viernes, 7 de septiembre de 2012

El Poder de la Desmesura

Por Gabriela Pousa (*)

Pasaron escasas 48 horas del último análisis político que redacté, y sin embargo, impresiona que todavía haya tanto tema por aprehender. La Argentina es una caja de Pandora capaz de generar en minutos apenas, situaciones que en otros países, necesitarían meses o años para gestarse.
Aún cuando las aparentes “novedades” se suceden interminablemente, si se observa con detenimiento, debe admitirse que no hay nada nuevo bajo el sol. Los actores son los mismos, la escenografía no varía, y es muy débil la originalidad del libreto.
Sin embargo, es dable reconocer que algo se ha conseguido. En escasos días funcionarios del gobierno han tenido que dar marcha atrás con algunos proyectos.
Primero fue la desmentida de Agustín Rossi, y del ministro de Justicia, Julio Alak acerca del plan para abrir barrios privados. Una desmentida estilo K: “interpretaron mal“, “nos sacaron de contexto” o cometieron un “error de tipeo” oral… Luego sobrevino, la renuncia de Antonio Sícaro, hombre de Florencio Randazzo que iba a  asumir la Subsecretaria de Regulación Normativa del Transporte, estando procesado en la causa por la muerte de 52 personas en Once.
Como si el anterior fuese apenas un desliz, a los tres días de haber ascendido, nuevamente, el ministro del Interior debió pedir la renuncia al Subsecretario de Transporte Ferroviario, Guillermo Luna, imputado también en la causa de la tragedia ferroviaria. Al margen o no tanto: todos y todas estamos pagando secretarías y subsecretarías para parientes y amigos. Y a más dependencias, mayor inoperancia y burocracia.
Horas después, fue el turno del titular de la AFIP, Ricardo Echegaray quien intentó calmar la bronca social, diferenciando “restringir” de “controlar“. “Somos profundamente democráticos” sostuvo. Idéntica frase había pronunciado la noche anterior, la Presidente de la Nación. Está claro, los guiones deben ser respetados…
Como frutilla del postre nos enteramos que, un alumno, sería sancionado por no coincidir con los honores rendidos a Eva Perón. Alumno de 16 años que puede votar pero no opinar. Democracia de cuarto oscuro no más… A la noche: marcha atrás con la sanción. Algún iluminado entró en razón. Efecto tardío pero bienvenido.
En medio de tantas idas y venidas pasó por alto, la extraña marcha atrás de Carlos Kunkel que, en declaraciones radiales, sostuvo que a Cristina “preferiría liberarla de un tercer mandato porque el esfuerzo que está llevando adelante es realmente muy grande”. ¿Bajar decibeles o distraer un rato?
Hoy, la Corte frenó a la AFIP en su intención de perseguir “arbolitos” por la calle. Greenpeace feliz. El Tribunal Supremo parece que empezará a ser protagonista del devenir…
Simultáneamente, hubo detracciones de parte del jefe de la Ciudad por haberse manifestado contra “El Eternauta”, y de los ferroviarios. Único país donde hasta los paros, hacen paro… Si no me explayo más sobre estos regresos sin gloria a la condición inicial, no es por estar librando la absurda lucha – impulsada por el gobierno - “K ó anti K”. No entro en ese juego.
Es verdad que, anteriormente, han dejado sin efecto alguna otra barbaridad como la postulación de Daniel Reposo, pero convengamos que admitir el error, no es común en los kirchneristas.
Si bien, estas idas y vueltas son un dato a tener en cuenta, no alcanzan para hablar de cambios reales ni de base en el panorama nacional. Las provincias están en emergencia como lo estuvieron tantas veces, o siempre. El ombligo sigue siendo Buenos Aires, los dirigentes continúan emulando a Narciso, y nunca se sabe cuándo llegará el momento, en que de tanto inclinarse para mirarse a sí mismos, ahoguen finalmente, su permanencia y su egoísmo.
Así es como, los ciudadanos, parecemos Ariadna dentro del laberinto del Minotauro, cercados. Teseo al parecer está demorado. Posiblemente esté viajando en un vagón del Mitre, del Sarmiento, o en subterráneo. A todo esto, ni siquiera se nos explicó la causa por la cual no hubo, al final, medidas de fuerza de ferroviarios, pues el estado caótico que denunciaban se mantiene intacto.
Dentro de esta tramposa estática en la que estamos, hay fuerzas que nos van diezmando. No percibimos ni el paso del tiempo. Ciccone parece haber sucedido meses atrás, y recién pasó una semana del rescate de Amado. Y tras convertirnos en “imprenteros” de billetes que no vemos (¿alguien recibió cien Eva, por ejemplo?), se nos comunicó la expropiación de Hollywood… El polo audiovisual o mejor dicho el proyecto inmobiliario.
