viernes, 21 de diciembre de 2012

Saqueos: la cara de la otra miseria

Por Urgente 24 (*)
El saqueo a supermercados y otros comercios no resultan menos que el reflejo de la miseria... pero no de aquella que habla del hambre. Mientras se pasan la pelota unos a otros, los reportes de hechos vandálicos y las muertes, continúan. La alerta no se apagó. En estos momentos, hay incidentes en un Carrefour de San Fernando. Hubo muchos destrozos, pero no lograron entrar. Sin embargo, comienza a juntarse cada vez más gente en el lugar...
La pregunta clave a raíz de los violentos incidentes de ayer en Bariloche, que se repiten hasta hoy en otras localidades del país, fue si realmente, ¿hubo alertas de que esto podía pasar? 
El gobierno de la provincia de Río Negro y el gobierno municipal de la ciudad de Bariloche se contradicen respecto a la existencia o no de alertas o información previa sobre la posibilidad de saqueos a supermercados y comercios por la crítica situación social que atraviesa la ciudad.

Si bien ambos coinciden en que la cuestión fue planificada y organizada por activistas o por una fuerza política o por personas ligadas a la droga y al delito, el gobernador dijo textual: "No había alertas en los centros de atención de la provincia, ya que no hubo ningún tipo de solicitud. Cuando hay situaciones de desesperación muy complejas, es lógico que se den distintas alertas, pero acá no se produjo ninguna".

Por su parte, el secretario privado de la municipalidad de Bariloche -a cargo de la jefatura de Gabinete- Oscar Borchichi no confrontó con el mandatario provincial pero en declaraciones periodísticas indicó que a la intendencia "había llegado información hace 3 semanas atrás de que podía ocurrir algún episodio de esta naturaleza".

El funcionario agregó que esa información se comunicó en forma inmediata "a la gente de la provincia" y se realizó una "reunión urgente con supermercadistas de la zona para poder llegar a la gente con bolsas de comida".

Por su parte, referentes de la organización acusada por el Gobierno comunal, la Cooperativa 1 de Mayo aseguró: "nosotros no fuimos" responsables.

José Paredes reconoció que fueron a reclamar bolsas de comida pero que cuando llegaron al lugar los saqueos ya habían empezado y que luego se fueron porque la policía los estaba buscando. Paredes denunció que tienen los teléfonos intervenidos y que recibieron amenazas de personal de seguridad vestido de civil.

"Lo que pasó fue que aprovecharon que estábamos ahí para responsabilizarnos. Pero el responsable de la realidad social de Bariloche es el Gobierno", dijo a un radio local.

Agregó que "el Gobierno no quiere hacerse cargo de la crisis social de la ciudad, y por eso nos hace cargo a nosotros. Y la Cooperativa 1 de Mayo tiene 90 integrantes, no las miles de personas que participaron de los saqueos".

"Que se haga cargo el Gobierno de lo que pasó ayer, para éso está. Nosotros tenemos un laburito de mierda una vez al mes, que todavía no pudimos cobrar", dijo y adelantó que esta mañana se reunirán con el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Ernesto Paillalef.
En este contexto, el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, que llegó a la ciudad de San Carlos de Bariloche acompañado por los 400 gendarmes,  acusó al camionero Hugo Moyano por los saqueos ocurridos en la ciudad patagónica, en Campana y en Santa Fe.

   
Berni dijo que los saqueos registrados desde ayer en varias ciudades del país fueron realizados por "vándalos", "delincuentes", por opersonas "que no tienen escrúpulos" y remarcó que fueron "organizados" y "responden a cuestiones políticas".

"Hay un sector que quiere el caos y teñir de sangre a la Argentina en estas fiestas", denunció el funcionario en declaraciones radiales y advirtió que "se llevará a la Justicia a los responsables".

El funcionario dijo que unas 100 personas fueron detenidas en Campana, donde precisó que la Justicia busca a un barrabrava de Villa Dálmine y chofer de una empresa agroquímica que responde al gremio de camioneros y quien habría encabezado los desmanes en esa ciudad.
Aseguró que el Gobierno de Cristina Fernández dará con “los responsables de este desquicio y los llevará a la Justicia”.

“Acá tenemos el ejemplo de lo que veníamos denunciado. Es algo precisamente organizado que responde a causas políticas”, agregó.

