viernes, 2 de noviembre de 2012

Desmoronamiento a la vista

Por Edgar Mainhard (*)
Los cupones atados al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) cayeron con fuerza en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, presionados por la incertidumbre que generó entre los inversores la decisión de la agencia Standard & Poor’s de reducir la calificación de la deuda argentina a ‘B-‘ desde ‘B‘, con panorama negativo: fue 1 de varias noticias negativas en una economía que parece haberse quedado sin estímulo para el inversor.
1 año después del 54,11%, el desmoronamiento

Es acertado el enfoque del periodista Jorge Raventos: "El juez de Ghana Adjei Frimpong, el magistrado estadounidense Thomas Griesa y la Corte de Apelaciones de New York forman parte de una conspiración antiargentina motorizada por los “fondos buitres”. No parece la mejor manera de afrontar las consecuencias de sus fallos."
 
En su impotencia, el kirchnerismo cristinista descubre 'conspiraciones' a cada paso, casi como un remedo del famoso 'pato criollo', que a este paso lo harán santacruceño... con el correspondiente pedido de disculpas a muchos santacruceños...
 
Pero la única conspiración verdadera es la que surge de su incompetencia para administrar la complejidad que nunca terminó de resolver. Por ejemplo, el default de la deuda pública externa. Hasta Cristina Fernández lo comprendió cuando amenazó con pagar a los bancos que integran el Club de París, pero Néstor Kirchner se lo impidió, sumando otro error.
 
Lo grave es que hoy ella, con ese antecedente, le permita o le exija a su ministro Hernán Lorenzino una sobreactuación grotesca como la que él acaba de hacer en el Sheraton Pilar: “Por orden de la Presidenta (Cristina Kirchner) no vamos a negociar nada con los bonistas que no entraron al Canje I ni al Canje II y vamos respetar los compromisos que asumimos con el 93% de los bonistas que entraron al canje. El proyecto de desendeudamiento de la Argentina generó más de 5,5 millones de puestos de trabajo, y el Gobierno no va  a ceder a las presiones de aquellos que atenten contra este proceso de inclusión social que inició Néstor Kichner en el 2003”.
 
Lorenzino debería saber que, jurídicamente, los canjes funcionan solamente cuando hay acuerdo con el 100% de los acreedores. Nada le impide a un acreedor insatisfecho acudir ante la Justicia. El problema surge cuando ese acreedor puede encontrar argumentos jurídicos mejores que los del deudor.
 
El economista y director ejecutivo de EconViews, Miguel Kiguel, advirtió que el fallo del juezThomas Griesa a favor de los fondos buitre “puede terminar en un default no deseado” para la Argentina. Ya todos hablan, a diario, del 2do. default.
 
En ese 5to. Seminario de Economía y Finanzas organizado por el diario El Cronista Comercial, el ex secretario de Finanzas, Miguel Kiguel (sobre endeudamiento sabe demasiado... ) advirtió que Cristina deberá armar toda una “ingeniería legal” para evitar ingresar a lo que él denominó "default no deseado", que surge de no demostrarle al juez estadounidense Griesa una voluntad de pago al acreedor insatisfecho.
 
Kiguel también recordó que “la Argentina nunca creció cuando el indicador Riesgo-País fue elevado. Tenemos un Riesgo País de 1.500 puntos básicos. Doblamos en riesgo a Venezuela. Es decir que para el mundo somos dos veces más riesgosos que Venezuela”.
 
Casi simultaneamente, el economista Dante Sica explicó algo muy interesante: tras el cerrojo cambiario, el peso se transformó en "casi una cuasimoneda, que no sirve como reserva de valor". Por lo tanto, lo de la pesificación es un imposible.
 
Él esbozó una agenda para Cristina: "Cerrar el canje de deuda, bajar el Riesgo-País y la inflación, para alentar la inversión. Cambiar las reglas todos los días afecta las inversiones a largo plazo y fomenta las de corto".  
 
A diario comienzan a abundar las advertencias de otros economistas, bancos, fondos de inversión y calificadoras de riesgo acerca de lo que puede ocurrir en breve a la sociedad argentina, y las autoridades han decidido no enterarse. Es más: la decisión de escribirlo otra vez más tiene el único objetivo de dejar constancia que era previsible, y que era posible evitarlo
 
El capítulo presente comenzó el 28/10/2011 con la comunicación A 5239, del BCRA, que creó el Programa de Consulta de Operaciones Cambiarias, mediante el cual la Administración Federal de Ingresos Públicos valida o no las solicitudes de compra de divisas, que implementó mediante la resoluciones 3.210 y 3.212 a partir del 31/10/2011. Luego, la Comunicación 5294, de marzo de 2012, que impidió el retiro de dólares de cuentas en pesos desde cajeros del exterior. En julio, la Comunicación 5.318 formalizó la prohibición de comprar dólares para atesoramiento... y continuaron las normas restrictivas, redactadas en nombre de un supuesto intento de evitar la evasión. Una de las conclusiones de todo lo que ha ocurrido es que la Administración Cristina nunca dice la verdad, intenta ocultar sus objetivos verdaderos, subestima a los agentes económicos, así no se construye una relación de confianza imprescindible para invertir.
 
