viernes, 28 de septiembre de 2012

¡CFK con miedo al autoritarismo!

Por Roberto Cachanosky (*)
En su discurso ante la ONU, la presidente afirmó que el: "temor más grande" que tiene "como militante política es que muchísimos occidentales dejen de creer que un sistema democrático pueda darle soluciones"

En su discurso ante la ONU, la presidente afirmó que el: "temor más grande" que tiene "como militante política es que muchísimos occidentales dejen de creer que un sistema democrático pueda darle soluciones". Resulta curiosa la afirmación de CFK porque si hay algo que hoy no impera en Argentina es una democracia republicana. El oficialismo ha barrido con cuanta institución republicana se le ha puesto en el camino para tratar de conseguir sus objetivos.

Su gobierno ha intervenido empresas sin orden judicial. Ha logrado que un simple DNU tenga fuerza de ley con la aprobación de una solo Cámara, algo inédito porque un proyecto de ley requiere de la aprobación de ambas Cámaras. Utiliza a los organismos oficiales de para presionar a la gente. Abusa de la cadena de radiodifusión para no decir nada en concreto, más bien para hacer propaganda para su gobierno, tiene superpoderes para manejar el presupuesto que la Constitución prohíbe en su artículo 29 y aun secretario de Comercio que no solo decide sobre el futuro de las empresas a su antojo, sino que, haciendo gala de una grosería y cobardía mayúscula, maltrata y le grita a mujeres, sin que la presidente le llame la atención o los despida por abuso del poder. El listado de ejemplos puede seguir.

Sin embargo, la movilización del 13 de septiembre dejó algo muy en claro. Una amplia mayoría de la población rechaza ese tipo de gobiernos populistas y autoritarios a los que, curiosamente, CFK dice temerles. Ese día hubo muchas consignas, pero una que englobó a todas: no a la reeleción. Es decir, sí a la Constitución y al imperio de las instituciones.

Y, por cierto, poca catedra de economía puede dar el oficialismo en los foros internacionales siendo que somos el segundo país con mayor inflación en el mundo y, encima, con la actividad económica agonizando. Tener estanflación es todo un mérito con estos precios de la soja.

En síntesis, democracia republicana y funcionamiento de la economía deberían ser temas que CFK debería meditar antes de hablar, porque todo parece indicar que no las ha entendido.

(*) Roberto Cachanosky. Licenciado en economía (UCA, 1980). Consultor económico y Director de "Economía para Todos". Artículo publicado el 25 de Septiembre de 2012.

Fuente:  http://www.economiaparatodos.com.ar/ver_nota.php?nota=3961