jueves, 11 de octubre de 2012

Ese fiasco llamado Kicillof...

Por Agustín Monteverde (*)
Axel Kicillof apareció en el grotesco firmamento ladriprogresista como el economista que tenía las claves para sobrellevar el agotamiento del 'modelo' de Roberto Lavagna que malgastó Néstor Kirchner y destrozó Cristina Fernández de Kirchner. Kicillof iba a darle una nueva dinámica a la actividad, él tenía las claves para retomar el crecimiento. Pero Kicillof no ha econtrado respuestas. Ni una sola. Y sus recientes consejos para cargar sobre los bancos solamente encubriría una enorme impotencia sobre qué hacer con la macroeconomía, evidenciada en la crisis salarial de Prefectura y Gendarmería, para la cual no tuvo ningún aporte intelectual. La macroeconomía de Cristina sufre enormes problemas aun cuando Brasil (que tiene una política económica decente) recupere un poco su dinamismo (aunque nunca alcance el objetivo de crecimiento que prometió Dilma Rousseff). En fin, entre Hernán Lorenzino y Axel Kicillof, Cristina se encuentra sin respuestas pero es por su propia responsabilidad: ella los eligió y les concedió poder. El economista Agustín Monteverde hizo un buen compilado de la coyuntura para Massot & Monteverde:
El viceministro de economia, Axel Kicillof, ante la Comision de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados. Foto NA: Hugo Villalobos (26/09/2012).
Dudas sobre la mentada reactivación.
> El derrumbe del mercado inmobiliario, que rivaliza con los peores antecedentes históricos, debiera ser motivo de honda preocupación gubernamental.
> Los 2 primeros cuatrimestres de este año, que marcaron un desplome de 20,1 % interanual, constituyen los peores 8 meses que vivió el sector desde 1998.
> Según datos finales del Colegio de Escribanos, la caída de agosto —la 9na. consecutiva— fue además la mayor en lo que va del año: en 2012 la serie mensual estuvo jalonada por descensos interanuales de 14,1%, 18,1%, 4,4%, 25,2%, 15,4%, 17,2%, 27,6%, y 35% en agosto.
> En diciembre de 2011, a poco de iniciado el cepo cambiario, comenzó la contracción con una disminución interanual de 10,2% en las transacciones.
> No obstante la gravedad de estas estadísticas debiera quedar claro que, dado el actual marco, lo peor aun está por venir.
> En los últimos meses el mercado intentó virar hacia el pago en pesos de modo se reactivar las operaciones pero eso no dio resultados, pues los vendedores —con buen criterio— se niegan a desprenderse de activos que representan el corazón de su patrimonio a cambio de una moneda que se expande a un ritmo de 40% interanual.
> Se estima que no más de 5% ó 7% de las operaciones se realizan en pesos, motivadas generalmente por situaciones de urgencia.
> No le va mucho mejor a la industria automotriz.
> Los patentamientos de automóviles durante septiembre sufrieron una caída de 23,9% interanual.
**  Es la caída más grande en lo que va del 2012, superando incluso a la de marzo, cuando las ventas tuvieron una baja interanual de 21,7%.
> Agosto fue el 5to. mes de contracción en las ventas en lo que va del año; de todas formas, la caída en el acumulado del año es por ahora de sólo 1% interanual.
** Además del complicado panorama macro, no son ajenos a este comportamiento del mercado los problemas crónicos que registran las automotrices para liberar los modelos del Puerto de Zárate.
** En lo que hace a la producción, ésta no logra recuperar la caída del 1er. semestre y septiembre arrojó una nueva caída interanual.
**  La producción registró en septiembre una baja de 14,1% con relación a igual mes del año pasado y de 13,7% respecto a agosto.
**  Con estos números la producción automotriz acumula 7 meses seguidos de caída; 8 de los 9 meses computados cerraron en rojo.
**  Comparando los 9 meses de 2012 con respecto a igual lapso de 2011 se registra un descenso de 13% en la fabricación.
> El dato que más preocupa a las terminales es la caída en las ventas al exterior.
**  Las exportaciones de septiembre mostraron un incremento de 11,5% mensual pero respecto al mismo mes de 2011 se contrajeron 9,8%.
**  Las exportaciones automotrices acumulan 9 meses seguidos de caída.

**  Las ventas al exterior acumuladas en los primeros 9 meses del año se hunden nada menos que 28,4% interanual.
**  Los envíos al Brasil representan 82 % de la caída total en lo que va del año.
  
