sábado, 8 de septiembre de 2012

Yo miré una película

Por María Celsa Rodríguez (*)
La Presidente abusó como nunca de la cadena nacional, en la cena por el Día de la Industria,  y en diferido.
 Es la versión coqueta de la linea chavista, ocupando la franja horaria del  Prime Time, haciendo perder dinero en publicidad a los canales de aire
"Es que cada día que pasa nos estamos transformando en la tierra bolivariana", fue la frase que hoy más se escuchaba
Se levantó la programación de los canales de aire. Y hasta Marcelo Tinelli,  con cara de circunstancia, salió a  anunciar que no iría su programa.

Mientras ella se sentía orgullosa seguramente con su relato  "
Genial", el sonido de varias  cacerolas estaban sonando fuerte en  algunos barrios porteños.

Sus frases  a contrapelo de la realidad -como siempre- aunque ella diga que "
Estamos en el buen camino",  ya han hecho un alto a la paciencia de muchos.
 Es verdad que   quien se arma sus propias ideas basadas en principios y  teorías que considere son las correctas,  no se detienen en la búsqueda de instrumentos y complicidades  que sustenten sus dichos.

La continua insistencia en considerar que todo lo hecho hasta aquí es lo mas maravilloso que nos pudo pasar y que antes de Él y de Ella estábamos en el infierno. Y puesto todo sobre  el escenario de las  improvisaciones en los discursos,  ha llevado a un punto que ya comienza a saturarse por el hartazgo. Ayer motivó en muchos, una cadena de insultos frente al televisor, que no encontraban otra cosa para mirar.
 
Cada uno tiene sus programas favoritos, novelas que sigue diariamente,  y que es un momento frente al televisor que comparte con su familia, mientras cena y se relaja después de un día de trabajo.

Pero todo se tornó agotador. "Están violando mi libertad de mirar lo que yo deseo en la televisión" me dijo alguien muy enojado. "No puede ser que esta Doña me quiera hacer la cabeza con sus monólogos aburridos" continúo.

No se si nos quiere hacer la cabeza, ya que cada uno piensa y apoya lo que le parece  mejor. Lo que si es una realidad, es que si busca mejorar su imagen, esta eligiendo el camino equivocado. La gente ya se esta cansando de sus cadenas.
Tal vez quiera parecerse a Chavez, pero Argentina no es Venezuela.

...Yo ayer  miré una película.

(*) María Celsa Rodríguez. Periodista y analista política.
Fuente: Comunicación personal de la autora.