miércoles, 4 de septiembre de 2013

¿esto no sería estanflación?

Por Massot & Monteverde (*)
La recaudación impositiva demuestra que la actividad desciende, y los precios en las góndolas confirman que la inflación aumentan. A eso se le conoce como estanflación, y al respecto hay datos muy útiles en un extracto del más reciente informe de la consultora Massot & Monteverde:
Incluso los tributos apropiados a la Seguridad Social —firmes pilares de la recaudación— han comenzado a desacelerar: aumentaron 27,8% frente a agosto de 2012 mientras que en los 7 meses previos habían trepado 34% interanual en promedio. Fuente: Massot & Monteverde, en base a datos de Afip.
La recaudación impositiva creció 25,5% interanual en agosto y sumó $ 75.865 millones.
 
• La evolución está en línea con los índices de precios privados y provinciales, ubicándose algo por debajo de nuestra estimación de inflación interanual para ese mes.
 
• Si bien el número fue presentado como un éxito, es inocultable la caída del ritmo.
 
• Durante los 7 meses previos la recaudación había venido creciendo 28,6% interanual en promedio.
 
 El total colectado en agosto se derrumbó 5,5% frente a lo ingresado en julio.
 
 Si se toman en consideración exclusivamente lo recaudado por la DGI —no afectado por los vaivenes del comercio exterior administrado—, la evolución es claramente negativa en términos reales, ascendiendo en términos nominales tan sólo 22% interanual.
 
 Los datos de recaudación desmienten las mediciones de crecimiento del INdEC, y sugieren que el nivel de actividad está creciendo bien por debajo de 2,5% anual.
 
 El impuesto a las Ganancias desaceleró bruscamente su marcha y creció 25,6%.
 
 Entre enero y julio, el crecimiento se había ubicado en 38,1% interanual promedio.
 
 La desaceleración obedeció a la exención del impuesto al medio aguinaldo de julio, que se anunció ex–post y motivó una devolución impositiva.
 
 La Secretaría de Hacienda y la AFIP optaron por difundir la performance del IVA total, que trepó 32,1% frente a agosto 2012.
 
• Pero el IVA impositivo creció 25,4% interanual, contradiciendo el relato oficial al dejar en descubierto el flojo desempeño de la actividad económica.
 
 La recaudación acumulada de este impuesto muestra una desaceleración, pues en los 7 meses que lo precedieron aumentó 25,8% en promedio.
 
 El IVA Aduanero, fruto del fuerte aumento de las importaciones durante el mes pasado, avanzó 51,2% interanual.
 
 El impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios se expandió 29,7%, apenas por encima de la inflación del período.
 
 Tanto el IVA DGI como el impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios marcaron caídas frente a lo recaudado el mes previo, confirmando el débil comportamiento de la economía.
 
 Incluso los tributos apropiados a la Seguridad Social —firmes pilares de la recaudación— han comenzado a desacelerar: aumentaron 27,8% frente a agosto de 2012 mientras que en los 7 meses previos habían trepado 34% interanual en promedio.
 
 Los derechos de importación registraron una desaceleración y crecieron apenas 16,9%, interanual.
 
En los 7 meses previos habían crecido a un ritmo de 58,5% interanual.
 
 Las retenciones a las exportaciones revirtieron la tendencia negativa y crecieron 15,1% frente a agosto del año pasado.
 
Entre enero y agosto, los derechos de exportación cayeron 11,4% interanual.

(*) Massot, Monteverde y Asoc. Consultora. Artículo publicado en Urgente 24 el 4 de Septiembre de 2013