lunes, 7 de diciembre de 2015

Política y deuda pública argentina

Por Eduardo Filgueira Lima (*)
Parece que a los argentinos nos cuesta aprender!!!
La clase política siempre encuentra "buenas razones" para gastar más de lo que debe,.. o por lo menos entiéndase así: "...a gastar más de lo que el país produce o eventualmente podría producir (porque de esa producción, vía impositiva se financia en gran medida el Estado),.. y ese es el límite que el mismo político se autoimpone (tanto más cuanto si no estimula una genuina producción) aunque crea que con diversos mecanismos espurios puede de otra forma financiar su gasto y asignarlos según su discrecionalidad,..
En esta posición, propia de un pensamiento de corto plazo, la “tasa de capitalización”, es decir: el ahorro y la inversión, no importan (aunque se declame lo contrario).
Y los ciudadanos no parecemos encontrar contradicción alguna en este proceder. Nos han metido en la cabeza que eso del mercado es del maléfico capitalismo, que tiende a fines egoístas e individuales y el único "benefactor" es el Estado que vela por todos y atiende al bien común,.. ¿? (este es otro punto que merecería una amplia discusión),..
Finalmente se castiga a toda la sociedad a un crecimiento menor y a un gasto público mayor, que cuando excede los recursos genuinos disponibles -y ante sucesivos déficit- se transforma en “deuda pública". 
Hoy nuestro país finaliza 2015 con un déficit fiscal de 7% del PBI y una deuda pública que alcanza al 50% del PBI (maltrecho dado que está inflado por la medición con un u$s subvaluado) y además el 47% de ese PBI es gasto del Estado, (financiado con una gran presión impositiva y una impensada emisión monetaria, dos medidas que tienen consecuencias económicas graves).  
Muchos kirchneristas dicen que la deuda pública no importa porque solo representa el 50% del PBI,.. pero se equivocan: su estimación sería cierta si el país produjera mucho más. 
La relación Deuda Pública/PBI no tiene un correlato lineal: hay países que tienen una deuda pública de hasta 3 veces su PBI,.. pero la diferencia es que han volcado sus esfuerzos en producir!!!! y la deuda es soportable e incluso útil a sucesivas inversiones. 
Argumento anti-Keynes: "....de nada vale financiar la demanda (discurso, política y muletilla de este gobierno que se va),.. si no hay oferta (producción) disponible,.." 
En el largo plazo, una menor producción conduce al estancamiento de la economía (esto significa menor disponibilidad de bienes y servicios provistos por el mercado) y si existe una demanda insuflada (inyección de recursos por parte del gobierno) se sucede un aumento del costo unitario de los bienes (escasos) demandados,.. y ese mayor costo se sustenta básicamente en la pérdida del valor de la moneda (se requiere más para adquirir lo  mismo), dado el incremento de la masa monetaria (por emisión y otros artilugios que los gobiernos disponen sobre los bancos y el crédito).
Digámoslo así: “..con la emisión y el aumento de la masa monetaria cada unidad de moneda tiene un valor menor consecuencia de un exceso respecto de la demanda,.. la consecuencia es lo que conocemos como inflación,…" 
Esto es lo que sucede cuando los gobiernos –para compensar su déficit– financian la demanda con emisión monetaria
Cuidado con quienes nos gobiernan: podemos pedir más y los políticos tienen incentivos para conceder las demandas (aunque muchas veces sean descabelladas),...pero si no se produce (se invierte y se trabaja) y se recurre al Estado para subsidios perversos (y esto incluye tanto al empresariado como al ciudadano de a pié), las consecuencias son previsibles aunque se disimulen.
Aunque se monte el discurso de la reindustrialización y todavía se fantasee con el obsoleto “sustitución de importaciones”,.. la verdad es que producimos poco en comparación con las posibilidades que tiene el país y el gobierno gasta más de lo que debe.
Esta es la base del descalabro económico que nos dejan los K y que será difícil remontar!!! 
Macri tiene un gran desafío por delante. Confío,...espero,... tengo la esperanza y creo que lo puede superar,... (aún no habiendo asumido, sus primeros pasos parecen indicar que va en la dirección correcta para integrarnos al mundo)
Pero también, es imprescindible: ARGENTINOS A LAS COSAS!!!!!!!! 
Entender esto permitirá un país cuyo crecimiento ofrezca oportunidades para todos!!


Buenos Aires, 3 de Diciembre de 2015
(*) Eduardo Filgueira Lima. Director del CEPyS