miércoles, 31 de octubre de 2012

La Argentina está fuera del mundo

Por Luis Palma Cané (*)
"El impacto se va a sentir en los títulos públicos argentinos", afirmó el economista Luis Palma Cané tras la baja de la calificación de la deuda argentina de parte de las consultoras Fitch Ratings y Standard & Poor's (S&P)s. "Además está la deuda con el Club de París y hay tres juicios impagos", agregó el experto para cerrar con una sentencia: "Argentina está fuera del mundo".
Tras la baja de la calificación de la deuda argentina de parte de las consultoras Fitch Ratings y Standard & Poor's (S&P) se estima que habrá una fuerte repercusión en los mercados.
"El impacto se va a sentir en los títulos públicos argentinos", afirmó hoy el economista Luis Palma Cané en declaraciones a 'Radio 10'.
"Evidentemente el fallo de Nueva York es muy importante en términos negativos para la Argentina", añadió acerca de la decisión de la Corte de Apelaciones de esa ciudad que recientemente se pronunció a favor del reclamo de "fondos buitre" sobre una deuda que mantiene con ellos el Gobierno nacional.
Para Palma Cané, "la Corte de Apelaciones de Nueva York ha dictado un fallo bastante lógico aplicando el criterio del pago y paso, que dice básicamente que ningún acreedor puede ser favorecido respecto a otro".
"Además está la deuda con el Club de París y hay tres juicios impagos", agregó el experto para cerrar un panorama de la situación financiera en la que se encuentra la Nación, y sentenció: "Argentina está fuera del mundo, es el país que mayor riesgo tiene".
Según explicó el economista, la calificación B en la que está la Argentina, "quiere decir que está cerca del default" y puede tener perspectiva negativa, estable o positiva. La revisión negativa implica que es muy probable que en los próximos doce meses vuelvan a bajarle la nota.
En ese marco, el costo y las tasas que tendría que pagar la Argentina para pedir financiamiento externo "es tan exorbitante que directamente nos impide acceder a los mercados", dijo Palma Cané.
Por último, el economista aseguró que "una de las pocas habilidades que este Gobierno tiene es desviar el foco de atención. Cuando se discutía si las retenciones eran fijas o móviles, lo que se tenía que debatir era si debía haber retenciones o no. Hoy el foco de la discusión está equivocado, estamos permanentemente hablando del cepo, del dólar a $7, si las compañías de seguros tienen que invertir el 5% o el 15%, cuando a esta altura del partido es un tema ideológico no metodológico".
"Discutir si un control cambiario es bueno o malo no tiene sentido, ya todos sabemos que no funciona", afirmó y consideró que "el centro de la discusión tiene que ser qué tipo de Estado queremos, porque estamos yendo hacia un Estado en el que el nivel de intervención está creciendo tanto que los grados de libertad cada vez se están creciendo más".


(*) Luis Palma Cané. Economista, especialista en mercados internacionales. Artículo publicado en Urgente 24 el 31 de Octubre de 2012