

Fuente: Comunicación personal de la autora

El mal menor

Por Alberto Medina Méndez (*)

Dicen que lo excelente es enemigo de lo bueno. Y es cierto que muchos perfeccionistas crónicos descartan lo disponible por buscar lo casi imposible. Es que en muchos ámbitos de la vida nos vemos obligados a elegir entre opciones que no nos satisfacen. Sabemos que debemos seleccionar una de las alternativas pero en realidad ninguna de ellas nos genera orgullo y, en muchos casos, solo terminamos descartando lo peor.

Resulta razonable que sea así, en muchas ocasiones, sobre todo cuando la fatalidad nos plantea esas posibilidades o en situaciones impredecibles que nos van arrinconando y colocando en esta tan incómoda disyuntiva.

La estrategia del “mal menor” es una variante tolerable, fundamentalmente cuando las condiciones por las que se llega a esa opción, no permitieron hacer algo antes y nos vemos finalmente compelidos a esa difícil decisión.

Lo que no es admisible es convertir esa circunstancia en algo crónico y hacer de esa dinámica una forma de vida, responsabilizando siempre al entorno, a lo externo, por habernos puesto allí, en ese indeseable trance.

En la política escuchamos esto con demasiada cotidianeidad. Gente que termina votando a un candidato o a otro, aduciendo que no tiene chances, que sus alternativas están limitadas y que solo puede elegir el mal menor, optando por el menos despreciable o el que menos repugnancia le genera.

Que cierta displicencia ciudadana nos haya puesto en ese brete en alguna ocasión se torna aceptable, que algún sistema electoral que limita a las minorías o que nos plantea una segunda vuelta, nos proponga elegir a uno de dos, cuando ambos no nos conforman, está en la lista de posibilidades.

Pero eso no se puede transformar en un hábito indefinidamente. Los ciudadanos no podemos suponer que las opciones de las que disponemos son producto SIEMPRE de una conspiración del sistema para perjudicarnos.

Al menos no es posible que asumamos eso como una cuestión natural, que pueda suceder reiteradamente. Lo cierto es que los que tenemos que tomar decisiones también somos responsables de esas pocas variantes. Lo somos por acción y también por omisión.

A veces tomamos el camino del “voto útil” y terminamos apoyando al que creemos que tiene más posibilidades de triunfar o hacer un buen papel, pero para ello le quitamos oportunidades concretas de seguir en carrera a gente mejor, a dirigentes profesionales y serios, a candidatos que aun sin grandes campañas tienen formación superior y demuestran estar debidamente preparados para la tarea para la que se postulan.

Dinamitamos esa ocasión que tienen de dar la batalla de igual a igual, solo porque pesa sobre ellos el estigma de no tener estructuras, una tradición política de décadas o porque no tienen antecedentes suficientes.

Los ciudadanos nos convertimos así, por momentos, en el principal escollo para que nuevas figuras puedan estar en la vidriera, para que la oferta electoral sea superior, y que el marco competitivo obligue a más argumentos, mejores ideas y mayor seriedad para proponer proyectos.

La sociedad se queja de la política, descree de los partidos, pero termina renovándoles el crédito a muchos hasta la próxima elección. Y tal vez, ello no sería tan desacertado, si se aceptara esto como la “última vez” que apela a esta dinámica, y no como un hábito perverso que legitima a los peores.

Es cierto que la política es compleja, que el candidato perfecto no existe, porque los seres humanos somos incompatibles con el concepto de excelencia, pero eso no nos debe privar de buscar a los mejores, de ser exigentes a la hora de brindar apoyos.

Y no menos exacto es que si el sistema, por sí mismo no tiene mecanismos para incentivar a los mejores, a los más honestos y profesionales a sumarse al ruedo, pues entonces los ciudadanos debemos ser protagonistas, participando directamente o bien incentivando a esos, a los que consideramos diferentes, a tomar los lugares de poder desde los cuales se puede cambiar el rumbo de los acontecimientos.

La democracia no supone solo la participación en el acto electoral, es mucho más que eso, y los candidatos entre los que debemos optar son la consecuencia de un sistema y no la causa. Tenemos los candidatos que tenemos, mejores y peores, porque hasta aquí, hicimos lo que hicimos.

Nuestra inacción, las decisiones equivocadas, también tienen precio, y si hoy nos sentimos encerrados, no es por casualidad y no podemos responsabilizar a otros porque mucho de lo que pasa tiene que ver con lo que hicimos y también con lo que dejamos de hacer.

