lunes, 18 de agosto de 2014

Default: El mercado empezó a reaccionar

Por Tomás Bulat (*)

Luego de un mes de incertidumbre -¿entramos o no en default?- y después de dos semanas de si el default es de corto o largo plazo –¿será hasta el 1 de enero?-, finalmente los mercados reaccionan con un escenario más factible, que es que el gobierno no tiene ninguna intención de llegar a un acuerdo con la justicia de los Estados Unidos.

Resulta que aquel supuesto de que vale la pena apostar por Argentina porque los valores de sus activos están baratos y subirán fuertemente, comenzó a debilitarse. Estar en un país que en default y que juega con el desacato, tiene como principal consecuencia el nulo acceso al mercado de capitales, y este período puede llegar a extenderse por bastante tiempo.

Así, luego de que el presidente de la CNV dijera que Argentina no estaba en default porque los bonos no bajaron tanto, habrá que repensarlo. Los bonos comenzaron a bajar, excepto los que se usan para el contado con liqui. Es decir, los que se utilizan para sacar el dinero de Argentina.

La suba del dólar blue a más de 13 pesos, la duplicación de la compra de dólar oficial, la fuerte suba del dólar bolsa y de los bonos con sede en Nueva York, ya marcan el cambio de humor de los operadores locales y extranjeros.

Alineación de expectativas.
La reacción de esta semana es una muestra clara de que las expectativas de los inversores están alineándose en la dirección de un default prolongado, y que las interpretaciones sobre el futuro comienzan a ser más comunes (y negativas) y menos disimiles.

Esto implica que, de no hacer algo distinto que marque un acercamiento a la resolución de los conflictos, el mercado va a seguir saliendo, es decir los bonos y las acciones cayendo y el dólar subiendo. 

Lo paradójico es que la única razón para que el gobierno haga algo distinto es que efectivamente el mercado reaccione negativamente. Por lo tanto, esta semana empezó un nuevo juego en el que el default se comenzará a sentir en la plaza financiera. 

El dólar comenzará a salir de su dormitar y junto con su alza, la incertidumbre y la recesión seguirán creciendo.

Todos sabemos que en economía se puede hacer cualquier cosa, pero también sabemos que lo único que no puede hacerse es evitar las consecuencias de esas acciones. 

El mal manejo macroeconómico y el default no son gratuitos. En las próximas semanas comenzaremos a ver y sentir el verdadero costo de estas decisiones.


(*) Tomás Bulat. Economista, periodista y docente universitario. Artículo publicado en "El punto de equilibrio" el 13 de Agosto de 2014

Fuente: http://www.elpuntodeequilibrio.com/Articulo/Vista/Default+El+mercado+empezo+a+reaccionar