viernes, 19 de diciembre de 2014

Peligro: BCRA camino al default

Por Tomás Bulat (*)
Esta nota posiblemente sea muy técnica, pero tiene por objetivo alertar a quienes les interesen dos temas: la posibilidad de tener una moneda nacional y la capacidad de pensar en el mediano plazo. 

Con esas dos condiciones –si he de ser sincero- ya perdí varios lectores. Pero la seriedad del tema lo amerita.

Primero, un resumen
Se debe distinguir entre el Tesoro Nacional y el Banco Central de la República Argentina. Ambos organismos se endeudan, pero con ciertas diferencias: El Tesoro Nacional toma deuda en moneda local, muy poca, y en moneda extranjera (la mayoría). En cambio el BCRA toma deuda principalmente en moneda nacional, mientras que sus activos son en moneda extranjera (estas son las famosas reservas). 

Como consecuencia de esto, el Tesoro Nacional, cuando hay problemas económicos y cuando la economía se queda sin dólares, entra en default. Situación que ya fue vivida varias veces en la Historia Argentina. 

Pero como las deudas del BCRA son siempre en pesos, nunca entró en default. Porque ante una situación extrema, siempre cuenta con la posibilidad de emitir pesos suficientes para pagar. Mientras que, por otro lado, su deuda en moneda extranjera nunca fue importante y mantenía sus reservas en valores positivos. 

En la historia, entonces, el Tesoro Nacional entro en default varias veces, en tanto el BCRA nunca lo hizo.

Sin embargo surgió una nueva etapa en la vida del BCRA, iniciada con Mercedes Marcó del Pont y profundizada a toda velocidad ahora con la gestión Vanoli. 

La deuda sin finEl BCRA ahora no sólo toma deuda en pesos en cantidades descomunales -piensen que en 2014 la deuda en LEBAC pasó de 93.000 millones de pesos a 228.000 millones en 12 meses- sino que lo hace a una velocidad alarmante.

Ahora bien, más allá de la deuda en pesos, la novedad es que el BCRA se está endeudando en  moneda extranjera sostenida y rápidamente. Es así como aparece el escenario en el cual si la deuda es más elevada que los dólares que tenga de activos, el BCRA puede llegar a vivir un default por primera vez en su historia. 

Las reservas hoy
Las reservas del BCRA están 30.707 millones de dólares. Pero buena parte de ellas corresponde a deuda. La información sobre la composición las reservas no es clara, sin embargo se lograron conocer algunos detalles:

Se debe al Banco Central de Francia unos 3.000 millones, también al BIS otros 1.000 millones. Existen 5.000 millones que son los depósitos de los particulares en los bancos. En los últimos meses se sumaron 2.300 millones que se le deben al Banco Central Chino.

Se deben incluir los 1.300 millones no pagados de la deuda canjeada, más los adelantos por 1.500 millones de dólares de las empresas exportadoras de cereales. 

Hay también deudas de importadores por otros 4.000 millones de dólares.

Por lo tanto, la deuda del Central ya es cercana a los 18.000 millones de dólares  Es decir que el 60% de las reservas ya están comprometidas.

Verán que no estamos incluyendo la deuda de los holdouts, ya que eso es deuda del Tesoro y quizás –con mucha suerte- se logre refinanciar con un nuevo bono.

El 2015
El 2015 viene con más restricciones de dólares. Primero, un déficit comercial que difiere con los 6.500 millones de dólares de superávit de este año. Hay un vencimiento muy fuerte de deuda por 13.500 millones que podría ser en parte refinanciado. 

Lo cierto es que no se visualizan grandes ingresos de dólares por lo que se seguirán utilizando las reservas para esas necesidades. Por lo tanto, podría suceder que todas las reservas a fin del 2015 terminen siendo deuda del BCRA con otros bancos. 

No estamos cerca de esta situación todavía, sin embargo de seguir con esta política, a fines del 2015 podríamos llegar a esos límites. De ser así, el próximo gobierno no solo deberá renegociar la deuda externa del Tesoro Nacional, sino también la del BCRA. 

Es increíble que luego de varios años de tener un excedente comercial excepcional, el BCRA proyecte terminar el 2015 con un nivel de reservas netas de los más bajos de su historia.

Es imposible tener una moneda fuerte y estable con un Banco Central débil. Así es que en el 2015 deberemos hacer los números para ver si no solo continúa en default el Tesoro Nacional, sino además si por primera vez lo hace el Banco Central de la República Argentina.


(*) Tomás Bulat. Economista, periodista y docente universitario. Artículo publicado en "El punto de equilibrio", el 17 de Diciembre de 2014

Fuente: http://www.elpuntodeequilibrio.com/Articulo/Vista/Peligro+BCRA+camino+al+default