viernes, 5 de abril de 2013

El gasto en salarios del Gobierno aumentó 160% desde 2009

Por Mariano Obarrio (*)
Hay un dato que parece demostrar que la construcción del modelo popular de inclusión social que profesa el Gobierno necesita también de una política activa en recursos humanos: la gestión de Cristina Kirchner incrementó en los últimos cuatro años un 160% la partida total de gastos en personal de la administración pública nacional, y en un 181% los contratos temporarios del Estado, cuya mayoría beneficia a los jóvenes de La Cámpora.

Durante los últimos cuatro años de la "década ganada", desde 2009 hasta 2013, el presupuesto en sueldos de empleados estatales aumentó en $ 43.349 millones.
En 2009 se gastaron $ 27.038 millones en salarios, mientras que en el presupuesto 2013 se prevén pagar $ 70.387 millones. De ese modo, el salto será de 160%, un porcentaje que supera ampliamente a la inflación acumulada en el período, aun la calculada por consultoras privadas.
En tanto, el gasto en personal con contrato temporario -que tiene vigencia de un año, pero que puede ser renovado- resultó de $ 2396 millones en 2009 y se estima que será de $ 6730 millones para todo 2013. Es decir que subió 181%. La erogación en personal de planta permanente alcanzó en 2009 los $ 24.642 millones y se calcula en $ 63.358 millones para 2013. La masa salarial en términos nominales trepó 157%.
Los datos surgen de un estudio de auditores oficiales del Estado especializados en el análisis del Presupuesto y difundido por la página www.elauditor.info , que edita la Administración de Personal de Organismos de Control (APOC), entidad dirigida por Hugo Quintana.
Se estima que el personal de planta permanente como el contratado podría aumentar este año electoral, en el que Cristina Kirchner se jugará en las elecciones del 27 de octubre la posibilidad de reformar la Constitución y buscar una segunda reelección en 2015. Según fuentes gremiales, los principales beneficiarios de los contratos temporarios son los militantes de La Cámpora y de Unidos y Organizados.
Según un reciente informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) , en 2012 se estancó el empleo privado por la desaceleración económica, mientras que subió el empleo público más de un 4%.
Entre 2009 y 2013, la creación de trabajo en el Estado fue una constante. Resultó, en rigor, un pilar del exponencial aumento del gasto público de la gestión de Cristina Kirchner, no ajeno a los objetivos electoralistas del Gobierno.
Esta suba obligó al Tesoro a financiarse con préstamos del Banco Central, de la Anses, y del PAMI, entre otros organismos, y con emisión monetaria, lo cual repercutió en la escalada inflacionaria.
Se estima que la planta permanente de empleados supera los 400.000 agentes públicos y los 52.000 empleados contratados en forma temporaria, de los cuales la mitad podría corresponder al período de gestión del kirchnerismo.
LA NACION intentó comunicarse con el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, para consultarlo sobre el incremento en los gastos destinados a salarios, pero no respondió los llamados.
Si se considera que en ese período hubo ajustes salariales acumulados para empleados públicos que promediaron el 82%, el crecimiento real de planta total de personal -no ya solo la masa salarial- fue de 43%. Desagregado, el de la planta permanente fue de 41% y el del personal contratado de 54%. Esto implica que el incremento en la masa salarial superó ampliamente el ajuste por inflación, no sólo tomando como base la medición oficial del Indec, sino también las de consultoras privadas.
En cuanto a la evolución año tras año, el estudio indicó que el gasto total en personal fue de $ 27.038 millones en 2009; $36.779 millones en 2010; $47.982 millones en 2011; $63.377 millones en 2012, y $ 70.387 millones, previsto en 2013. En definitiva, en cuatro años, el salto fue de $43.349 millones.
En personal de planta permanente se gastó, respectivamente, $24.642 millones, $33.651 millones, $43.624 millones, $57.398 millones y $63.358 millones. En total, en el período evaluado subió $38.716 millones. Los contratos temporarios insumieron $2396 millones, $3128 millones, $4358 millones, $5978 millones y $6.730 millones. Un salto en el segmento medido de $4334 millones.
El estudio señaló además que la cantidad de ministerios aumentó de 13 a 16, pero que también hubo un fuerte incremento de agentes públicos en el resto de los organismos.
A la hora de discriminar los organismos más beneficiados por el aumento de la masa salarial (en este caso, hasta 2012, ya que aún no se desagregó 2013), Anses pasó de $1525 millones a $4037 millones. Esto representó un incremento nominal de la masa salarial de 165%, una suba real de la planta de 45%, deducido aumentos de salarios de 82%. En el Registro Nacional de las Personas (Renaper), el salto fue $146 a $465 millones, un 218% y 75%, respectivamente.
En el Ministerio de Desarrollo Social, que preside Alicia Kirchner, pasó de $462 millones a $1226 millones, lo que implica un salto de 165% y 46% de suba real. En tanto en Planificación Federal la escalada fue de $1172 millones a $2490 millones, con un salto proporcional de 112% y 17% de suba real.
También hubo fuertes incrementos en la Dirección Nacional de Migraciones y en la Jefatura de Gabinete.
En todos los años, la relación entre planta permanente y contratos temporarios fue de 10 a 1. En 2009, se erogaron $ 24.642 millones y $ 2396 millones, respectivamente, mientras que en 2013 esos montos fueron de $63.358 millones y $6730 millones para permanentes y contratados.
Según el informe del Indec, mientras la creación de trabajo se estancó en el sector privado, el sector público continuó tomando gente en 2012. Así pasó de 1.477.760 a 1.541.146: 63.386 empleados.
También consignó que existen 6,3 millones de empleos privados, 3 millones de empleos públicos, 1,4 millones de monotributistas y otros 400.000 autónomos.
N.del E.: El gasto en salarios de la administración pública explica parte del déficit fiscal y es parte esencial del modelo político kirchnerista.

(*) Mariano Obarrio. Artículo publicado en La Nación el 31 de Marzo de 2013.