> Siempre temerosa de las acostumbradas reacciones oficiales, ADEFA prefirió comentar que septiembre fue “el mejor mes del año” en lo que se refiere a la producción y que “las expectativas son favorables para el resto del año en relación al 1er. semestre”.
> El retroceso en la producción y las exportaciones automotrices de la Argentina, Brasil y México podría continuar como resultado de las nuevas medidas arancelarias que tomaron estos países.
>  La venta de motos —un mercado ocupado por los segmentos poblacionales más rezagados— también ha sufrido mucho.
**  En septiembre se vendió 24% menos que durante el mismo mes del año pasado.
**  En el acumulado del año , la caída es de 8% interanual.
**  El fuerte de las motos está en el interior del país y ahí es precisamente donde el desempeño fue peor.
>  Las ventas en comercios minoristas tampoco muestran signos de recuperación.
> Según relevamientos de la oficialista CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa), en septiembre las ventas en cantidades se deterioraron por séptimo mes consecutivo, contrayéndose 4,6% interanual.
>  Desde enero acumulan una baja de 3% respecto al mismo período del año pasado.
> Los 22 rubros relevados registraron retracciones interanuales.
**  Las cantidades vendidas cayeron 3,1% interanual en indumentaria, 2,1% en alimentos y bebidas; 2,4% en bijouterie: 4,6% en perfumería; 4,1% en materiales eléctricos; 3,9% en neumáticos: 5,2% en electrodomésticos y electrónicos; 4,2% en marroquinería; y 4,4% en farmacias.
**  Claro que el sector inmobiliario fue el rubro que exhibió un mayor derrumbe, de 33,6% interanual (lo que anticipa que los números que dentro de 3 semanas informará para septiembre el Colegio de Escribanos serán aun peores a los divulgados la semana pasada). 
> Las transacciones financieras también dejan en evidencia el fuerte deterioro del clima de negocios.
> El volumen de acciones operado en la bolsa porteña se redujo a tal punto que cerró septiembre con el nivel más insignificante de los últimos 8 años.
**  Y octubre mantiene esa tendencia.
**  Con volúmenes diarios inferiores los US$ 3 millones, hoy la bolsa local es superada por una plaza mucho más pequeña, como lo es la ciudad de Montevideo.
**  2 años atrás las acciones representaban hace 9% del volumen negociado en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires; hoy representan apenas 3%.

> Medidos en moneda constante, habría que remontarse a los años '80 para encontrar volúmenes similares a los actuales.
> El pobre desempeño es especialmente llamativo porque la pesificación de carteras ha reducido las alternativas de inversión disponibles en el mercado.
**  El temor a nuevos cambios normativos por parte del Banco Central, de la Comisión Nacional de Valores o del gobierno ahuyentan a ahorristas e inversores.
**  El mejor ejemplo lo dio la colocación de deuda de YPF, que debió convalidar una tasa de interés de 18% anual.
>  La pesificación terminó estimulando las compras de bonos, no por su atractivo intrínseco sino como instrumento para dolarizarse.
**  Pero la reciente cancelación en pesos de un vencimiento de deuda en dólares de la provincia del Chaco —que configura un default técnico— ahuyentará a los inversores de los títulos públicos, especialmente los emitidos bajo legislación local.
**  Las consecuencias podrían ser gravísimas si se tiene en cuenta que buena parte de los principales títulos que se operan fueron emitidos bajo ley argentina, como el BODEN 13, el BODEN 15, el BONAR X, y parte de los cupones PBI, Par y Discount.
**  Los bonos y las acciones operan hoy martes con fuertes caídas en respuesta a la medida.
> El empleo ha comenzado a evidenciar el impacto del alicaído nivel de actividad.
> La generación de empleo en el área metropolitana registró en septiembre una baja de 30,8% respecto a idéntico mes del año pasado, según un relevamiento de la UTDT (Universidad Torcuato Di Tella).
**  La caída fue de 2,5% respecto al mes anterior.
** La baja interanual fue la 16ta. consecutiva del indicador y ha tendido a acelerarse en los últimos meses.
**  El mes pasado solo quedaron a salvo, de las 5 categorías investigadas, los profesionales; los empleados administrativos y los de servicios lideran la caída con reducciones intermensuales de 7,2% y 8,5%, respectivamente.
> La serie comenzó a mostrar una tendencia decreciente a partir del 2do. trimestre de 2011.
>  El mismo INDEC ha reconocido una pérdida de 72.780 empleos privados durante el 2do. trimestre de este año.
> Por supuesto que al comportamiento marcadamente recesivo de nuestra economía no es ajena la contracción que vienen teniendo los flujos comerciales, la que se examina en otra sección.
> En los últimos tres meses, se hizo un lugar común el pronosticar una recuperación importante de la actividad, de la mano de Brasil y la soja.
> Nosotros hemos sido escépticos sobre el alcance que podrían tener ambas variables.

