sábado, 15 de diciembre de 2012

Sigue el deterioro del empleo

Por Economía & Regiones (*)
No se detiene la precarización y la destrucción del empleo. La demanda de trabajo está en los niveles de 2002 y 1,9 millón de argentinos tiene problemas de empleo. A ese escenario se agrega ahora el repunte del trabajo en negro que alcanza su punto más alto en los últimos dos años y afecta al 35,5% de la población.
Los datos del empleo en la Argentina sigue aportando cifras negativas, algunos antecedentes para recordar:
En junio, la creación de puestos de trabajo, uno de los pilares del discurso K para sumar a la juventud, mostró que revirtió su crecimiento desde el año pasado y la caída ya se asemeja a la demanda existente en 2002 durante la crisis, según un informe de la Universidad Torcuato Di Tella.
El índice de demanda laboral medido por la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) en la ciudad de Buenos Aires y el conurbano siguió empeorando en mayo, al derrumbarse un 38,5 por ciento comparado con igual mes de 2011, la baja anual de mayor magnitud desde julio de 2009.
Paralelamente, según el último dato publicado por el INdEC en base a la encuesta permanente de hogares, la tasa de desempleo del 3er. trimestre del 2012 se ubica en torno al 7.6%, lo que implica un leve aumento con respecto al dato del mismo trimestre de 2011 (7.2%).
La tasa de empleo ascendería a 43.3% durante el mismo período, lo que indicaría una leve reducción con respecto al mismo período del año anterior (43.4%).
La consultora Economía & Regiones agregó en su informe sobre los datos del Indec que poco más de 906.000 de personas en los principales 31 conglomerados urbanos relevados, están desempleadas y otro millón de personas están subocupadas, es decir, trabajan menos de 35 horas semanales, por lo que unas 1.9 millón de personas tienen problemas de trabajo en el país.
Paralelamente, la inflación afecta negativamente el poder adquisitivo de los trabajadores y aumenta la cantidad de personas en busca de trabajo, por lo que el mercado laboral ajusta aumentando la desocupación.
En noviembre como consecuencia directa del cepo al dólar se trabaron las operaciones lo que llevó a una disminución del rubro construcción del 5,2% respecto al año 2011, según informó el Indec el 30/11.
Ante esto, se dio la pérdida de puestos de trabajo por 3er trimestre consecutivo, con baja de 2,3% en comparación con los tres meses previos y 3,5% frente a similar período de 2011.
Este viernes 14/12 el diario El Cronista informó que en el tercer trimestre la informalidad trepó al 35,5%.
Según los últimos datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) difundidos por el Indec, la cantidad de asalariados sin aportes jubilatorios y a la seguridad social trepó al 35,5% en el trimestre julio-septiembre, un incremento de 1,2 puntos porcentuales en la comparación con igual período de 2011.
Esas cifras representan más de 4,5 millones de trabajadores no registrados, poco más de un tercio de la fuerza laboral.
La muestra oficial refleja que se trata del mayor nivel de informalidad laboral de los últimos dos años, comparable con el 35,8% medido en el tercer trimestre de 2010, cuando aún era palpable el impacto de la crisis financiera internacional sobre la economía local.
(*) Economía y Regiones. Consultora argentina especializada en economía, finanzas, gestión pública y desarrollo regional de la Argentina. Artículo publicado por Urgente 24 el 14 de Diciembre de 2012.