sábado, 10 de noviembre de 2012

Tengo una Mala Noticia

Por María Celsa Rodriguez (*)

Días atrás por cadena Nacional la Sra  Presidente dijo:- "Tengo una mala noticia. Vamos a pagar con dólares, vamos a honrar el compromiso que tomamos" 
Pero eso no era una  mala noticias era una buena noticia  para la Argentina ya que es obligación pagar las deudas, así de este modo "no nos embargan nada más"
La mala noticia Sra Presidente es que el Indec diga que se puede comer con 6 pesos por día.


Que digan que no hay inflación y los precios en las góndolas exponen otra cosa. Y como  Ud dijo en la Universidad de Georgetown: -"Si tuviéramos una inflación del 25%, Argentina estallaría”. Pues  la  mala noticia Sra presidente, y de acuerdo a www.lainflacionverdadera.com, es  que la inflación  es del 27%. Pero parece que eso Ud no sabe.

La mala noticia es que los delincuentes, punguistas, pirañas, motochorros caminen placidamente por la calle y nos ataquen y nos roben y nadie hace nada, mientras seguimos sumando víctimas.Y ustedes sigan insistiendo que la inseguridad es una sensación.
La mala noticias es que la Argentina transita cada día en la indiferencia, la impunidad y la corrupción. Y que todos los casos siempre terminan en "el bolillero" de Oyarbide. 
La mala noticia es que la justicia no sea independiente.


La mala noticia es el ataque enfermizo a un monopolio, a quien culpan de todos los males en el país con el propósito de  instalar otro monopolio, el K.


La mala noticia es que el patrimonio suyo y de su gabinete se multipliquen como si estuviese manejado por una matemática de otra galaxia que es contradictoria con la que manejamos los ciudadanos cada día y que vivimos midiendo gastos para llegar a fin de mes. Mientras que a ciertos personajes tocados por la varita mágica del poder,  el dinero parece   crecerle a la velocidad de la luz.


La mala noticias es la gente con  hambre,   y el crecimiento de la  pobreza que los obliga a correr todos los días al basural para alimentarse.


La mala noticia es ver niños desnutridos, tristes, descalzos y  abandonados. Mientras se gastan 4000 millones en el Programa Fútbol para todos" y 100 millones en el Automovilismo para todos".

 
La mala noticia es que para sostener el relato se gasten 7143 millones en programación, prensa, difusión e infraestructura en el manejo de la información oficial.


La mala noticia es la pésima administracion de Aerolineas Argentinas, con perdidas millonarias. 


La mala noticia es que los jubilados no reciban el 82 % móvil y Uds digan que no hay plata para pagar Y que de hacerlo implicaría un “déficit operativo”. Sin embargo la verdad tiene una explicación diferente, si se tiene en cuenta todo el enorme gasto que el Gobierno destina  hacia fines  que nada tienen que ver con sus verdaderos destinatarios: nuestros mayores. Sumado  a  lo que se dilapida  en publicidad oficial y hasta el dinero que se usa  de la Anses para financiar  proyectos del gobierno, alocadas ideas y  ocurrencias sin previsión ni control,  para  mantener el circo activo.

La mala noticia es que Ud siga con su mentira que el cepo al dolar es un "mito urbano" cuando nadie puede comprar ni 10 dólares. Y su mentira contrasta con lo que ha dicho el diputado Feletti  titular de la Comisión de Presupuesto de Diputados, quien  aseguró  que el Gobierno “no permitirá que al que le sobre un peso lo transforme en dólares, para gastarlo fuera del país”. Y lo que ha pasado con el Gobernador del Chaco que tuvo que realizar "el pago en pesos  para amortizar capital e intereses de los Bonos de Saneamiento Garantizado (BoSaGar). Los títulos, emitidos en dólares en 2006, venían siendo pagados con la moneda norteamericana hasta septiembre.  Pero Capitanich  justificó  el cambio de reglas diciendo que había que cumplir con las regulaciones cambiarias impuestas por el Banco Central."


Recordemos que "El Banco Central de la República Argentina (BCRA) decidió suspender la compra de dólares con fines de ahorro. Además, dispuso que desde el  31 de octubre no se puede adquirir más divisas para cancelar nuevas hipotecas." Así lo establece "la normativa del Central, informada a través de la comunicación 5318, que prohibe a los tomadores de créditos hipotecarios acceder al mercado cambiario para pasar su dinero a dólares y comprar la vivienda en esa moneda". Pero parece que de eso Ud tampoco esta informada.