Tal vez sea tiempo de hacerse cargo cívicamente de los errores propios. Recurrir al mecanismo vigente no es un pecado, pero sí lo es, aceptarlo como una rutina indefinida, y en cada turno electoral sentirnos atrapados, para empezar el recitado de insatisfacción y reclamos tan propios del momento previo a la elección, enojándonos porque no tenemos opciones.

Existe mucha responsabilidad en el sistema político, en la perversidad de sus normas, en el monopolio de los partidos, en los retorcidos mecanismos de selección internos que expulsan a los mejores, pero nada de eso explica la falta de compromiso ciudadano, el desinterés de los electores, no solo al momento de votar, sino en la construcción que precede a las candidaturas.

Si en poco tiempo, estamos nuevamente frente al dilema de tener que apelar al mal menor, aceptémoslo como parte de las reglas de juego, pero reflexionemos sobre la responsabilidad que nos cabe, y al día siguiente de la elección propongámonos hacer algo al respecto.

Probablemente si nos metemos de lleno, podamos hacer algo para que en la próxima oportunidad en las que nos convoquen a votar, los candidatos que tengamos en la grilla nos generen mas expectativa y terminemos votando a alguien con entusiasmo y convicción, y no debamos reiterar esto de elegir el mal menor.

(*) Alberto Medina Méndez, periodista y escritor.

amedinamendez@gmail.com
www.albertomedinamendez.com

Nota: Este artículo fue publicado por el diario "Epoca" (Corrientes, Argentina) el 28 de Julio de 2011.

Fuente: Comunicación personal del autor

Digitalizar la inflación monetaria no cambia nada

Por Pete Kerr (*)

Artículo original en: http://mises.org/daily/5478.

Preparando una clase esta pasada primavera, encontré un vídeo en el sitio web de la Fed que ocultaba el hecho de la Fed imprime moneda. El vídeo de seis minutos (publicado en enero de 2011) presenta al economista Steve Meyer, consejero senior del Consejo de Gobernadores de la reserva Federal.

Al explicar la expansión más reciente de la Fed, la QE2, Meyer dice:
Puede que se pregunten cómo paga la Fed los bonos y otros títulos que compra. La Fed no paga con papel moneda. En su lugar, la Fed paga al banco del vendedor utilizando fondos económicos recién creados y el banco añade esos fondos a la cuenta del vendedor. El vendedor puede gastar los fondos o simplemente dejarlos en el banco. Si los fondos permanecen en el banco, el banco puede aumentar sus préstamos, comprar más activos o engrosar las reservas que tiene en depósito en la Fed. Más en general, las compras de títulos de la Fed aumentan la cantidad total de reservas que el sistema bancario mantiene en la Fed. El que las compras de la Fed lleven a un aumento en la cantidad de dinero circulando en la economía depende de lo que los bancos hagan con las nuevas reservas y lo que los vendedores hagan con los fondos que reciben. En este caso, la oferta monetaria no ha crecido inusualmente rápido desde que la Fed empezó su primera ronda de compra de activos. Si ha pasado algo es que la oferta monetaria ha estado creciendo más lentamente de lo normal.

Cualquier estudiante del dinero y la banca reconoce el sofisma de decir que “la Fed no paga con papel moneda”. Si quienes ven el vídeo son los simplones que supone Meyer, podría haber explicado que la Fed compra bonos de una forma muy parecida a la que ustedes y yo compramos cosas usando nuestras tarjetas de crédito. No se usa papel moneda: la propiedad de un depósito (sea cuenta corriente, cuenta de ahorro o depósito de tarjeta de crédito) se transfiere electrónicamente. La diferencia es que mientras que ustedes y yo transferimos depósitos existentes, la Fed ha creado nuevos depósitos (es decir, “fondos económicos recién creados”).
Estos depósitos pueden convertirse en efectivo en cualquier momento. No hay nada que impida que los que vendan bonos a Meyer utilicen un cajero electrónico como cualquier otro. Los depósitos creados electrónicamente se convierten en billetes de la reserva Federal: la Fed ha pagado con dinero ipso facto.

