domingo, 28 de octubre de 2012

¿No se da cuenta?

Por Malú Kikuchi (*)
Nadie puede cometer tantos errores seguidos, algunos en simultáneo, sin darse cuenta. La presidente es inteligente, informada, dice leer todos los diarios y ver todos los noticieros, ¿no se da cuenta? Porque se equivoca.
Se equivoca mucho todo el tiempo. Desde el 13 de septiembre, día glorioso para los que sufrimos este gobierno, y desgraciado para la presidente, todo le sale mal. Más que mal, peor. Cae en el ridículo y el ridículo es penoso.
Parece que ha perdido el rumbo, aunque quizás el desguace del país sea el rumbo premeditadamente buscado por la presidente y los que la acompañan. Si destruir la Argentina que conocimos y convertirnos en Cuba es el objetivo, entonces sí se da cuenta.
Pero si ése no es el objetivo y sólo busca conservar poder hasta el 2015, sin intentar cambiar la Constitución Nacional que le prohíbe una reelección más, no va por buen camino. No para de cometer errores.
El resultado (a pesar de  Artemio López que dice que ¡Cristina tiene un 62% de imagen positiva!) determina que baja con prisa y sin pausa en las encuestas de imagen y de buena gobernabilidad. Bajó un 21%.
De ahí la pregunta, ¿no se da cuenta? ¿Tiene vocación por el error que jamás reconoce? Pequeño resumen de horrorosos errores presidenciales.
Esto es sólo una nota de color anterior al 13/9/2012, pero es un símbolo de la improvisación y la ineficiencia estatal. Tecnópolis es buen nombre para un buen proyecto y un orgullo para la presidente. Lástima que….
Los molinos eólicos generadores de electricidad, se cayeron con la última gran tormenta, ¡por culpa del viento! Les pusieron motores. Únicos en el mundo, molinos eólicos que en vez de generar electricidad, la consumen.
La presidente viaja a los EEUU para asistir a la reunión de la ONU. Reitera el reclamo por Malvinas. ¡Bien! Corresponde. Decide ¡dialogar con Irán! Para alguien que desconoce el diálogo, elegir como interlocutor al país sospechado de ser el autor del peor atentado terrorista en la historia de Argentina (85 muertos y más de 300 heridos), es vergonzoso y trágico.
Aprovechando el viaje y para alimentar el ego, -le encanta la aureola de académica que  lo sabe todo y da cátedra sobre todo-, da dos conferencias (mucho autobombo, ¡qué grande soy!, todo lo hago bien, soy exitosa como abogada y como presidente), en Georgetown y Harvard. Pero…
Los estudiantes osaron preguntar. Es la costumbre en EEUU. Acá hace 9 años que no se cuestiona a los funcionarios. Y las preguntas, simples, directas, ninguna de ellas ofensiva, la sacaron de quicio. Papelón 1 y 2.
La presidente de los argentinos, no es capaz de responder sin alocarse, sin volverse chabacana y sobradora, a una docena de chicos que querían saber. El ridículo fue mundial. Nos tenían lástima, ahora, además, se ríen.
Volvió. Sus FFSS predilectas, las que para ella no tuvieron nada que ver con la represión del Proceso, prefectos navales y gendarmes (los preferidos), manifestaron su protesta porque les bajaron los sueldos en plena inflación. Que es del 25% y no por debajo del 10% como miente el INDEC.
El decreto 1307, sale del ministerio de seguridad, lo firman Garré, Abal Medina y “ella”. El estado negrero es conminado por la Corte  a pagar sueldos completos en blanco. “Un genio” decide quitar los pagos extras en negro y pagar sólo lo blanco. Los sueldos bajaron desde un 30 hasta el 70%.
Sublevados, exigiendo lo que les corresponde, exponiendo sus problemas en la calle, con sus familias y ante los medios, las imágenes televisivas dieron la vuelta al mundo. Un mundo que cuando se acuerda de Argentina, se pregunta desconcertado: ¿qué les pasa? Nos pasa Cristina y su gente.
“Otros genios”, todos ellos nombrados y avalados por la presidente, con la espada de Damocles de los bonistas que no entraron en el canje sobre la cabeza, dibujaron el itinerario de la Fragata Libertad, escuela de marinos argentinos. Con el desprecio hacia los demás que los caracteriza, no tuvieron en cuenta África. De la que el canciller no sabe nada.
Nuestra Libertad está presa en Ghana, país democrático con respeto por la división de poderes. Los bonistas reclaman y consiguen hacerse oír. Hoy nos enteramos que Argentina ya sufrió 28 embargos anteriores, entre ellos la casa del Grand Bourg, museo sanmartiniano. Los embargos se levantaron.
Se supone que la Fragata será devuelta algún día, como los anteriores embargos, puede que resultado de los buenos oficios de nuestra “exitosa abogada”, como se define a sí misma la presidente. Pero el embargo del buque escuela de un país, no tiene antecedentes. Vergüenza y tristeza.
Si la presidente se da cuenta de lo que pasa y es a propósito, debemos hacer algo. El 54% de los votantes no la eligió para que gobernara así. Y si no se da cuenta que sus acciones de gobierno terminan forzosamente en un ridículo humillante para el país, debemos hacer algo. Dentro de la ley.
El año que viene hay elecciones legislativas. Que los opositores se bajen de sus egos y piensen en la Patria. Hay que recuperar el poder legislativo con mayorías que nos representen. Para los ciudadanos llegó el momento de “darse cuenta” y actuar.
(*) Malú Kikuchi. Periodista y analista política. Artículo publicado en "La Caja de Pandora" el 27 de Octubre de 2012
Fuente: Comunicación personal de la autora.