miércoles, 29 de junio de 2016

El desafío más grande y complicado es achicar el déficit fiscal

Por Manuel Solanet (*)

China no crece tanto, Brasil podría caer más y Estados Unidos está achicando su brecha fiscal con mejores números de empleo pero con una inflación que preocupa. Estas son situaciones condicionantes para la Argentina, por eso el desafío es mayor.
En ese orden, el Ing. Manuel Solanet se mostró preocupado. “El kirchnerismo hizo un crecimiento del gasto sin precedentes en la historia –dijo- con un gasto de 46 puntos del producto agregado (nación, provincias y municipios) y una presión impositiva de 40 puntos del producto. Esto es algo inédito que le genera muchos problemas al Gobierno actual. En este panorama se hace necesaria una reducción del gasto que estimamos en un 11%, para volver a tener equilibrio fiscal.
El tema es dónde hacer esa reducción, porque hay ítems como jubilaciones que no se pueden tocar. Las metas más fáciles de abordar para esto serían reducir los subsidios económicos, los gastos superfluos de la política (viajes, automóviles con chofer, etc) y el costo que genera la corrupción”, dijo el economista.
(*) Manuel Solanet. Presidente de la Fundación Libertad y Progreso.