sábado, 3 de noviembre de 2012

El Riesgo País argentino alcanzó los 1066 puntos y sólo es superado por Grecia

Editorial de La Nación (*)
El riesgo país de la Argentina subió 18,8% durante el mes de octubre, principalmente motorizado por la decisión de Standard&Poor's de recortar la calificación de deuda soberana. En la reacción negativa también sopesó el fallo de una corte estadounidense en favor de los tenedores de bonos que rechazaron un gigantesco canje hace una década.

Luego de una sesión marcada por la desconfianza inversora, la prima de riesgo argentino medida por JP Morgan alcanzó este jueves los 1066 puntos básicos. A nivel mundial, el país es sólo superado por Grecia (con sus bonos en proceso de renegociación), que posee 1645 pts. 

La prima de riesgo argentina medida por el banco JP Morgan, refleja el diferencial entre los bonos estadounidenses con sus similares argentinos.

Jornada del jueves
Los principales bonos en dólares de Argentina tuvieron hoy un comportamiento mixto. El Bonar X (AA17), -0,74%; Bonar VII (AS13), -0,47%; Boden 2015 (RO15), -0,81%; Cupón PBI en dólares ley argentina (TVPA), +4,11%; Discount ley argentina (DICA), 0%; Par ley argentina (PARA), +0,78%.


En un acto público, la presidenta Cristina Kirchner ratificó los pagos de la deuda en tiempo y forma, que impulsó principalmente a los cupones PBI. Por su parte, la bolsa argentina subió en línea con Wall Street y apoyada en los títulos del grupo siderúrgico Tenaris.

El índice Merval de Buenos Aires cerró con alza del 1,15% a 2.350,33 puntos, en tanto que el promedio industrial Dow Jones en Wall Street creció un 1,04% después de datos que dieron positivas señales sobre las condiciones del mercado laboral, un día antes de que se conozca el reporte de nóminas no agrícolas.

Argentina, un partido distinto con el Riesgo País
Por Alejandro Bianchi 

Hoy un bono del Tesoro estadounidense a 10 años rinde un 1,73%. Claramente estas tasas de largo plazo por debajo del umbral del 3% de inflación promedio histórica de países desarrollados marca una realidad, en el mundo hay una increíble inyección de liquidez. Todo lo demás es riesgo.

Es decir, si hoy un bono griego posee una tasa del 17,7% existe para esta nación, tras su reciente default , un riesgo del 15,97%. Los emergentes en este escenario están siendo beneficiados.

Hoy países como Perú, Colombia y Brasil pagan tasa a 10 años de entre 2,9% y 3,5% para financiarse. Inclusive Bolivia, beneficiándose del viento de cola, ha vuelto a colocar deuda después de 100 años en los mercados internacionales obteniendo una tasa de 4,87%.

Argentina juega un partido distinto. Sin haber resuelto aún U$S 1.600 millones de deuda con los fondos que no quisieron entrar al canje, sigue en un estado de renegociación parcial de su deuda que le impide aprovechar el momento para financiarse a las más bajas tasas de la historia.

En lugar de ello, ha cambiado el acreedor y coloca en forma interna deuda a la Anses. Sus bonos, emitidos con anterioridad indican que si Argentina buscara financiamiento lo haría pagando un exceso de 10,66% por sobre los de Estados Unidos.

Esta tasa indica, claramente, que Argentina no puede hacerlo. Las señales dadas al mercado, con el anunciado proyecto de ley que reformaría la ley 17.811 que regula el mercado de capitales, han incrementado la desconfianza.

Cierta desprolijidad en hacer un anuncio y que aún no aparezca un proyecto oficial, aumentan los rumores sobre una mayor intervención y el riesgo de que la ley incluya un levantamiento del secreto bursátil. Esto ha llevado a una salida masiva de inversores que buscaban dolarizarse a través de estos bonos, incrementando el riesgo país.

(*) Editorial de La Nación. Ver gráfico: AQUÍ. Artículo publicado en La Nación y reproducido en Chacomundo el 1 de Noviembre de 2012