lunes, 5 de noviembre de 2012

El #8N ocupa el centro de la agenda de la semana

Por Urgente 24 (*)
Entre quienes simpatizan con el #8N (Mauricio Macri es la adhesión más nueva) y quienes lo aborrecen (el mundo K) provocan que la movilización prevista frente al Obelisco porteño resulte el evento político-social que marcará la agenda político-social argentina al menos hasta entonces.



Hay que dejar algunas cuestiones en claro frente a los grotescos que acostumbra provocar el kirchnerismo cuando se siente impotente:

1. El #8N no lo convocan los políticos, lo organizan miles y miles de ciudadanos que participarán del evento.
2. El #8N no es un evento político partidario pero sí es un evento opositor. No todos quienes participarán tienen similares intenciones de sufragio. Solamente los vincula su rechazo por las decisiones de Cristina Fernández de Kirchner y desean manifestar su repudio hacia el rumbo trazado por ella. 
3. Todos quienes participan del #8N saben muy bien que las cacerolas no modifican gobiernos, ni lo desean. Pero hacen uso de su legítimo derecho de manifestarse. Y también saben que una movilización gigantesca será un acontecimiento político irrefutable, conmocionante, en especial porque el kirchnerismo cristinista se encuentra imposibilitado de ejercer una capacidad de movilización equivalente, aún cuando haya ganado las elecciones de 2011.
4. Todos quienes participan del #8N se oponen a la reforma constitucional para facilitar la posibilidad a Cristina Fernández de Kirchner de un 3er. período presidencial consecutivo. Es un rechazo muy importante, en especial para que después no se sostenga, desde el genuflexo oficialismo de ideas escasas, que no se entiende qué desean expresar los manifestantes.
5. Todos quienes participan del #8N se encuentran convulsionados por las amenazas realizadas por la Presidente de la Nación contra la libertad de expresión, ejemplificadas en el acontecimiento que el oficialismo denomina #7D, pero que no se circunscriben a Grupo Clarín sino que van mucho más allá, en un deseo de asfixiar a los medios de comunicación no oficialistas.
6 Todos quienes participan del #8N se encuentran temerosos de que se encuentre en peligro la República construida en base a 3 poderes independientes unos de otros. El Ejecutivo Nacional ha demostrado una extraordinaria voracidad que le llevó a controlar al Poder Legislativo, que en forma permanente le ha cedido parte de sus derechos y atribuciones. Y ahora intenta avanzar una vez más sobre el Poder Judicial, un escenario terrible para la propia Constitución Nacional vigente. 
7. Todos quienes participan del #8N lamentan la insensibilidad social de la Presidente de la Nación al provocar una enorme tasa de inflación, que además intenta desconocer, provocando un deterioro progresivo de la participación de los más pobres en la riqueza.
8. Todos quienes participan del #8N lamentan la insensibilidad social de la Presidente de la Nación que se niega a un ajuste del mínimo no imponible de la 4ta. Categoría del Impuesto a las Ganancias, en nombre de la financiación de un gasto público extremedamente abultado a causa de la vigencia de mecanismos de clientelismo político y dispendio administrativo con los cuales ella construye su 'popularidad'. La insensibilidad social se manifiesta también en la deuda impaga que la ANSeS mantiene con los jubilados y otras arbitrariedades.
9. Todos quienes participan del #8N lamentan el perjuicio que a la calidad de vida de los argentinos le provocan decisiones como el aislamiento financiero internacional, que multiplica las presiones contra el magro ahorro privado doméstico y contra los contribuyentes. Esa soledad de la Argentina se ejemplifica con los embargos que obliga al país a comportarse como un fugitivo global, y las restricciones comerciales y cambiarias vigentes.
10. Todos quienes participan del #8N se encuentran preocupados por la corrupción, la falta de transparencia y el abuso que, en forma permanente, realizan los funcionarios de Cristina Fernández de Kirchner.

El espíritu del #8N se plantea muy vigoroso.

La adhesión más reciente es la del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, quien dijo, durante un acto en la localidad bonaerense de Lanús, que la marcha opositora "representa a los que quieren vivir mejor, con tolerancia y sin agredir".
"Hay que terminar con la Argentina de la agresión para construir un país mejor", apuntó Macri.

"Mucho se habla por estos días de números y letras que significan fechas, el 8N y el 7D. El 8N nos representa como argentinos y como hombres libres que queremos vivir mejor", dijo.

Muchas otras adhesiones se han conocido: el sindicalista Luis Barrionuevo, las diputadas nacionales Elisa Carrió, Patricia Bullrich y Laura Alonso, los diputados Francisco De Narvaez y Eduardo Amadeo, y el gobernador de Córdoba, Juan Manuel de la Sota, etc.

Pero nada de eso supone que el #8N pueda circunscribirse como un acto partidario porque se trata de una fuerza social en movimiento, que es plural y participativa.

(*) Urgente 24. Artículo publicado el 3 de Noviembre de 2012.