lunes, 6 de agosto de 2012

"V" de vergüenza

Por Malú Kikuchi (*)
En el país del “todo es posible”, Sergio Shocklener nos informó que el gobierno está organizando una fuerza de choque, con presos. Y estamos tan mal, que un parricida confeso, juzgado y condenado, pasa a ser nuestra confiable fuente de información. Porque dice la verdad, aunque sea difícil de creer. “El Vatayón Militante”, es real.

Tratando de ordenar el delirio que nos rodea y la falta de límites que debería imponer la ley, pero no lo hace, empecemos con  los hechos. ¿Qué es “El Vatayón Militante”?  Publican un decálogo en facebook donde explican qué son y qué buscan. ( www.facebool.com/vatayonmilitante)

1) “El Vatayón Militante se escribe con V, porque es la V de la Victoria y la V de la Vuelta. Es también la V de la Verdad, la V del Valor y la V de Voto. Es la V del Vino, la V de Verga, la V de la Vagina y la V de Vida”. No aclaran que también es la V de Vergüenza, porque no la tienen.

2) “El logo del Vatayón Militante es un Conejo, porque un conejo vive a los saltos, puede ser agresivo si muestra los dientes, y una belleza de peluche animal si se lo quiere bien. También los conejos se reproducen a toda velocidad”. Debería ser nuestra tarea, impedir la reproducción.

3) […[“El Vatayón Militante es PERONISTA y por añadidura, KIRCHNERISTA”. No mienten, son claros y directos. No podremos alegar engaño. Dentro del huevo, la serpiente crece. Nosotros, los del 46%, ¿qué hacemos al respecto?

7) […[ “El Vatayón Militante pretende darle un marco por fuera de las estructuras a la Candidatura de CFK, y continuar apoyando el modelo de pie, sea donde sea y en cualquier escenario”. O sea, reformar la Constitución.

10) “El Vatayón Militante será felicidad o no será nada”. ¡Es tierno!

De la ternura volvamos a la realidad. Los integrantes del Vatayón Militante se dedican, so pretexto de reinsertar socialmente a los presos, a formar una fuerza de choque disfrazándola de “salidas culturales”. Incumplen la ley, la ignoran y lo más grave es que hay jueces que lo permiten.

La ley 24.660, “Ejecución de la pena privativa de la libertad”, promulgada el 8/7/1996, (Menem), es clara, hay que distinguir a los presos con condena firme, de los presos que están apelando su condena. Los primeros, de acuerdo al artículo 17, sólo pueden tener salidas transitorias después de haber cumplido media condena. Los del Vatayón alegan que van a hacer política, porque la política es cultura. 

Lo sería si se hablara de política a través de “La República de Platón”, pero no de adoctrinamiento partidario, que es lo que realmente hacen. ¿Si la UCR, o el PRO, Libres del Sur o la CC, deciden formar Batallones Militantes, tendrían los mismos privilegios dentro de las cárceles, que los del Vatayón?

Por supuesto que no. Y lo sabemos. ¿Qué vamos a hacer, lo dejamos así? El director del Servicio Penitenciario Federal, se describe a sí mismo en twitter:“Julio Hortel…negro de mierda…abogado penalista…orgullosamente K”. Lo hemos visto filmado en “una salida cultural”, disfrazado de hombre araña, bailando y tocando. Permitido y avalado por Cristina y varios jueces.

En cuanto a Vázquez, ex baterista de Callejeros, asesino de su mujer, Wanda Tadei, a la que quemó viva, iniciando una moda que muchos han copiado,  condenado a 18 años (apelada), a los 10 días de estar encerrado, salió, ¿para ir reinsertándose con 18 años de anticipación? ¡Qué previsor!

Hablemos del emblema del gobierno K: los DDHH. ¿Dónde están  los DDHH de los familiares de las víctimas, cuando ven a los verdugos bailar, cantar y disfrazarse en fiestas “culturales”, fuera de la prisión donde deberían estar? Es irrespetuoso y cruel. Y los DDHH de los presos que no quieren formar parte del Vatayón, ¿pierden sus privilegios, son maltratados, quedan rezagados? En este caso el Vatayón representa al Estado, y según el Estado K, sólo el Estado es responsable de delitos de lesa humanidad. No hay ser más indefenso ante la autoridad, que un preso, ¿cómo se manejan los DDHH de los presos que no aceptan las políticas del gobierno a través de La Cámpora y del Vatayón?  ¿Los presos, pueden negarse sin pagar costos? Difícil de creer.

La reinserción debe empezar con la posibilidad de estudiar, aprender un oficio, trabajar y ser remunerados, cuestión de tener un pequeño capital en una cuenta de ahorro al salir de prisión. No sé si se cumple,  en la ley existe.
Y estamos tan enfermos de anomia, de inmoralidad, “de sé igual, del todo vale, y dale que va, y es lo que hay”, que lo comentamos un poco horrorizados, un ratito, … hasta que las joyas de Moria Casán o el nuevo noviazgo de Tinelli, nos ofrecen un tema más divertido.

En las relaciones humanas no sucede nada que no permitamos que nos suceda. Está sucediendo. Es tiempo de reaccionar. Todavía se puede.

P.D.: Al terminar la 1° guerra mundial, vencida Alemania y destruida por el Tratado de Versalles, Ernst Röhm, 1887/1934, militar, reclutó soldados sin trabajo, le sumó algunos presos y con ese grupo de marginales, formó unidades paramilitares que se convirtieron en las S.A. Esas fuerzas de choque llevaron a Hitler al poder. Pero ya eran tan peligrosas, que Hitler ordenó asesinar a Röhm en la cárcel, “La noche de los cuchillos largos”.
El 25/5/1973, para festejar la llegada de Cámpora al poder, abrieron las puertas de las cárceles, para que salieran los terroristas presos, condenados a través de una intachable justicia y del debido proceso. Salieron, para “Volver a matar” (Juan Bautista “Tata” Yofre, 2009, Sudamericana)

Quizás recordar la historia, nos ayude a no repetirla. 

(*) Maalú Kikuchi. Periodista y analista política. http://www.lacajadepandoraonline.com/blog2/?p=5468

Fuente: Comunicación personal de la autora.