domingo, 25 de noviembre de 2012

Claves de una decisión que deja al país en una nueva encrucijada

Por Daniel Fernández Canedo (*)
En términos muy duros, Thomas Griesa levantó la medida cautelar que le permitía a la Argentina no pagarles a los bonistas que se quedaron fuera de los canjes de deuda y dispuso que el Gobierno deposite US$ 1.330 millones antes del 15 de diciembre, en una cuenta especial, para cumplir con la totalidad del reclamo de los conocidos como fondos buitres.

Hay diez claves destacadas del fallo de Griesa que se conoció en la madrugada y que tendrán un fuerte impacto financiero y político en el país. 

- El juez neoyorkino dice que su decisión es “el resultado justo luego de diez años de litigio” y que se basa en que “los más altos funcionarios han dicho que no se pagarán los bonos de los demandantes”.

- Griesa rechazó sugerencias tanto del Banco de Nueva York, que le había pedido que no intervenga en el sistema de pagos, como de los bonistas que entraron a los canjes, que reclamaron ante un eventual prorrateo con el dinero que la Argentina deposite para cumplir con los pagos de diciembre.

- Ahora la Cámara de Apelaciones deberá ratificar o no el fallo.

- El Gobierno tendrá la posibilidad de apelar ante la Cámara de Apelaciones (que ya validó un fallo de Griesa de febrero en contra de la posición argentina) pidiendo que voten la totalidad de los 13 miembros de esa Cámara, en vez de los tres que lo hicieron en aquella oportunidad. Pero aún se analiza si el fallo de Cámara podría llegar antes del 15D y si tendría carácter suspensivo. O sea que la Argentina pudiese dejar el pago en suspenso, o al menos diferirlo.

- Hoy es feriado en EE.UU. (Día de Acción de Gracias) y mañana el trabajo es reducido, con lo que las primeras respuestas efectivos de los mercados llegarán el lunes.

- Los operadores locales especulan con que la Presidenta insistirá con rechazar cualquier pago a los bonistas y que intentará usar políticamente el fallo enfrentando a los fondos buitres.

- Un interrogante de mediano plazo es si la política de enfrentamiento y discurso duro frente a estos fondos resultará económicamente efectiva.

- Analistas del mercado creen que la Argentina podría pensar en proponerle un nuevo canje a los bonistas que entraron a los procesos anteriores para cambiar el lugar de pago, o depositar el dinero acá y que cada fondo y bonista lo retire. Desde ya, que la Argentina no podrá cambiar el lugar de pago sin acuerdo de los acreedores porque, por contrato, eso podría implicar una forma de default.

- El Gobierno deberá evaluar si no conviene depositar los US$ 1.330 millones mientras litiga. Tanto YPF como las principales empresas del país necesitan financiamiento y a tasas lo más bajas posibles. Una estrategia de enfrentamiento duro subiría aún más el costo del dinero para el país.

- Recién se empiezan a hacer las cuentas sobre si los fondos buitres podrán resultar más favorecidos que los bonistas que entraron a los canjes de deuda. Si así fuera, habría que rever el concepto de “acreedor más favorecido” que está establecido en la Ley Cerrojo y que buscaba hacer atractivos el ingreso a los canjes.

A la espera de la respuesta del Gobierno, la tensión financiera ya está en ascenso.


(*) Daniel Fernández Canedo. Licenciado en economía (UBA). Artículo publicado por Chacomundo  el 22 de Noviembre de 2012.

Fuente: http://chacomundo.blogspot.com.ar/2012/11/claves-de-una-decision-que-deja-al-pais.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+Chacomundo2011+(ChacoMundo+2011)