viernes, 21 de septiembre de 2012

El ajuste de Cristina a las provincias es del 10% y amenaza a la economía

Por IARAF (*)
Un informe de IARAF le puso números al ajuste que Cristina decidió trasladar a las provincias. Con la caída en la coparticipación y en la recaudación a raíz de la desaceleración de la economía, los gobernadores recortaron sus gastos primarios especialmente en la obra pública que tiene un gran efecto multiplicador sobre el nivel de actividad.
En Junio pasado dijimos en Urgente24 que la relación de Cristina con "ajuste" es difícil porque ella sospecha que hay restricciones impostergables en el gasto público (de hecho, ella había autorizado una eliminación progresiva de subsidios estatales a las tarifas de servicios públicos, que luego suspendió), pero le teme al impacto sobre su imagen personal y la de su gobierno (precisamente por eso suspendió el "ajuste").

Por lo tanto, Cristina Fernández ha comenzado una nueva etapa: la del ajuste discrecional, por ahora disfrazado de herramienta de acción política y traslado a las provincias.

En verdad, Cristina imaginó inaugurar el concepto con Mauricio Macri: la transferencia del servicio de tren subterráneo apuntaba a eso.

Ocurre que más de la mitad de las provincias registran déficits en sus cuentas.

Son 14 distritos con problemas para pagar salarios, deudas o la obra pública frenada. Y lo más llamativo es que la mayoría son kirchneristas.

"Si los recursos no son bien administrados en las provincias, pasa lo que les pasa a algunos. Hay que aprovechar los beneficios de un proyecto nacional y popular, y gestionar las 24 horas del día. Necesitamos que los responsables de las administraciones provinciales nos acompañen con gestión", indicó la Cristina Fernández, durante un acto en San Juan.

Así, las provincias argentinas están cerrando el ejercicio fiscal 2012 con "evidentes" signos de desaceleración económica, menores ingresos por coparticipación y un recorte en sus gastos primarios que afectaría especialmente a la obra pública, advirtió un informe privado.

El Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) planteó, además, que las jurisdicciones nacionales en su conjunto están profundizando este año un "comportamiento procíclico", es decir, muestran políticas fiscales que se expanden en momentos en los que la economía crece y acompañan la desaceleración "en períodos de ralentización, como el actual".

En su informe, titulado "Cierre fiscal 2012 de Provincias. Diagnóstico de cara al presupuesto nacional 2013" conocido recientemente, el instituto sostuvo que el crecimiento del gasto primario se desaceleró 10 puntos porcentuales en promedio en lo que va del año, en comparación con 2011.

Esta situación se registra en provincias como Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Santa Fe e incluso en la Capital Federal, según el relevamiento del IARAF.

"Desde comienzos de 2012, los diferentes signos de desaceleración económica hacían prever que el escenario fiscal se presentaría sensiblemente más complicado que el del pasado año, especialmente en los niveles subnacionales de gobierno", señaló el informe.

"A medida que avanzó el año, las complicaciones se hicieron más evidentes", agregó el IARAF, e indicó que "la menor velocidad de crecimiento de los ingresos (en las distintas jurisdicciones) disparó subas en alícuotas y mínimos no imponibles, o la creación de nuevos tributos".

De este modo, se "atenta contra la actividad económica vía la reducción de márgenes de rentabilidad", alertó el instituto con sede en Córdoba capital.

El IARAF planteó que "hay evidencia de que la mayor parte del ajuste del gasto se estaría realizando en los rubros ligados a la obra pública, incluso mostrando ya no una desaceleración, sino directamente una reducción en este tipo de gastos en comparación con el pasado año".

Según el informe, "esto es clave, puesto que el efecto multiplicador de este tipo de gastos sobre el nivel de actividad es relevante".

En tanto, los ingresos tributarios corrientes (recaudación propia más coparticipación) que el año pasado habrían mejorado por encima del 33 por ciento, "muestran un crecimiento en lo que va del 2012 que resulta casi 6 puntos inferior" a ese valor, consignó el instituto.

De todas maneras, los ingresos de recursos provenientes de la coparticipación, que son los más importantes para casi todas las provincias, evidencian "una clara desaceleración": en los ocho primeros meses de 2012 acumulan un crecimiento del 24%, que se encuentra 7 p.p. por debajo de lo que se acumulaba en el mismo período del año pasado, agregó el estudio.

El IARAF planteó que el objetivo de este informe es presentar "un diagnóstico de la situación fiscal actual de las provincias y sus perspectivas para el resto del año, frente a los debates que se generarán a partir de la presentación del presupuesto nacional y la preparación de los presupuestos provinciales".

Remarcó a su vez que "actualmente las necesidades financieras para cerrar la brecha luego de la política fiscal procíclica (aumento de tributos junto a desaceleración y/o reducción de gastos) más los recursos del endeudamiento de corto plazo, es de unos 3.500 millones de pesos".

Finalmente, el IARAF sostuvo que "podría argumentarse que el costo" de realizar "un ajuste a través de políticas procíclicas pareciera ser soportado casi exclusivamente por los niveles inferiores de gobierno, y por consiguiente por los ciudadanos que habitan en esas jurisdicciones".

(*) IARAF (Instituto Argentino de Análisis Fiscal). Artículo publicado en Urgente 24 el 21 de Septiembre de 2012.