viernes, 3 de mayo de 2013

Finanzas provinciales 2013

Por Ecolatina (*)
Muy preocupante para las provincias el informe de la consultora Ecolatina: El año pasado fue complicado para las provincias en términos fiscales: el conjunto de las 24 jurisdicciones tuvo un rojo primario y fiscal. Las provincias debieron conseguir recursos por otras vías: aumentar impuestos, moderar el gasto y endeudarse. Así, las provincias cerraron un año difícil, quedándose con un punto de partida complejo de cara a 2013. Pero el año en curso no se presenta mejor: en 2013 el resultado primario y fiscal estarán en línea con la performance de 2012. El desafío será conseguir recursos para cubrir las necesidades de financiamiento donde la emisión de bonos dollar-linked y el préstamo bancario serán las principales vías para solventar el déficit. Pero volver a los niveles de comodidad fiscal del pasado se ve cada vez más lejos. ¿Y qué ocurriría si el crecimiento de 2013 fuese igual o menor al de 2012?
Ecolatina: "Con aumento de impuestos y el gasto creciendo a un ritmo moderado, el resultado primario y fiscal estarán en línea con la performance de 2012. El desafío será conseguir recursos para cubrir las necesidades de financiamiento donde la emisión de bonos dollar-linked y el préstamo bancario por serán las principales vías para solventar el déficit. Pero volver a los niveles de comodidad fiscal del pasado se ve cada vez más lejos."

El año pasado fue complicado para las provincias en términos fiscales: el conjunto de las 24 jurisdicciones con un rojo primario y fiscal. Con problemas para financiarse, el aumento de impuestos y la moderación del gasto no fueron suficientes para revertir el desbalance.
 
El deterioro macroeconómico se hizo sentir en los recursos provinciales. Por un lado, las transferencias automáticas se desaceleraron, perdiendo 5,4 p.p. (puntos porcentuales) de expansión en relación a 2011 y los recursos provenientes del Fondo Federal Solidario crecieron tan solo 1,3%.
 
Por otro lado, las transferencias no automáticas también se vieron afectadas. En el marco del rojo primario nacional (por primera vez desde 1996), los giros se desaceleraron (crecieron tan sólo 7,5% interanual) y cayeron en términos reales.
 
Frente a este golpe en los ingresos, las provincias se vieron en la necesidad de conseguir recursos por otras vías: aumentar sus impuestos, moderar su gasto y endeudarse. 
 
Respecto al primer punto cabe mencionar que el año pasado la presión tributaria consolidada (Nación+Provincias) alcanzó niveles record (37% del PBI), de los cuales 13,5 p.p. les corresponde a las provincias (+5 p.p en la última década). No obstante,  hay que tener en cuenta que seguir usando este canal para captar recursos tiene límites y no soluciona el problema pues los impuestos provinciales solo cubren 30% de sus gastos primarios.
 
Por su parte, la moderación de las erogaciones ha sido otra manera de contrarrestar la desaceleración de los ingresos provinciales. Principalmente el gasto de capital fue el más afectado dada la dificultad de recortar el gasto corriente (la mitad de la partida corresponde al pago de salarios).
 
Pese a que, gracias a los incrementos en sus impuestos y la moderación del gasto, las provincias finalmente lograron que su rojo no creciera, tuvieron además problemas para conseguir fuentes de financiamiento dado el virtual cierre de los mercados externos. 
 
De hecho, a principios de 2012 algunas provincias continuaron colocando deuda externa peroluego del Chacogate -pesificación de los bonos de la provincia de Chaco que fue luego sucedida por Formosa y Tucumán- las tasas se dispararon.  Así, las provincias cerraron un año difícil, quedándose con un punto de partida complejo de cara a 2013. 
 
El rojo provincial continúa en 2013
 
Para este año la dinámica provincial presenta diversos matices. Si bien se espera que los recursos repunten, parten de un fuerte déficit, es un año electoral y los problemas para conseguir fuentes de financiamiento seguirán vigentes.
 
De hecho, de 17 presupuestos analizados, 11 provincias estiman un déficit fiscal para 2013 donde 80% de su financiamiento proviene del endeudamiento.
 
Pero en materia de recursos, se vislumbran ciertas mejoras. En primer lugar, se espera un mayor crecimiento de la economía, por lo que los recursos tributarios podrían ser más abultados debido a una mayor recaudación de impuestos relacionados con el nivel de actividad (IVA, Ingresos Brutos, etc.). 
 
Tal es así que en el 1er. bimestre del año la recaudación se aceleró 9 p.p. respecto a igual período de 2011 pasando de 34% interanual a 42% interanual [de acuerdo a un conjunto de nueve provincias (Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza, Córdoba, Salta, Tierra del Fuego, San Luis, Catamarca y Tucumán ]. El tributo que mas aportó fue Ingresos Brutos (+47% i.a.).
 
En 2do. lugar, se estiman mayores transferencias nacionales tanto automáticas como discrecionales, aunque el efecto puede ser moderado debido a las dificultades fiscales que también enfrenta la Nación. Asimismo, dado que la cosecha del complejo sojero tiene lugar en los meses de abril y mayo, es esperable que los giros del Fondo Solidario mejoren en los próximos meses. 
 
Finalmente,  algunas provincias (Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba y Mendoza) ya anunciaron nuevos incrementos en sus impuestos (principalmente Ingresos Brutos e Inmobiliario), lo que muestra que pese a la mejora esperada de ingresos las restricciones fiscales persisten.  
 
A todo esto se suma una variable que impone presión: los incrementos en las erogaciones, especialmente gastos de capital, con motivo de las próximas elecciones. Sin embargo, dadas las restricciones actuales existe un techo a tales incrementos, de manera que prevemos que los gastos tanto de capital como corrientes crezcan a un ritmo moderado. De todas formas, por su peso dentro de las erogaciones, los salarios serán nuevamente la variable que defina el resultado provincial. Por caso, no es casual que aún persistan las negociaciones entre los docentes y la provincia de Buenos Aires.
 
Para cubrir sus necesidades de financiamiento (que rondarán el 1,6% del PBI), las provincias necesitarán hacerse de recursos en un contexto en que las opciones de financiamiento son limitadas. Dentro de las alternativas posibles, la más viable es la colocación de deuda en el mercado financiero local.
 
De las distintas colocaciones provinciales, el instrumento más atractivo en los últimos meses fueron los bonos dollar linked que son denominados en dólares pero pagaderos en Pesos. Tal es el caso de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Neuquén que en los primeros meses del año emitieron bonos dollar-linked, ambas por US$ 100 millones. Si bien dichos bonos son de corto plazo, darán un respiro al menos momentáneo a las finanzas provinciales.
 
Más allá de la emisión de deuda, el financiamiento bancario será la otra “pata” sobre la cual se apoyen las finanzas provinciales. De hecho, en el primer bimestre del año, los préstamos bancarios a provincias y municipios crecieron 76% interanual (26 puntos porcentuales más que en igual período de 2012).
 
En síntesis, con aumento de impuestos y el gasto creciendo a un ritmo moderado, el resultado primario y fiscal estarán en línea con la performance de 2012. El desafío será conseguir recursos para cubrir las necesidades de financiamiento donde la emisión de bonos dollar-linked y el préstamo bancario por serán las principales vías para solventar el déficit. Pero volver a los niveles de comodidad fiscal del pasado se ve cada vez más lejos.

(*) Ecolatina Consultora. Artículo publicado por Urgente 24 el 2 de mayo de 2013