> En el caso de Brasil, dudamos que nos deje beneficiarnos plenamente de un eventual rebote de su economía, siendo el país más perjudicado por nuestras trabas comerciales.
**  Las importaciones procedentes han colapsado 33% y la relación bilateral conoce una vasta historia de represalias.
**  También hemos advertido que la recuperación del sector automotriz brasileño —asumida como factor reactivante para el de nuestro país— se debió a una exención tributaria de carácter transitorio, que vence a fin de este mes; sin embargo, las ventas en ese mercado han adelantado su caída, con un descenso notable en septiembre.
>  Respecto a la soja, hemos sido enfáticos en señalar que la conjunción de precios altos y una cosecha importante en volúmenes es prácticamente imposible, debido a nuestro carácter de formador de precios para ese mercado.
**  Fue así que, cuando muchos analistas ya descontaban que el precio de los principales commodities agrícolas estaba condenado a la suba permanente, sobrevinieron las bajas repetidas y significativas.
** La recesión en la eurozona, las dificultades de la economía estadounidense y el aterrizaje relativamente brusco de China están minando la evolución de los commodities alimenticios e industriales.
**  Hay temor de que la demanda china se estabilice en niveles inferiores a los que estaban acostumbrados los mercados.
**  La soja ha tenido una vertiginosa corrección que la llevó desde el pico de US$ 649 por tonelada, registrado a principios de septiembre, a valores  US$ 80 por debajo apenas un mes después.
**  Nótese que este descenso se ha dado sin importar que paralelamente se anunciase una tercer ronda de estímulo monetario que, en otros tiempos, debiera haber impulsado con fuerza la suba de la oleaginosa.
** Claramente, la liquidez creada por la Fed no se dirige a los mercados de commodities y, muy por el contrario, los fondos de cobertura están reversando las posiciones tomadas en materias primas.
> Nuestro escepticismo respecto a una sensible mejora en la actividad económica no se funda exclusivamente en el deterioro del escenario externo.
> Las restricciones a las importaciones y los flujos de capital y el cepo cambiario seguirán trabando la economía y deteriorarán la productividad agregada.
**  Ahora las declaraciones anticipadas juradas de importación sólo son autorizadas cuando el importador presenta documentación de que ha efectivizado la exportación.
**  Los controles a las importaciones se agudizaron en agosto, que fue el mes de mayor caída interanual de las compras al exterior de los últimos 3 años.
> A ellos se suma que el atraso cambiario seguirá acentuándose indefectiblemente, lo que terminará de complicar la situación de la mayoría de las industrias exportadoras; caso aparte, claro está, es el caso de la soja y los aceites.
> La ampliación de la brecha entre el tipo de cambio oficial y el libre —directa e inevitable consecuencia de la acentuación del atraso cambiario— incrementará las tensiones devaluatorias y desalentará la inversión productiva.
> Los incrementos salariales en línea con la inflación pero por encima de las mejoras de productividad también afectarán los márgenes corporativos y la competitividad industrial.
> Los controles de precios y la perpetuación de las tarifas congeladas seguirán desalentando la producción y la inversión.
**  Ahora el gobierno le ha pedido a los supermercados que presenten una canasta de 300 productos básicos cuyos precios se harán públicos en una página web.
**  Paralelamente, el secretario de Comercio pidió a los importadores que informen sus listas de precios con aumentos que no deberían superar 12% en promedio.
**  Ese incremento máximo promedio debe resultar de una suba de hasta 7% en productos masivos, 14% en indispensables y 18 % en los premium.
> Otro punto no menor que amenaza la recuperación es el marcado aumento que se espera en la presión tributaria agregada —que ya marca un récord histórico— y que ocurrirá especialmente en las jurisdicciones provinciales y municipales por la restricción que sufren en los recursos de fuente federal.

(*) Agustín Monteverde de la Consultora Massot & Monteverde. Artículo publicado en Urgente 24 el 10 de Octubre de 2012.