Supongamos, como sugiere Meyer, que los vendedores de bonos no gastan sus nuevos depósitos: “Si los fondos permanecen en el banco, el banco puede aumentar sus préstamos, comprar más activos o engrosar las reservas que tiene en depósito en la Fed”. Solo en el último caso se detiene la creación de dinero y la expansión de dinero se limita así a las compras del vendedor original de bonos. El aumento en las reservas extraordinarias en buena parte coincide con las reservas totales, sugiriendo que éste ha sido el caso. Sin embargo, si los bancos hacen préstamos adicionales (es decir, compran activos adicionales) se crean nuevos depósitos a la vista. Aunque puede discutirse la relación, algunos de estos nuevos depósitos se intercambiarán por papel moneda. Siempre que la Fed cree los nuevos depósitos o lo hagan los bancos, habrá alguna conversión a papel moneda.

Meyer dice:
Más en general, las compras de títulos de la Fed aumentan la cantidad total de reservas que el sistema bancario mantiene en la Fed. El que las compras de la Fed lleven a un aumento en la cantidad de dinero circulando en la economía depende de lo que los bancos hagan con las nuevas reservas y lo que los vendedores hagan con los fondos que reciben.

Esto es verdad solo si los bancos son los vendedores de bonos y se quedan con los ingresos de la venta de bonos. En la medida en que los vendedores de bancos sean miembros del público no bancario (es decir, cualquiera que sea un banco, la Fed o el Tesoro de EEUU), la oferta monetaria, bajo cualquier definición, ha aumentado. Además, en la medida en que los vendedores de bonos retiran efectivo de sus nuevos depósitos, hay un aumento en el papel moneda.

Aunque los defensores de la economía keynesiana podrían ver éste análisis como quisquilloso, la razón de ser del vídeo es disipar la frecuente acusación de que la Fed está “tirando de imprenta” y exponiéndose al consiguiente peligro de inflación de precios.

Meyer reconoce esto, diciendo que “Si la Fed fuera a continuar comprando títulos hasta que los bancos acabaran expandiendo sus préstamos, entonces la oferta monetaria podría aumentar demasiado aprisa y la inflación podría ser demasiado alta: los dirigentes de la Fed están decididos a evitar ese resultado”. Mientras que Meyer está igualmente preocupado por la inflación, el poder adquisitivo del dinero (es decir, el precio del dinero) está en el asiento trasero del precio del crédito en las prescripciones keynesianas. Esta actitud esté óptimamente reflejada en el vídeo de la WGBH “The Commanding Heights” cuando, reflexionando acerca de la financiación en la era de la Depresión, John Kenneth Galbraith decía: “no te preocupa acumular deuda o, más precisamente, te preocupa, pero lo haces de todas formas”.

Siempre que la Fed compra títulos en el mercado abierto, hay inflación monetaria. Este aumento en la oferta de la materia prima dinero disminuirá el poder adquisitivo del dinero (es decir, disminuirá el poder adquisitivo del dinero, ceteris paribus. Un aumento en la demanda de dinero por el público no bancario puede compensar este aumento en la oferta de tal forma que la inflación de precios no se refleje en ninguna medición de precios (es decir, en el índice de precios del consumo). Pero como apuntaría Bastiat, la inflación de preciosresultante de la inflación monetaria habría sido mayor si no hubiera habido un aumento en la demanda de dinero.

No es el objetivo de este artículo ahondar en la eficacia de las prescripciones keynesianas. Pero los economistas de la corriente principal callan cuando se les inquiere sobre la capacidad de la Fed de controlar el precio del crédito (es decir, los tipos de interés). Cuando se trata de la oferta de crédito, la Fed es un pez pequeño en un gran lago. Nadie está en desacuerdo en que la Fed puede controlar la oferta de dólares de EEUU. Al mismo tiempo, todos están de acuerdo en que no hay una cantidad óptima de dinero. Como medio de intercambio, una pequeña cantidad de dinero de alto precio puede hacer el mismo trabajo que una gran cantidad de dinero de bajo precio. Tal vez lo mejor que podamos decir es que la existencia de cestas de “pon un penique, quita un penique” sugiere que se ha creado mucho dinero, mientras que la división de dólares españoles en “piezas de a ocho” sugiere que existe demasiado poco dinero.

(*) Pete Kerr es profesor de economía en la Southeast Missouri State University en Cape Girardeau. Su obra ha aparecido en distintas publicaciones, incluyendo el Journal of Economic Education, Applied Economic Letters, y el Southern Economic Journal. Vea su sitio web: http://cstl-hcb.semo.edu/kerr/.

Fuente: http://mises.org/Community/blogs/euribe/archive/2011/07/28/digitalizar-la-inflaci-243-n-monetaria-no-cambia-nada.aspx