Es demasiado para cualquier humano. Y los argentinos, aún conservamos algo de esa cualidad.
De este berenjenal no se sale así no más. Sin darnos cuenta prácticamente, hemos modificado hasta la forma de hablar, se nos ha impuesto otro vocabulario. Palabras que no eran escuchadas asiduamente, hoy suenan a diario. “Fascismo”, por citar un ejemplo, era un término concerniente al pasado. Hoy en día, hasta la mismísima Presidente acusa de “facho” a un periodista. Me parece que nos estamos extralimitando.
Se habla de la Escuela de Frankfurt con una ignorancia tal, que debemos agradecer a los alemanes no haber roto relaciones diplomáticas. Pasa que están en cosas serias, planificando no el 2015 sino el 2050. Temo que la teoría allí gestada, actúe como lo hace el Che Guevara en las remeras de los adolescentes. A veces, he preguntado a alguno si sabía quién era. Por supuesto, no tenían idea…
Mientras tanto, nosotros estamos sumidos en descubrir quién sería el Jürgen Habermas o el Felix Weil contemporáneo. Un texto salido de la mismísima organización comenta que hacia 1947, con la aparición de Dialéctica del Iluminismo, escrita por Horkheimer y Adorno, se verifica un cambio de posición con relación al marxismo, cuyo nombre ya se evita, fracasó
Pasemos en limpio: ya en 1947 esas doctrinas estaban descartadas. En el 2012, acá, las estamos reeditando. Algo atrasa. En lugar de apostar a la inventiva que suma, regresamos al peor de los pasados, y a conceptos que el mundo entero ya ha descartado. Nosotros estamos re-descubrimientos, el oficialismo mientras, va adoctrinando, no como el marxismo ni el stalinismo, sino como el kirchnerismo: sin doctrinas, a puro oportunismo Pero esto tampoco debe tranquilizarnos, porque en su afán de ir por más, lo que se les va es la mano.
Dejaron al Banco Ciudad sin los fondos judiciales, y van por los adolescentes. En la última cadena nacional, la jefe de Estado brindó por los estudiantes secundarios por vez primera. Antes nunca los tuvo en cuenta. La duda es si pondrán a Silvio Soldán de Presidente de Mesa.
Paradójicamente, esta sagacidad de hacer votar a menores de edad surge tras conocerse que, la Argentina, es uno de los países, que más retrocedieron en la última década en materia educativa. Así se lee en el informe PISA 2009, un estudio internacional que evalúa a los estudiantes de 15 años en comprensión de lectura, matemática y ciencias.
De 2000 a 2009, la Argentina cayó 20 puntos: de 418 a 398. El análisis comparativo, dirigido por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) se realizó en 65 países, y abarcó a 470.000 estudiantes. Quedamos en el puesto 58. En América latina, sólo superamos a Perú y Panamá. ¿Qué se dispuso en consecuencia? ¿Reforzar horas cátedra? No. El Ministerio decidió no presentarse en la próxima medición, y hacer el estudio acá. Casi un INDEC de la capacidad…
El titular de Educación, Alberto Sileoni, descalificó esas pruebas aduciendo que son concebidas para una realidad que no es la nuestra”. No encajan en el relato, está claro. Una afirmación que además catapulta a nuestros hijos, sobrinos o nietos fuera del mundo normal.
Estas polémicas que van surgiendo, y enganchan casi como una telenovela, obran como obró, en su momento, el tema del matrimonio homosexual. Un artilugio de Néstor Kirchner para tapar el escándalo de la diplomacia paralela denunciada por Jorge Sigal, ex embajador en Venezuela. Puede decirse que hoy, el voto adolescente es lo que antaño fue la ley de matrimonio igualitario. Con inefable habilidad, nos hacen jugar un Boca-River permanente.
Mientras, Cristina se erige “GenIa” a sí misma (un acto de modestia sin igual). Hasta medios foráneos se burlaron. Habría que estar llorando. Cualquiera de estos días, tras avanzar con las telefónicas, irán por las eléctricas, etc., y nos desayunaremos con otro rapto de humildad similar. La oposición parece no terminar de tomar conciencia, los ciudadanos desconcertados, esperan a Jorge Lanata para recordar cómo era cuando se les decía alguna verdad…
“Es cierto que ningún hombre es héroe para su lacayo. No porque no sea héroe, sino porque el lacayo es lacayo…” Si no se comprende es porque he tipeado mal, me sacaron de contexto, o Clarín ya les hizo otro verso…

(*) Gabriela Pousa es Analista Política en Medios, Licenciada en Comunicación Social y Periodismo (Universidad del Salvador), Analista Política y Master en Economía y Ciencias Políticas (ESEADE).
http://www.perspectivaspoliticas.info


Fuente: http://www.perspectivaspoliticas.info/11670/