Asimismo la afip en  la "Resolución General 3333 fija que, una vez presentadas las reseñas requeridas, el organismo de recaudación "efectuará evaluaciones sistémicas, en tiempo real, sobre los datos ingresados y emitirá la respuesta correspondiente del monto en pesos validado para la adquisición de moneda extranjera". Lo que significa que casi siempre su evaluación sistemica tiene respuesta negativa por lo tanto si esto no es cepo cambiario ¿qué es?  Ah si,  ahora lo llama "mito urbano" y a la inseguridad "sensación" y a la mentira "relato" y a los que se quejan  "golpistas"  y los que  se movilizan según Aníbal Fernandez "son  un invento de la extrema derecha paga" 

La mala noticia es que a pocos minutos de la Casa Rosada hay gente viviendo en condiciones paupérrimas, mientras Ud se da el gusto de gastarse 10 millones de pesos en los arreglos de los baños y de la cocina de la Casa de Gobierno.  Me pregunto ¿no le parece que es una locura? ¿No es acaso una extravagancia ?

Y la Sra de Carlotto que dijo : "Los que están contra el Gobierno se olvidan de sus propios pecados". La mala noticia Sra., es que este Gobierno no reconoce sus propios pecados, jamás hace una auto crítica y no quieren escuchar queja alguna.

Con respecto a la marcha del 8N Aníbal Fernandez dijo: "Lo que no logro es comprender el mensaje hacia dónde va" ni "de qué tengo que tomar nota". Tengo una mala noticia  para el senador, debe tener un problema de audición o de falta de comprensión porque el mensaje del pueblo es claro y los carteles revelaron lo que se  les está pidiendo al gobierno. 


 Y el Sr D`Elias dijo que el 8N fue un fracaso. La   mala noticia es que lo que  fracasó fue el propósito de Uds. a que nos mantuviéramos callados,  y aceptando todo, sumisamente,   porque solo gobiernan para el 54% y no para los 40 millones. Aunque en la movilización también se ha escuchado a quienes la han votado a Ud Sra Presidente, y que ahora están desilucionados y arrepentidos. Su gobierno ha perdido respeto y credibilidad. Pero tampoco  la oposición  deben hacerse los distraídos, este cacerolazo que se hizo ensordecedor,  fue también porque con sus actos, con sus debilidades, sus peleas y divisiones internas terminaron   siendo funcionales al gobierno.

Asimismo fracasaron en   alimentar el miedo,  porque el pueblo llenó las calle con un espíritu democrático nunca  antes vistos. Portando demandas justas y legítimas, llevados de la mano del hastío a tanta impunidad, a tanta injusticia, a tanta corrupción, a tanta inseguridad a tanta soberbia, a tanto ninguneo, a tanta mentira que esta ofendiendo la dignidad ciudadana. 
Fracasó para los que buscan darle un color  político, cuando la marcha careció  de banderías y estaba  lleno de olor a pueblo. El vivo  fuego democrático que vibró en cada ciudad de norte a sur y de este a oeste del país. Un fuego que traspasó fronteras y que también se escucharon en otros lugares del mundo. 


Porque  son los  deseos universalizados de argentinos que  quieren  vivir en un país mejor, donde todos sean escuchados, donde se respeten sus derechos y libertades.


Fracaso para quienes están acostumbrados a movilizar gente por el pancho, la coca, el plan, arrodillados ante el clientelismo obligado que alimenta su soberbia. 


Ud siempre dice que se siente orgullosa de su gobierno, pero tengo una mala noticia Sra Presidente, ayer  el pueblo salió a la calle cansado de ser ninguneado. Ayer cada argentino con su individual o colectivo sentimiento de disconformidad salió a la calle con su cartel, con su cacerola y con su queja.  Pero algo los unía a todos, tanto al oficialismo malhumorado con el evento, como a los orgullosos manifestantes, y es que  -aunque en veredas enfrentadas-, están bajo una misma bandera, la celeste y blanca. 


Solo espero que esta vez Sra presidente escuche, ponga el oído en ese mar de gente que llenó las calles, que dejó sus huellas en el pavimento. De lo contrario pensaría que habiendo sido una exitosa abogada no entendió lo que significa una República Democrática, en que las minorías también son el Pueblo de la Nación Argentina.


(*) María Calsa Rodriguez. Periodista y analista política.
www.chacoresliadades.blogspot.com 

Fuenet: Comunicación personal de la autora.