martes, 11 de diciembre de 2012

Argentina siempre a mitad de camino...

Por Transparency International (*)
El Índice de Percepción de la Corrupción 2012 (elaborado por Transparencia Internacional), que clasifica a 176 países según su nivel de corrupción, encuentra a Venezuela y Paraguay como los países más corruptos de Latinoamérica mientras que Chile y Uruguay se mantienen como los líderes en transparencia, según la ONG alemana Transparencia Internacional (TI). Para la edición 2012, Transparency International ha actualizado la metodología del Índice de Percepción de la Corrupción. Como reflejo de esto el índice se presenta en una escala de 0 (sumamente corrupto) a 100 (muy transparente).
Hay avances aunque falta muchísimo. "El creciente clamor a los gobiernos corruptos ha obligado a la destitución de varios líderes durante el año pasado. Sin embargo, ahora que la situación comienza a calmarse, resulta evidente que en muchos países el soborno, el abuso de poder  y los acuerdos secretos siguen  estando muy presentes. El Índice de Percepción de la Corrupción 2012 muestra que la corrupción continúa devastando a sociedades en todo el mundo", informó la organización no gubernamental alemana Transparency International.  
 
66% de los 176 países clasificados en el índice de 2012 han obtenido una puntuación inferior a 50 en una escala  de 0 (percepción de altos niveles de corrupción) a 100 (percepción de bajos niveles de corrupción), lo que señala que las instituciones públicas deben aumentar su transparencia y que los funcionarios en puestos de poder deben rendir cuentas de manera más rigurosa. 
 
“Los gobiernos deben incorporar acciones contra la corrupción en todas las decisiones públicas. Entre las prioridades están normas más efectivas sobre  lobby y financiamiento político, una mayor transparencia de la contratación y el gasto público, y mayor rendición de cuentas de organismos públicos a la población”, señaló Huguette Labelle, presidenta de Transparency International. 
 
“Tras un año durante el cual la atención ha estado en la corrupción, esperamos que los gobiernos adopten una postura más firme contra el abuso de poder. Los resultados del Índice de Percepción de la Corrupción 2012 demuestran que las sociedades continúan pagando el alto coste que supone la corrupción”, aseveró Labelle. 
 
Latinoamérica
 
“La región salió bien de la crisis mundial. Su modelo económico da buenos resultados macroeconómicos, pero no se traduce en una mejora de la calidad de vida de los ciudadanos. América Latina es la región más violenta, donde mayor es la desigualdad”, dijo el director para las Américas de TI, Alejandro Salas.
 
A su juicio, esto es una “llamada de atención” para los países de la zona, por lo que propuso más liderazgo de políticos y empresarios y una mayor concienciación a nivel ciudadano de que “la democracia no son sólo las elecciones”.
 
Además resaltó que este año sólo 4 de los 20 países latinoamericanos logra 50 o más puntos sobre un máximo de 100 (corrupción mínima), aunque este resultado sea ligeramente superior al del pasado ejercicio, en el que aprobaron sólo 3.
 
Encabezan esta tabla de transparencia Chile (72 puntos), Uruguay (72), Puerto Rico (63) y Costa Rica (54), seguidos por Cuba (48), Brasil (43) y Salvador (38).
 
Salas alentó a este respecto a los dos primeros a no sentirse “satisfechos” con el resultado y mirar “a otras partes del mundo” con mayores niveles de transparencia.
 
En el vagón de cola, percibidos como los más corruptos de la región, se sitúan Venezuela (19 puntos), Paraguay (25), Honduras (28), Nicaragua (29) y Ecuador (32).
 
Entre unos y otros, en orden de decreciente transparencia, aparecen en este ránking de TI El Salvador (38), Panamá (38), Perú (38), Colombia (36), Argentina (35), Bolivia (34), México (34), Guatemala (33) y República Dominicana (32).
 
En el caso de Argentina, en una escala que va de 0 (máximo nivel de percepción de corrupción) a 100 (máxima transparencia y nivel mínimo de percepción de corrupción), siempre en el sector público, el país obtuvo 35 puntos.
 
