viernes, 17 de mayo de 2013

Las mayorías también cometen muchas equivocaciones

Por Jorge Riani (*)
En su primer discurso tras la sanción de la reforma judicial, el presidente del máximo tribunal pareció aludir a la elección popular de los consejeros de la Magistratura, el cambio más cuestionado
 El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, advirtió ayer sobre los riesgos que entrañan en ciertas circunstancias las políticas dirigidas por "las mayorías", en lo que pareció una alusión al cambio en el sistema de elección de los miembros del Consejo de la Magistratura.
"Las mayorías son muy importantes en la democracia porque guían hacia dónde va un país. Pero también son las que cometen muchas equivocaciones", señaló Lorenzetti, después de que el Gobierno hizo aprobar una reforma del Consejo de la Magistratura, que exige la votación popular de sus miembros y aspira a simplificar las mayorías exigidas para el nombramiento y la remoción de jueces.
En su primer discurso tras la aprobación de la reforma, Lorenzetti también dijo que "no hay que desarrollar políticas públicas pensando en las próximas elecciones", en lo que pareció una crítica a la ofensiva del Gobierno por imponer la reforma judicial.
Con un discurso en el que marcó distancias con el poder político, el presidente de la Corte inauguró las XXII Jornadas Científicas de la Magistratura Argentina, ante magistrados y funcionarios judiciales y políticos, entre los que se encontraba el gobernador de Entre Ríos, el kirchnerista Sergio Urribarri.
Luego de que Urribarri elogiara la reforma judicial, Lorenzetti recogió el guante en el comienzo de su discurso. "Respecto de las palabras del gobernador, quiero decirle que nosotros somos muy respetuosos de las distintas opiniones y, a diferencia del poder político, el Poder Judicial no puede hablar, se expresa por sus sentencias".
Coincidió con el mandatario entrerriano en la necesidad de promover el ingreso por concurso para facilitar el acceso al Poder Judicial. Pero aclaró que "muchas jurisdicciones de la justicia federal y provinciales hace mucho que lo aplican", e insistió en que "sería bueno que lo adoptaran todos los poderes del Estado".
Al advertir que las mayorías "cometen muchas equivocaciones", mencionó el campo de los derechos humanos, en el que "las mayorías han avalado legislaciones y decisiones que francamente fueron violatorias de derechos humanos y luego fueron declaradas inconstitucionales por los jueces".
Y explicó: "Pensemos en Alemania, donde una legislación apoyada por las mayorías autorizaba a fusilar a los que cruzaran el Muro de Berlín. La Corte dijo que había sido aprobada por las mayorías, pero no era constitucional. Para eso están los poderes judiciales".
La exposición de Lorenzetti, aplaudido con entusiasmo por el sector judicial, tuvo lugar en el Teatro 3 de Febrero, donde se encontraban la presidenta del Superior Tribunal de Justicia de la provincia, Leonor Pañeda, y la intendenta de Paraná, Blanca Osuna. El encuentro fue organizado por la Federación Argentina de Magistrados y la Asociación de Magistrados de Entre Ríos.
En otro tramo de su intervención, Lorenzetti reclamó que se establezcan políticas públicas "consistentes a lo largo del tiempo, que estén basadas en esa idea de un sistema". Pidió "políticas públicas de mediano y largo plazo, que es lo que no se hace, porque los sistemas políticos están estructurados con un estatuto del poder del siglo XIX, que está basado en las elecciones".
"Estos problemas no pueden depender de las elecciones. La gobernabilidad basada en las elecciones deja muy de lado a las futuras generaciones. Muchas veces dijimos, no pensemos en las próximas elecciones sino en las próximas generaciones", dijo en lo que fue otra de las frases más aplaudidas.
La relación entre la Corte y el Gobierno se tensó por el impulso de la reforma judicial, cuyos lineamientos no son compartidos por los miembros del máximo tribunal. Sin embargo, han evitado en público cuestionar las leyes, ya que las demandas judiciales que se esperan contra los cambios en el Consejo de la Magistratura y contra la ley que restringe las cautelares podrían terminar escalando hasta la Corte.
En su presentación de ayer, Lorenzetti también se refirió a temas sociales, como la falta de acciones preventivas frente al cambio climático o las catástrofes, como las recientes inundaciones en La Plata. También a los accidentes humanos por falta de políticas responsables. "Cuando vemos el choque de un tren -ejemplificó en relación al choque de Once- inmediatamente le echamos la culpa al maquinista (...). Por eso cuando uno analiza las tragedias encuentra una acumulación reiterada de errores latentes, que hemos dejado pasar", observó.
(*) Jorge Riani. Artículo publicado en La Nación el 16 de Mayo de 2013