domingo, 26 de agosto de 2012

La sonrisa de Boudou

Por María Celsa Rodríguez (*)
Mientras en el Congreso se debatía  la expropiación  polémica de la empresa Ciccone los protagonistas de este culebrón se encontraban relajados y siguiendo con sus actividades programadas.Vandenbroele seguramente se  paseaba por la ciudad. Ese, quien todos  consideran que es una pieza fundamental en esta historia dirigida  desde las sombras por los  dueños verdaderos de este gran negocio que  colocó al vicepresidente en el centro de la escena de un engranaje de corrupción muy bien entretejido y que le está causando  a la Presidente un ataque de presión tras otro.

Aunque es comprensible el elevado estres que sufre Ella, porque como  dijo Abal Medina  esta  siempre "
preocupándose por solucionar todos y cada uno de los problemas, que no le echa a nadie la culpa de los problemas del país. Jamás van a escucharla echarles culpas a otros" (...) Ya que "tenemos una presidenta que nos enseña que los problemas están para resolverlos"dijo.
Bueno, si es así como él dice que le avisen, que aún no resolvió el problema de la inseguridad, de la inflación y el tema de la corrupción. Aunque quizás si resolvió el tema del vice,  para mantener en él  su sonrisa impecable.
Ahora  salió a defender  "la militancia juvenil de las agrupaciones oficialistas en las cárceles" y dijo que "los jóvenes molestan cuando van a bailar,  molestan cuando van al boliche, cuando militan porque militan (...) Basta de gataflorismo con los jóvenes, déjenlos vivir tranquilos". Es cierto  lo que dice Ella, debemos dejarlos tranquilos y  que  los reos salgan a divertirse, militen, se  resocialicen  y  sigan delinquiendo.

En tanto Boudou  no estaba en el Congreso, se fue a Jujuy. Estaba  haciendo sociales con la Tupac Amaru mientras exhibía su sonrisa  encantadora junto a Milagro Sala en la conmemoración del Bicentenario del Éxodo Jujeño.

Si bien  los legisladores desde sus bancas  se acordaban de él con un abanico de calificativos que tenían todos los matices ya que desde lo irónico a lo paradójico, muchos de los que lo criticaron con dureza  luego terminaron votaron a favor del proyecto oficialista. Alineándose en la misma posición del vicepresidente -justamente el objeto de las críticas-.

Pero Boudou siguió con su agenda y  se tomó un avión. Viajó a la ciudad santacruceña de Comandante Luis Piedra Buena, que cumplió su 179 aniversario y allí en el escenario acercándose  al micrófono con aire feliz porque los astros del Congreso los estaban favoreciendo, se puso a cantar "Avanti morocha". Mientras algunos ya están pensando que ese "avanti" tiene más que ver con un deseo kirchnercristinista, que se está haciendo cada vez más sonoro  en busca de la re- reelección.


Para muchos  esto está claro, ya que mientras sigue  en proceso la  investigación por corrupción,  la estatización de Ciccone  con accionistas sin nombres, deja en  evidencia  que las sospechas que suenan con mucho ruido  están más que fundadas. Las piezas se fueron moviendo con audacia para ir generando  una sutil presión a la justicia -aunque esta piense lo contrario- y que en algunos años -no es de extrañarnos- todo  termine en un sobreseimiento.


En tanto en Diputados la polémica subía de tono, vociferándose críticas  desde conocer los nombres de los dueños de The Old Found, que hasta hace unos días, -antes de la intervención- controlaba la compañía, hasta que  tal   intervención  se materializó a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) y  que para que  no sea considerada confiscatoria, debería haber sido resuelta por el juez.


El  Poder Ejecutivo no esta facultado para intervenir las sociedades comerciales. Realizar una intervención es irregular porque está violando la división de poderes. Y al mismo tiempo viola el art 17 de Constitución Nacional, que dice:"
La propiedad es inviolable, y ningún habitante de la Nación puede ser privado de ella, sino en virtud de sentencia fundada en ley. La expropiación por causa de utilidad pública, debe ser calificada por ley y previamente indemnizada".

Por eso la diputada Carrió estimó que los legisladores que votaron a favor habían cometido "
traición a la patria" al "permitir y consentir  el acto de usurpación cuando ordenó la Presidente que se intervenga la empresa sin una ley previa".

Si bien Ciccone es una empresa que carga una historia bastante oscura en su haber pero que ha tenido un desenlace inesperado. Y aunque  carece de la capacidad tecnológica de vanguardia para los fines que se la expropia y se la estatiza; que cuenta con una millonaria deuda al fisco, y que se declaró en  quiebra. Se expone aquí  como fundamento de expropiación  un pretexto falaz,  y es que se hace por la soberanía monetaria. Cuando la soberanía monetaria está en proteger el valor de la moneda de curso legal, justamente algo que ha perdido nuestro peso.

Aunque Ciccone no solo imprime billetes, también ha hecho pasaportes, DNI, chapas patentes, diplomas universitarios.

¿Quien no se acuerda del Mundial 78? Bueno, Ciccone imprimió las entradas, al igual que las cuasimonedas que tantos sin sabores trajo a nuestra economía.


Ahora es claro porque  la diputada Carrió desde su asiento con verdadero énfasis acusó a los legisladores de "traición a la patria" pero se puede decir con una mirada más profunda  que la expropiación y estatización de Ciccone es un ¡Viva! a la impunidad, algo que hace muy feliz a sus anónimos dueños.


¿Será por eso que Boudou esta contento? 


(*) María Celsa Rodriguez. Periodista y analista política.
www.chacorealidades.blogspot.com 

Fuente: Comunicación personal de la autora.