Esa nota representa 3,5 en la escala de 1 a 10, medición que se utilizaba el año pasado. En 2011, la Argentina consiguió 3 puntos. Así, entre los 176 países relevados, bajó del puesto 100 al 102.
 
Otros resultados
 
En el Índice de Percepción de la Corrupción 2012, Dinamarca, Finlandia y Nueva Zelanda comparten el 1er. lugar, con una puntuación de 90, una posición que han podido alcanzar en parte debido a que cuentan con sólidos sistemas de acceso a la información y normas que regulan la conducta de quienes ocupan cargos públicos. 
 
Afganistán, Corea del Norte y Somalia se ubican una vez más en el extremo inferior del índice. En estos países, la ausencia de instituciones públicas eficaces y de líderes que rindan cuentas por su actuación ponen de manifiesto la necesidad de adoptar una postura mucho más firme frente a la corrupción. 
 
Entre los países que obtuvieron resultados insatisfactorios en el Índice de Percepción de la Corrupción 2012 se incluyen aquellas naciones de la Eurozona que se han visto afectadas de forma más grave por la crisis económica  y financiera. 
 
“La corrupción es el problema mundial del  que más se habla”, afirmó Cobus de Swardt, Director Ejecutivo de Transparency International. “Las principales economías del mundo deberían también dar el ejemplo y asegurarse de que sus instituciones sean completamente transparentes y que sus líderes rindan cuentas por sus decisiones. Se trata de una condición crucial, ya que estas instituciones son fundamentales para impedir que la corrupción se propague a nivel mundial”, indicó de Swardt
 
Preguntas clave
 
-¿Qué es el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC)? 
 
-El IPC asigna una puntuación y clasifica a países/territorios según las percepciones sobre el grado de corrupción que existe en su sector público. Se trata de un índice compuesto integrado por una combinación de encuestas y evaluaciones sobre corrupción efectuadas por diversas instituciones de prestigio. El IPC es el indicador de corrupción más usado en todo el mundo.  
 
-¿Por qué el IPC se basa exclusivamente en percepciones? 
 
-En general, la corrupción comprende actividades ilícitas que se ocultan deliberadamente y solamente se conocen a través de escándalos, investigaciones o juicios. No existe un modo genuino de evaluar los niveles absolutos de corrupción en países o territorios sobre la base de datos puramente empíricos. Los mecanismos que intentan hacerlo, por ejemplo, comparando los sobornos denunciados o la cantidad de juicios iniciados, o bien estudiando las causas judiciales que están directamente vinculadas con corrupción, no pueden considerarse indicadores definitivos de los niveles de corrupción. Muestran en cambio la efectividad con que los fiscales, la justicia o los medios de comunicación investigan y exponen hechos de corrupción. Captar las percepciones sobre corrupción de quienes están en posición de apreciar la corrupción en el sector público es el método más confiable para comparar niveles de corrupción relativos entre distintos países.  
 
-¿Qué países/territorios se incluyen en el IPC 2012 y por qué?  
 
-Para que un país/territorio sea incluido en el ranking, deberá aparecer en al menos tres fuentes de datos del IPC. Si un país no figura en el ranking, esto se debe exclusivamente a que no existe información suficiente obtenida a través de encuestas y no supone un indicio de que no haya corrupción en el país. 
 
-¿Cuáles son las fuentes de datos para elaborar el IPC? 
 
-El IPC 2012 utiliza fuentes de datos de instituciones  independientes que se especializan en análisis sobre gobernabilidad y entorno de negocios. Las fuentes de información utilizadas para el IPC 2012 se basan en datos recabados durante los últimos 24 meses. El IPC incluye únicamente fuentes que asignan una puntuación a un conjunto de países/territorios y que miden las percepciones de corrupción en el sector público. 

(*) Transparency International es una organización internacional dedicada a combatir la corrupción política, teniendo como herramienta principal la divulgación de información. Fue fundada en 1993 y tiene su sede en BerlínAlemania. Artículo publicado por Urgente 24 el 5 de Diciembre de 2012.