No importa lo que diga Ricardo Delgado, el ex socio de Roberto Lavagna. No hay "brotes verdes”.Pudo haberlos pero entre Axel Kicillof, Guillermo Moreno, Hernán Lorenzino, Ricardo Echegaray y Mercedes Marcó del Ponto se han encargado de secarlos.
 
El mercado le responde con rudeza: en 2012, “la oferta total de divisas terminará siendo la más baja de los últimos 8 años: US$ 13.000 millones contra los casi US$ 26.000 millones de 2011”, de acuerdo a la consultora MyS Consultores: el único flujo de divisas vigente es el de la balanza comercial. La situación es dramática: con el cepo ya no alcanza, ¿y entonces qué? La respuesta provoca reacciones negativas en el sector privado: malhumor, incertidumbre, temor.
 
“Pero la Administración cree -si es que alguien pudiera realmente conocer cuál es el pensamiento íntimo de la Presidente de la Nación cuando no se encuentra frente a las cámaras de la TV pública- que la conspiración no se detiene.
 
Desde un primer momento la conspiración era el eje Héctor Magnetto (Grupo Clarín)/Paolo Rocca(Organización Techint). Por eso ocurrió, meses atrás, una ofensiva contra el grupo siderúrgicohasta que éste dejó en claro que no estaba en ninguna asociación con Grupo Clarín. Pero es posible que la gente K vuelva sobre el tema. No puede aceptar que el poder se le escapa entre los dedos por impericia propia. ¿Cómo explicarle a las generaciones futuras que nadie se los quitó sino que ellos lo rifaron a golpes de imbecilidad? Igual que en el '73...
 
En un acontecimiento inusual, y venciendo el pudor que provocan las limitaciones físicas consecuencia de un cáncer, Héctor Magnetto habló en público y permitió que se lo filmara y el video está en YouTube.

Eligió un evento en Montevideo, Uruguay, de la Asociación Internacional de Radiodifusión, para expresar públicamente su opinión sobre la Administración Cristina: "Lamentablemente, está en un proceso muy parecido al que vive Venezuela, aunque todavía no llegamos a su nivel. En este momento, la libertad de expresión y la independencia de la Justicia están sometidas a una presión importantísima, con resultado adverso. No hay libertad de expresión, sin prensa independiente. Si se debilita una de ellas, entran en peligro las dos".
 
Intentando reflejar la opinión de quienes afirman que el desmoronamiento ha comenzado y, por lo tanto, el poder se diluye, él dijo que es "optimista, porque la sociedad está empezando a reaccionar y pienso que tiene reservas para sostener esta batalla en el tiempo" .
 
Hasta ahí, pese a todo, la crónica podria resultar hasta previsible para muchos del Frente para la Victoria. El problema es que coincidió con el ingreso a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires de un extenso informe desolador sobre la economía argentina, elaborado por la empresa Transportadora de Gas del Norte (TGN), de Organización Techint (Paolo Rocca). El efecto es aquel que ellos esperaban que no ocurriese, el día cuando fueron a presionar a Rocca como si él resultara un tendero de Río Gallegos... con el respeto que merecen todos los tenderos santacruceños.
 
El trabajo de TGN/Techint mencionó que "la posibilidad de Argentina de obtener financiación externa es muy limitada", que en el país "continúa la incertidumbre", y que hay una "delicada situación fiscal".
 
También, que "la inflación podría continuar aumentando e incidir negativamente en la economía argentina", y pronostica una posible devualuación: "En los últimos años la política del gobierno argentino fue la de mantener una intervención limitada en los mercados cambiarios, realizando operaciones periódicas de compra o venta de dólares. No obstante, el gobierno argentino no podrá continuar con su actual política respecto del peso".
 
Además, que existe "un alto nivel de incertidumbre respecto de las variables económicas", que"podrían provocar el acortamiento de los plazos contractuales y menoscabar la posibilidad de las empresas de planificar y tomar decisiones", y que "Se afectó la credibilidad del índice de precios al consumidor que publica el Indec, al igual que la de otros índices publicados por este organismo tales como el índice de pobreza, el índice de desempleo y el PBI".
 
Las conclusiones posibles son muchas, pero hay una que importa: Hay una crisis en progreso. Si el Gobierno fuese inteligente lo interpretaría como advertencias para que no ocurra lo peor. Pero los necios insistirán con la conspiración.

(*) Edgar Mainhard. Periodista. Artículo publicado el 31 de Octubre de 2012 por Urgente 24