Ante esta reacción oficial, Moyano dio su respuesta. Dijo que "hay muchísima necesidad, que se ve reflejado en esto. No puedo imaginarme que esto haya sido armado por alguien. Esperemos que la gente pueda pasar las fiestas como se lo merece", aseguró en declaraciones a 'Radio Mitre'.

"Hay una realidad que muestra que hay gente que no la está pasando muy bien. El Gobierno habla como si estuviéramos viviendo en lo mejor Suiza y hay gente viviendo debajo de las autopistas, no se quiere dar por entendido el Gobierno...'', señaló el líder sindical.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, salió también a hablar, y pidió que la Policía actúe con firmeza contra quienes "infrinjan la ley", tal como sucedió ayer en Campana y en Zárate, donde hay 117 detenidos.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires le ordenó al ministro de Seguridad, Ricardo Casal, y a la Policía que actúe con "máxima rigurosidad" contra los grupos que "infrinjan la ley". 

Ocurreque si bien la situación amaneció controlada, como también en Bariloche, aún hay rumores que indican que podrían volver los inconvenientes en territorio bonaerense. 
Algunos testigos indicaron que un grupo intentó avanzar con un súper de San Isidro, que rápidamente cerró sus cortinas y pudo evitar la embestida. Y algo similar pasó en otro supermercado chino de la zona. 

En Santa Fe, incluso, se contaron muertos. Esta mañana, el Gobierno santafesino confirmó que murieron dos personas y resultaron heridas otras tres, dos de ellas de gravedad, en medio de los saqueos que se produjeron en la provincia.

"Hay dos personas fallecidas. Una de ellas por heridas de arma de fuego y la otra por una herida cortante", ratificó el secretario de Seguridad, Matías Drivet, quien agregó que entre los heridos hay dos personas con impacto de bala.

Según detalló el portal de noticias 'Rosario3', una mujer de 40 años murió desangrada cuando al romper una vidriera se cortó la arteria femoral durante el ataque a un supermercado en Avellaneda y Quintana. En tanto, un chico de 22 años sufrió una herida de bala en el tórax durante el robo a un local de Arijón y Avellaneda, y falleció en el Hospital Roque Sáenz Peña.

En tanto, una mujer recibió un balazo en medio de un robo a un supermercado en zona sur, uno de los más de 20 saqueos –hasta la noche hubo 25 y se registraron al menos un par más esta mañana– que tuvieron lugar en Rosario y también en Villa Gobernador Gálvez. Había otra persona herida de bala grave en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, según informó el director del centro de salud, Néstor Marchetti.

Drivet detalló, en conferencia de prensa, que en total fueron detenidas 137 personas por los saqueos, que principalmente se produjeron en supermercados de la "comunidad china", y agregó que se secuestraron un arma de fuego, un taxi "cargado de mercadería" y demás vehículos.

En tanto, la tensión continuaba hoy: las versiones sobre ataques a negocios de distintos rubros –no sólo de alimentos– se multiplicaban. 

En este marco, desde el socialismo el diputado nacional Juan Carlos Zabalza, a través de 'Twitter', habló de movidas desestabilizadoras y el secretario de Gobierno municipal, Fernando Asegurado, adelantó que se pedirá al gobierno nacional el envío de fuerzas federales.

La intendente Mónica Fein solicitó ante la ministra de Seguridad, Nilda Garré, la presencia de la Gendarmería Nacional en el Gran Rosario.

Aunque desde el gobierno provincial se asegura que la situación en esa ciudad y en Villa Gobernador Gálvez, donde ayer se inició la ola de saqueos, es de total normalidad, en diferentes barrios aún es evidente cierta tensión social. Ante esa situación, numerosos comercios, especialmente los dedicados a la venta de alimentos y electrodomésticos, mantenían cerradas sus puertas.

También había tensión frente a la Jefatura de Policía, donde familiares de los detenidos por estos hechos cortan el tránsito para reclamar por su liberación.

Ante la prensa, los familiares expresaron que muchos de los detenidos fueron golpeados, y otros se encuentran heridos por disparos de balas de goma que los policías realizaron durante los operativos. Según dirigentes sociales, entre los detenidos hay menores y hasta una mujer embarazada, y los mismos manifestantes indican que "los efectivos policiales dejaban ingresar a robar para reprimir cuando salían".

Este mediodía, Sergio Berni, daría una conferencia para informar sobre el estado de situación.

(*) Urgente 24. Editorial publicada el 21 de Diciembre de 2012.