miércoles, 22 de agosto de 2012

58,8% de la ANSeS lo pagan las provincias pero la Nación gasta el 100%

Por Urgente 24 (*)
En 2012 ya no hay motivos para mantener el Pacto Fiscal de 1992 que financia la Administración Nacional de Seguridad Social, que acumula una gruesa deuda con jubilados y pensionados mientras financia el proselitismo de Cristina Fernández de Kirchner, y diversos gastos políticos que no corresponden a la previsión. 
Ya son 3 las provincias que reclaman fondos adeudados por la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS), y denunciado el Pacto Fiscal de 1992: Córdoba, Corrientes y Santa Fe.
 
Hay un argumento poderoso: la causa que dio origen a su implementación carece de validez en la actualidad. Desde 2002 a 2012, la situación financiera de la ANSeS es mucho más sólida que en el pasado, reforzada por la eliminación del sistema de capitalización en 2008 (la expropiación del ahorro de quienes depositaban en las Administradoras de Fondos de Jubilación y Pensión).
 
O sea que Cristina Fernández de Kirchner se apropió del dinero de los ahorristas (no era dinero de las ex AFJP) y encima sigue administrando el dinero de las provincias cedido en su momento para la creación del sistema de AFJP. Es inadmisible.
 
Por eso, el fiscal de Estado de la Provincia, Jorge Córdoba, presentó la notificación al Ejecutivo nacional para que se deje de retener el 15% en concepto de coparticipación a Córdoba, según indicó a la radio cordobesa Cadena 3 el jefe de Gabinete de Córdoba, Oscar González.
 
El 07/08, la Legislatura de Córdoba aprobó por unanimidad, el abandono del Pacto Fiscal vigente desde agosto de 1992.
 
La consultora Economía & Regiones aclaró: "Si se tiene en cuenta que las provincias cederían cerca de $24.000 millones a la ANSeS durante el presente ejercicio, y las necesidades de financiamiento llegarían a $30.000 millones, se concluye que la eliminación de este mecanismo de precoparticipación prácticamente solucionaría los problemas financieros de las provincias en 2012."
 
Pero para el Ejecutivo Nacional, supondría una tragedia político-financiera: la ANSeS es el único organismo de la Nación que ha logrado conservar una posición superavitaria, resultando, junto al BCRA, los principales financistas del Tesoro Nacional.
 
Por ejemplo, los recursos transferidos por el 15% al organismo previsional ascendieron a $135.200 millones durante el período 2003-2011, en tanto que el proyectado 2012 se ubica en $40.155 millones. 
 
Una breve historia
 
El 12/08/1992 se celebró el Acuerdo entre el Gobierno Nacional y los Gobiernos Provinciales. En el mismo se estableció que el Estado Nacional queda autorizado a retener un 15% de la masa de impuestos coparticipables prevista en el artículo 2º de la Ley 23.548 y sus modificatorias.
 
Economía & Regiones:
 
"A inicios de la década del '90, el Gobierno Federal atravesaba una delicada situación fiscal, derivada en gran medida de los recurrentes déficits del Sistema Nacional de Seguridad Social.
 
Esta dinámica impulsó un proceso de creación, modificación y eliminación de impuestos nacionales, de afectaciones previas a la distribución primaria de determinados impuestos para fines específicos, así como a la firma de diversos pactos fiscales que impusieron un techo a las transferencias provinciales durante el período 1992-2002. (...)"
 
Las provincias, junto a la Ciudad de Buenos Aires, aportan el 58.8% de los recursos tributarios transferidos al ente nacional de seguridad social, dado que el actual esquema de financiamiento tiene como base la distribución establecida en la Ley Nº23.548 de coparticipación de recursos tributarios nacionales. 
 
En tanto, el 41.2% es del Gobierno Nacional (40.2%) y los Aportes del Tesoro Nacional (1%). 
 
"(...) Cabe recordar que la Ley Nº 24.130 fue prorrogada en diversas oportunidades siendo la última, por la Ley Nº 26.078 de Presupuesto Nacional del año 2006, donde se estipulaba una nueva prórroga al 31 de Diciembre de 2010. 
 
Llegada esa fecha, el Gobierno Nacional emitió el Decreto Nº 2054/2010 que establece una prórroga adicional por 5 años de la vigencia de esta afectación, es decir, hasta el 31/12/2015. (...)".
 
Pero la Nación ya ha modificado el contexto del mecanismo.
 
La situación
 
Las finanzas provinciales se deterioran progresivamente. La situación se ha agravado significativamente en el presente ejercicio porque disminuyeron los recursos tributarios coparticipables, a causa de la desaceleración del nivel de actividad, junto a un gasto público que no puede descender, a partir del fuerte peso del componente salarial.
 
Desde 2003 a la fecha, las provincias aportaron a la ANSeS $103.025 millones y el Tesoro Nacional unos $70.553 millones, mientras que los $1.753 millones restantes son ATN (Anticipos del Tesoro Nacional)
 
Es decir que las provincias enviaron a la ANSeS un equivalente al 68.6% del stock de la deuda provincial proyectado a diciembre de 2012.
 
Y muchas provincias consideran que la ANSeS no está cumpliendo con sus obligaciones. Que, a diario el federalismo se encuentra violentado.
 
Recuerda Economía & Regiones: "Desde la óptica nacional, la restitución de los fondos a las provincias ampliaría el déficit financiero en un 37%, pasando de $63.000 a $86.600 millones (3.4% del PIB). Si bien resulta un monto significativo, la disponibilidad de financiamiento vía Adelantos Transitorios del BCRA amortiguaría el impacto de la medida para el Gobierno Nacional, aunque a expensas de una mayor presión sobre la tasa de inflación. (...)
 
El ejercicio realizado, orientado a restituir a la masa coparticipable bruta el 15% destinado a la ANSeS, no sólo permitiría mejorar el horizonte fiscal y financiero de las provincias, sino que permitiría también introducir mejoras en la coordinación fiscal entre la Nación y las Provincias. 
 
Entre ellas se destacan:
 
1. Factibilidad de implementación: la instrumentación de la medida requiere un acuerdo político menos complejo entre los niveles de Gobierno, en comparación a la reforma integral de la Ley de Coparticipación Federal.
 
2. Menor dependencia financiera de la Nación: la restitución de los fondos permitiría a las provincias no sólo revertir la delicada situación actual, sino también reducir el grado de dependencia financiera con el Gobierno Nacional. Por otra parte, de garantizarse la automaticidad en la remisión de los fondos, las provincias podrían realizar una mejor proyección de sus recursos futuros.
 
En síntesis, la restitución de los fondos destinados a la ANSeS mejoraría sensiblemente el panorama fiscal del conjunto de provincias, en tanto les permitiría mejorar su horizonte fiscal y financiero y reducir su dependencia de la Nación. En este sentido, la autonomía política de los distintos niveles de gobierno sería acompañada por una mayor autonomía financiera, fortaleciéndose el sistema fiscal federal en su conjunto."
 
(*) Urgente 24. Artículo publicado el 21 de Agosto de 2012.