domingo, 25 de noviembre de 2012

Griesa ordenó pagar todo (se quejen o no ante la Corte Suprema)

Corresponsalía de Urgente 24 (*)
El juez de Nueva York, Thomas Griesa, cuestionó las declaraciones de la Argentina de que no cancelaría la deuda a los acreedores con bonos en default e instruyó al país para que pague el total de lo reclamado el 15 de diciembre, el día en que está previsto cumplir con los otros bonistas que entraron al canje.
El juez federal de Nueva York, Thomas Griesa, rechazó a última hora de ayer la petición de la Argentina de no cancelar los bonos soberanos impagos a los inversores que no aceptaron la reestructuración de la deuda.
Al mismo tiempo, exigió el cobro de la totalidad de sus acreencias más intereses y penalidades. A la hora de justificar su decisión, el magistrado señaló que varios funcionarios nacionales de alto rango habían dicho que el país no pagaría a los llamados "fondos buitre".
En ese sentido -aclaró Griesa- "es la opinión de la Corte de Distrito que estas amenazas de desafío no pueden pasarse por alto, y que se requiere una acción".
El juez instruyó a la Argentina a que haga los pagos en una cuenta de garantía para los tenedores de bonos en default el 15 de diciembre, el mismo día que el país tiene fijado cancelar US$3.000 millones en intereses a los bonistas que participaron en los dos canjes de deuda.
"Para poder cumplir con la orden judicial, Argentina tiene que pagarle a los demandantes el 100% de esos 1.330 millones al mismo tiempo o antes de que les pague a los tenedores de bonos reestructurados”, afirma Griesa en su escrito.
Además, el juez neoyorquino rechazó el pedido de la Argentina para que se suspendieran las medidas judiciales hasta tanto se haya terminado el proceso de apelaciones, que podría llegar hasta la Corte Suprema de USA.
El magistrado ordenó así que incluso el 15 de diciembre, la Argentina deberá depositar los pagos para todos los acreedores, aun si la Cámara de Apelaciones o el Máximo Tribunal no se haya pronunciado todavía sobre la cuestión de fondo.
Y el fallo remarca: “La República Argentina tiene permanentemente prohibido realizar acciones que evadan las directivas de esta orden”.
De acuerdo con la decisión del magistrado neoyorquino, el Estado argentino debería depositar el dinero en una cuenta de garantía y advierte a quienes intenten “ayudar” al gobierno nacional y solo dispongan los fondos para los acreedores reestructurados que “podrán ser objeto de un juicio”.
Asimismo, el juez de Nueva York rechazó los argumentos de los tenedores de bonos que ingresaron a los dos canjes, quienes manifestaron su queja ya que ellos aceptaron una quita de 70% y con esta sentencia el resto de los acreedores cobrarán el 100% de la deuda.
"Los tenedores de bonos reestructurados hicieron su elección de no seguir el mismo camino que los demandantes", agrega Griesa para sostener su fallo.
Ayer, antes que se conociera la sentencia, el ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, había asegurado que en "caso de ser necesario" la Argentina apelará ante la Corte, pero aclaró que aún existen "varias instancias judiciales previas". 
Los analistas esperan que la decisión tenga su efecto en los mercados financieros aunque cabe recordar que Wall Street permanecerá cerrada hoy por el feriado del Día de Acción de Gracias. En el mercado bursátil local, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires comienza las operaciones a las 11:00.
La Corte Federal de Nueva York ha dictaminado la obligación de Argentina de abonar los  US$ 1.330 millones que adeuda a los ‘hedge funds’ que rehusaron reestructurar sus bonos argentinos en cartera tras la quiebra del país austral en 2001, lo que pone en riesgo de un nuevo ‘default’ al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.
 
La sentencia, dictada por el juez federal Thomas Griesa rechaza la petición del Gobierno argentino para mantener una orden previa que suspendía el pago de bonos soberanos a los fondos de inversión hasta que se resolviera un proceso ante un tribunal superior.
 
“Argentina tiene que pagarle a los demandantes el 100% de esos 1.330 millones al mismo tiempo o antes de que les pague a los tenedores de bonos reestructurados”, indicó Griesa en su sentencia.
 
“Dificilmente se puede hablar de injusticia cuando se cuenta con normas legales que, por fin, suponen que Argentina debe pagar la deuda que tiene”, señala el juez en su dictamen. “Tras 10 años de litigios es un resultado justo”, añadió.
 
Así, el juez ha indicado a Argentina que haga los primeros pagos en una cuenta de garantía para los tenedores de bonos impagados el 15/12, cuando el país tiene previsto cancelar US$ 3.000 millones en intereses a los bonistas que participaron en las dos reestructuraciones de deuda anteriores.
 
En el caso de que el Gobierno argentino no abonara la cantidad adeudada a los inversores que rechazaron la reesctructuración, a los que el Ejecutivo de Fernández de Kirchner tacha de ‘fondos buitre’, no se le permitiría desembolsar los pagos a los acreedores que sí aceptaron la reestructuración, incrementando el riesgo de incurrir en una nueva suspensión de pagos del país.
 
Asimismo, la decisión del juez federal implica que el Banco New York Mellon y todas las demás instituciones que colaboran con Argentina en el pago de a los tenedores de bonos reestructurados podrán ser objeto de un juicio si no pagan también a los inversores que no aceptaron la quita de la deuda argentina.

(*) Urgente 24. Artículo publicado el 22 de Noviembre de 2012.