martes, 18 de febrero de 2014

Los jóvenes de la 'década ganada' están "altamente afectados por el desempleo"

Informe OIT (*)
La Organización Internacional del Trabajo elaboró un análisis sobre la situación del empleo juvenil en la región en el que destaca la situación de "incertidumbre extrema" que vive la Argentina en ese campo. "Las tendencias no son alentadoras pues no se observa una disminución de las brechas de desempleo e incertidumbre entre la población de jóvenes y adultos", dice el informe.
La población juvenil en la Argentina se halla "altamente afectada por el desempleo y la incertidumbre"señaló un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que al mismo tiempo estima que "las tendencias no son alentadoras"
 
Por otra parte, el documento señala que en cuanto a la"posibilidad de desempleo" ésta se concentra"marcadamente" en la población juevenil del país, más que en la adulta, una tendencia que -explica- tomó impulso a partir de la crisis financiera de 2008/2009. 
 
El diagnótico forma parte del informe 'Trabajo decente y juventud en América Latina - Políticas para la Accion' (ver PDF adjunto)  que la OIT dio a conocer el 13/2 y que analiza la situación laboral de los jóvenes de la región tomando datos de entre los años 2005 y 2011.
 
"La población juvenil se halla altamente afectada por el desempleo y la incertidumbre, asimismo las tendencias no son alentadoras pues no se observa una disminución de las brechas de desempleo e incertidumbre entre la población de jóvenes y adultos", dice el informe de la OIT
 
En cuanto a la posibilidad de desempleo, el estudio indica que "la tendencia de los últimos años no muestra mejoras" y que exhibe una "expectativa de la probabilidad de desempleo juvenil" superior al 20%, más del doble que aquella observada en la población de adultos.
 
La OIT define la situación como de "incertidumbre extrema" en el caso juvenil al mostrar un rango de variación en 2011 del 40%. 
 
"Un aparente cambio de tendencia se detecta en 2008-2009, consecuencia probable del efecto de la crisis financiera internacional", explica. 
 
Según el documento, que también hace hincapié en la situación de Brasil y México, el desempleo juvenil tiene mayor incidencia en la población femenina  y su tendencia no es alentadora, ya que se mantiene estable a niveles altos. 
 
"El empleo juvenil ha encontrado similares condiciones tanto en el sector formal como en el informal, puesto que en ambos la tendencia de la probabilidad de desempleo evoluciona de manera homogénea entre 10% y 20%. Se puede observar, sin embargo, que la incertidumbre es menor en el empleo formal", detalla la OIT.
 
El documento de la Organización Internacional del Trabajo sostiene que entre 2005 y 2011, en un contexto de crecimiento económico, el desempleo de los jóvenes de 15 a 24 años de América Latina se redujo de 16,4% a 13,9%, pero esta tasa continúa siendo el doble de la tasa general y el triple de la de los adultos. Además, casi 6 de cada 10 jóvenes de la región que sí logran conseguir un empleo, están en condiciones de informalidad.
 
El informe señala que la evolución de las tendencias no son homogéneas a lo largo de los países de la región, y contrasta el caso de la Argentina, que "muestra niveles de incertidumbre con tendencia creciente y altamente volátil", con el de Perú, que "se caracteriza por una evolución estable y decreciente de la incertidumbre" como consecuencia probable "del elevado crecimiento económico experimentado por la economía peruana en la última década". 
 
De acuerdo al informe de la OIT, tomando datos oficiales de 2009, el 18,4% de los jovenes argentino no trabaja ni estudia. Días atrás la presidente Cristina Fernández contabilizó a los "ni ni" en alrededor de 1,5 millones al lanzar el plan Progresar que brinda un subsidio de $600 mensuales para aquellas personas de "entre los 18 y 24 años que no trabajan, trabajan informalmente o tienen un salario menor al mínimo vital y móvil y su grupo familiar posee iguales condiciones, para iniciar o completar sus estudios en cualquier nivel educativo". 
 
El informe agrega que en el caso de la Argentina, como el de otros países, como Brasil y Colombia, la "intervención" estatal para mejorar las condiciones y el acceso al empleo de los jóvenes consistió en la sanción de leyes y el refuerzo de "los servicios públicos de empleo, en muchos casos adaptándolos a la población joven". 

(*) OIT (Organización Internacional del Trabajo. Informe "Trabajo Decente y Juventud en América Latina". Artículo publicado por Urgente 24 el 18 de Febrero de 2014