viernes, 12 de octubre de 2012

Red Mundial de Editores llama a una protesta global por el 7D

Por Red Mundial de Editores (*)
La Red Mundial de Editores (GEN, Global Editors Network) pidió a los medios de todo el mundo que dirijan su atención a la crisis que afecta la libertad de prensa en la Argentina, a partir de las advertencias que el Gobierno realizó a los medios independientes en torno al 7D.
La Red Mundial de Editores (GEN, Global Editors Network) pidió a los medios de todo el mundo que dirijan su atención a la crisis que afecta la libertad de prensa en la Argentina, a partir de las advertencias que el Gobierno realizó a los medios independientes en torno al 7 de diciembre.


“Ese día es la fecha límite para la libertad de prensa. Los medios deberían unir sus voces en contra de esta amenaza intolerable a la prensa independiente,” declaró Alejandro Miro Quesada, miembro de la Comisión directiva de la Red, proveniente de Perú, tras una reunión de la Comisión directiva de la GEN en Buenos Aires.
“El ataque a Clarín es símbolo de la presión política a la que están sometidos los medios de toda la región”, advirtió la Red Mundial de Editores, que se creó en París en marzo de 2011 en respuesta a los crecientes riesgos a los que se enfrenta el periodismo y que nuclea a más de 900 editores de todo el mundo.. 
“El llamado de la GEN se da en un momento crítico de la campaña desatada, hace tres años, por el gobierno de Cristina Kirchner contra los medios gráficos y audiovisuales del Grupo Clarín”, afirmó la Red en el comunicado, en el que además critica el uso que hace el Gobierno de la publicidad oficial.
La presidente Cristina Fernández anunció anteayer que el 7 de diciembre próximo revocará las licencias del Grupo Clarín y tomará control de sus activos de conformidad con la polémica nueva ley de medios, que actualmente está impugnada ante la Justicia por la empresa multimedios, con el argumento de que viola derechos constitucionales.
La red mundial de editores destacó que ya se realizaron más de 450 acciones legales y administrativas, bloqueos, intimidaciones y otras formas de ataque contra el Grupo Clarín.

La organización está preocupada por el hecho de que el gobierno, con el uso discrecional de la pauta publicitaria oficial, ha logrado "comprar el control del contenido de los medios".
Sostuvo que la aplicación de la ley se percibe como un nuevo acto de intimidación para mantener a los medios en línea, incluso cuando el 80% de los medios audiovisuales argentinos están controlados, directa o indirectamente, por el Gobierno, según diversos informes internacionales.
Si bien no se sabe aún a ciencia cierta si el Gobierno cumplirá su amenaza, la Red Mundial de Editores promoverá un petitorio internacional y pedirá a los líderes de medios de la región y de todo el mundo que hagan oír sus protestas.
(*) GEN (Global Editors Network). Artículo publicado en Urgente 24 el 12 de Octubre de 2012