viernes, 28 de septiembre de 2012

Cristina mostró su intolerancia en Harvard

Por Urgente 24 (*)
Intolerante y enojada por algunas preguntas para las que no estaba preparada, Cristina pasó por Harvard. Se notó que no está acostumbrada a responder preguntas y terminó retando y ninguneando a estudiantes de Harvard. No le gusta que le pregunten por el cepo al dólar, ni por la libertad de prensa. Muchos menos que le cuestionen la falta de diálogo con los periodistas. Sí respondió por 1ra vez sobre la re-re, pero se desligó de ella, esquivando la pregunta. No le gusta responder.
Eludiendo preguntas, retando a los estudiantes, mostrando su intolerancia antes las preguntas de los alumnos y con un monólogo por demás aburrido que mezcló los tantos, Cristina pasó por Harvard.
Primero, llegó un ahora tarde y ya arrancó mal porque le echó la culpa al tránsito y tráfico newyorkino. Además, corrigió frente a los estudiantes al moderador quien erróneamente había dicho que Eva Duarte de Perón fue presidente y dijo mal la fecha de nacimiento de la Presidente.
Cristina usó la vieja táctica de las asambleas estudiantiles. La estrategia fue agotar el tiempo y que no quede tiempo para preguntas, aunque no lo logró porque preguntar, preguntaron igual.
Con respecto a su discurso, puede decirse que es una vergüenza ir a Harvard a dar una conferencia sin hilo conductor. La pura improvisación es una subestimación a la platea. Esa es la imagen que da Cristina de Argentina. Y eso que tuvo meses para prepararse, no hay excusas.
En Harvard se esperaba un discurso más o menos sensato y mezcló temas, haciendo de su discurso una ensalada.
La primera pregunta fue suave, pero Cristina no se animó a responder: ¿Cómo pueden impactar los resultados de las elecciones estadounidenses en Argentina? No me parece apropiado opinar en vísperas electorales. Creo que todos se dan cuenta de mis preferencias. Tengo que pasar la pregunta”.
La segunda pregunta apuntó al cepo cambiario. Un estudiante le dijo como otros países pueden crecer sin cepo cambiario y Argentina no? “El cepo cambiario es un título mediático.  Argentina es el segundo país en dólares después de USA. No hay ningún cepo cambiario. Hay un gran desconocimiento y mucho manejo mediático del tema. Los estudiantes deberían interiorizarse mucho más”.
Además, justificó el cepo al dólar para pagar la deuda, pero de manera contradictoria antes había dedicado gran parte de su discurso en aclarar que había desendeudamiento.
La 3ra pregunta fue por los ataques a los medios. Cristina respondió: Nunca hubo tanta libertad de expresión en Argentina como ahora. Cada periodista puede decir lo que se le da la gana, de hecho lo hacen”.
Por primera vez alguien pudo preguntarle sobre la re-re (y no por ser valeinte sino porque a nadie le habían dado un micrófono como para que la presidente le responda). “Va  más allá de lo que yo quiera, porque la Constitución no permite mi re-reelección. No es responsabilidad de esta presidenta una reforma constitucional. La discusión no es competencia de esta presidenta”.
En ese sentido, aseguró que se trata de un "debate abstracto" porque la Constitución no le permite un nuevo período. "No es deseo de esta presidenta la reforma de la Constitución; no es deseo mío, como tampoco lo es de ningún partido", declaró.
En mi país se discuten muchas cosas, pero no es deseo de esta presidenta reformar la Constitución, no es deseo mío como tampoco lo es de ningún partido", agregó.
Y completó: "Se quiere instalar una discusión que puede existir en algunos sectores de la sociedad, pero no es competencia de la Presidenta".
Consultada por otro adolescente sobre su futuro, la jefa de Estado declaró: "Me he acostumbrado a no planificar y creo que si quieres ver sonreir a Dios, cuéntale tus planes. En realidad la vida se vive cada día y gobierno como si fuera el último".La pregunta del estudiante fue: “¿Cuáles son sus planes después que se retire en 2015?”.
Después de lo que me pasó en mi vida personal, me acostumbré a no planificar. La vida se vive cada día y vivo cada día como si fuera el último”, agregó.
Consulta sobre una estudiante que vivió 6 años en Argentina por el aumento de su patrimonio de 2 millones de pesos a 79 millones de pesos en sólo 8 años,la presidente se mostró enojada:No sé de dónde sacaste esas cifras. Puedo dar cuenta de todos y cada uno de mis bienes. Mi condición económica se debe a que he sido una exitosa abogada (?)
Pero la presidente mostró su total intolerancia cuando un alumno le preguntó: ¿Quisiera saber si podría hacer en Argentina más de este tipo de conferencias? Hablo con millones de argentinos en los 20 mil actos a los que voy. Son chicos de Harvard, no pueden repetir lo que dicen dos o tres periodistas”. Cristina desvirtuó la pregunta y terminó explicando la ley de Medios k, con lo cual mostró su intolerancia. Con esta pregunta quedó expuesta porque mostró que no está preparada para ser cuestionada por ser intolerante. Esperaba más nivel académico. “Mis funcionarios hacen conferencias todos los días. Hacer conferencias todos los días no es mi obligación, mi obligación es gobernar. Uno dice blanco y al otro día aparece publicado ‘la Presidenta dijo negro’”. No me enojo, hay que tener paciencia”, dijo luego de mostrarse intolerante, casi como si estuviera en una sesión de autoayuda, trataba de calmarse.
Antes de irse aclaró: “Se que hubo muchos mails y periodistas haciendo las preguntas pero está bien que haya libertad”. (Ver nota relacionada).
Mientras ella hablaba, en Twitter se multiplicaban los posteos.
(*) Urgente 24. Artículo publicado el 27 de Septiembre de 2012.